Terrenos en Cabo San Lucas

La herencia…

Todos los que viven del gobierno y que no ven más allá de las órdenes que obedecen a ciegas

Todos los que viven del gobierno y que no ven más allá de las órdenes que obedecen a ciegas. Todos aquellos que ya olvidaron o que no conocen nuestra historia, podrían decir que los cachanías somos unos inconformes. Que nada nos tiene contentos y, lo peor, que nada hacemos por remediar, lo que suponemos, no es de nuestro merecimiento.

Por supuesto, se trata de las acciones –o las inacciones-, que los gobiernos estatal y municipal debieran consensuar con su pueblo. Sobre todo cuando se trata de altas inversiones para obras de infraestructura ya que, tanto  en el Municipio de Mulegé, como en  BCS, es el Jefe del Poder Ejecutivo quien decide que hacer, que construir o que destruir, así como que pintar y que despintar; que pavimentar  o  que rehabilitar… Todo lo que  vaya a favor –o en contra-, de la ciudadanía. Al pueblo, al pópulo no se le toma en cuenta.

Y es que ese autoritario legado  que quedó como herencia desde 1999,  no ha podido –porque además no han querido- ser rechazado por ningún Alcalde y, menos, por quienes han  gobernado  en BCS.

Hasta 1999, quienes podemos recordar, existieron en la práctica los Comités de Planeación y Desarrollo Municipal (COPLADEM). Eran organismos compuestos por ciudadanos y estaban coordinados por la autoridad municipal a través de la Dirección de Planeación Municipal. Allí se discutía la obra pública en base a un techo financiero que presentaba la dependencia municipal y se priorizaban las obras. Cabe señalar que obras de cabecera, lógicamente, no eran priorizadas allí, porque para ese tipo de infraestructura, por razones obvias, la autoridad llevaba mano. Pero lo urbano, lo cotidiano; lo que nos afectaba –o nos beneficiaba- cada día, cada tarde y cada noche, eso sí se discutía y se priorizaba –DEMOCRÁTICAMENTE-, en el seno del COPLADEM.

Eran horas de extenuante trabajo civil.

Era el empoderamiento que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos le dio a su pueblo. Esa capacidad – y más que capacidad, poder-, para decidir democráticamente que obras hacer o que obras no hacer. Después venían las licitaciones y toda esa parte técnica y administrativa que era, también, parte del compromiso – y la implícita obligación-, del gobierno en realizar, así como la ejecución de las obras, donde de nuevo, el pueblo tenía participación a través del Comité de Obras, los cuales, daban la certidumbre de que la construcción iba a ser de buena calidad o, al menos, se iba a utilizar el material o los materiales especificados en los proyectos.

Todo eso desapareció. Nos quitaron el poder de decidir por nosotros y, empezaron a decidir ellos, de manera unilateral, autoritaria.

Eso pasó con la decisión de destruir un parque tradicional a la entrada de muestro pueblo, el cual, dicho sea de paso, fue reconstruido hace apenas nueve años,  para ahora reducirlo a la mitad y hacerlo estacionamiento. Curiosamente, este parque fue reconstruido cuando gobernó Mulegé quien ahora gobierna de facto. Su obsesión por destruir lo tradicional en un pueblo histórico, de donde él no es nativo (y no es chovinismo), debiera llamarnos la atención porque ya había destruido aquella Plaza Juárez de antaño para construir una plancha de concreto de tan mala calidad que, a solo nueve años de edad, ya se está partiendo por todos lados. Hoy es una plazuela que no tiene bancas, arbotantes; desaparecieron aquellos frondosos arboles de la India y, lo peor, destruyó el muro de contención boleriano que ahora da paso a inundaciones en la zona más baja de Santa Rosalía, y que va desde la propia Plaza Juárez, hasta el parque ahora en demolición.

Todo, sin tomar en cuenta al pueblo. O a las fuerzas vivas de nuestra comunidad.

