Sólo el pueblo organizado es democrático

Héctor Miranda