Síntomas de que nos estamos poniendo viejos

Prof. Christian Cazabonne

Cuando, siendo hombre, por fin eres capaz de decirle que NO a una mujer sin  remordimientos.

Cuando, siendo mujer, por fin eres capaz de decirle que SI a un hombre sin remordimientos.

Cuando haces deporte y, orgulloso, le cuentas a todo el mundo que lo haces.

Cuando hay remedios o medicamentos en la mesa de noche.

Cuando la virginidad hace tiempo que ya no es tema de conversación.

Cuando los niños con quienes, hasta hace poco, tenías cierta complicidad, ahora te dicen “señor”, te tratan de usted… o, peor aún, te dicen “tío”.

Cuando necesitas mucho más tiempo que una mañana para recuperarte de una trasnochada.

Cuando tú mismo cuelgas la toalla después de ducharte.

Cuando te molesta que otro deje la pasta de dientes destapada.

Cuando tus sobrinos saben más que tú de computación.

Cuando tus amigos se casan sin estar apurados.

Cuando tus primos chicos te piden cigarros.

Cuando vas a la playa y puedes pasar todo el día sin meterte al mar.

Cuando ves los partidos y conciertos por la tele, en vez de ir a verlos en vivo.

Cuando, para hacer deporte, compras ropa que te tape en vez de mostrar.

Cuando prefieres ver a un amigo que hablar con el hoooooooras por teléfono.

Cuando ya sabes lo que quieres.

Cuando, después de leer este e-mail, decides enviarlo a un amigo que seguro le va a gustar.  

Cuando vuelves a llevar regalo a los cumpleaños igual que cuando eras chico.

Amigos, no se preocupen, al fin que hemos vivido de ¡¡¡MARAVILLA!!!  Eso espero.

La vida es un sueño, algunas veces te despiertas, pero cierra los ojos y vuelve a soñar.

 Fuente: PowerPoint.org
E-mail: prof.cazabonne@hotmail.fr


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.