Santa Rosalía ha sufrido en la última década los embates de algunos  huracanes. El último, Newton, dañó seriamente su infraestructura urbana. La avenida Manuel F. Montoya es quizás la obra que más requiere de una fuerte inversión para rehabilitar las losas del concreto que la componen y el alumbrado púbico –tan necesario con la ola de robos que azota nuestra comunidad-, recién construido y que también colapsó. El cárcamo numero dos ubicado en el Barrio “El Retiro” sigue derramando las aguas negras al mar. Las entradas Sur y Norte al puerto son un desastre y, las calles de todas las colonias están iguales o peor. La escollera del puerto fue muy dañada en la zona que llamamos “malecón”. La infraestructura deportiva ya no aguanta otra lluvia. Es urgente invertirle al estadio de Beisbol “Estrellas de Cachanía”, Mientras la  mítica Pedro “Rucho” Ceseña se cae a pedazos. El “Antonino Arciniega” ya no se le dio continuidad a la obra de reconstrucción que tanto dinero costó y la pista atlética entró en el abandono oficial.

Todo porque el actual gobierno no inició esas obras.

A quien le preguntes que es lo que urge en Santa Rosalía te responderá:   “una red contraincendios”… Pero tal parece que a la Alcaldesa y a su cónyuge “mandón” ya se les olvido lo que pasó en diciembre pasado… Ellos solo ven por su propio peculio.

Ha de tener que suceder –aunque le pedimos al creador que no-, otra desgracia para que las autoridades se pongan a trabajar, porque en el año que llevan –dizque-,  gobernando, solo se les ha visto hacer fiestas,  manejar –y cambiar a cada rato-, vehículos de reciente modelo, vestir todos iguales, confundiendo lo casual con lo castrense y  andar de restaurant en restaurant –por su supuesto afín a su intereses políticos y electorales-, gastándose el erario municipal.

Mosaico Político

PREVENIR… Decía hoy el gobernador de BCS, Carlos Mendoza Davis, en su mensaje a los sudcalifornianos, después de la ola de violencia y el azote de la delincuencia en toda la media península, que corresponde a la autoridad local: RECUPERAR, PREVENIR y CUIDAR… Y esto es precisamente lo que la autoridad local, la de aquí en Mulegé, es lo que no está haciendo… Sobre todo en el tema de PREVENIR, que es lo que le atañe a la Policía Municipal…  Ellos dicen –y con justa razón: “detenemos a los rateros y los ministeriales o el fiscal los deja libres”… Y nosotros como ciudadanos les decimos: “Pues vuelvan a detenerlos y si los vuelven a dejar libres, vuelvan detenerlos y, así, aunque sea esto cuestión de nunca acabar, Ustedes tienen que detener al ladrón porque ese es su trabajo, PREVENIR”… Es como ir al baño y no asearte porque volverás a defecar…  Ante la inexorable ola de robos, ya empiezan a surgir vecinos que  se están organizando para vigilar sus áreas de viviendas porque, simplemente, no hay vigilancia nocturna y los robos están a la orden del día en este puerto que ya perdió la calma… “un país vale lo que vale su prensa”. Albert Camus. (Mondovi, Argelia, 1913 – Villeblerin, Francia, 1960) Novelista, dramaturgo y ensayista francés, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1957. Nacido en el seno de una modesta familia de emigrantes franceses, su infancia y gran parte de su juventud transcurrieron en Argelia. Inteligente y disciplinado, empezó estudios de filosofía en la Universidad de Argel, que no pudo concluir debido a que enfermó de tuberculosis).


* * *


Una Respuesta de La herencia…

  1. EL JUSTO 26/10/2016 en 9:31 PM

    EL RATA QUE SE VE EN EL VIDEO QUE TOMO LA CAMARA DEL MOVISTAR ES EL JOSE EL CHIFLA BURRAS QUE TAMBIEN ANDA DESATADO

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.