De reelecciones y lealtades…

La historia de la reelección en Baja California Sur (BCS) está por empezar

La historia de la reelección en Baja California Sur (BCS) está por empezar. Esta Reforma Electoral obedece a una mega tendencia política (las hay tecnológicas, educativas, económicas, etc.), que proviene de países tan alejados como los europeos y tan cercanos como algunos de Latinoamérica y los Estados Unidos de América (USA).

Para obedecer a estos cambios nuestra sociedad debió haber obtenido ciertas competencias y actitudes de cohesión social, entre ellas, la cultura política  que es precisamente de los que más adolecemos en nuestro País en lo general y, en BCS, en lo particular.

¿Cómo un pueblo habría de reelegir  a un alcalde sin carácter, suplantado, manipulado o, a un diputado local, totalmente sometido?

¿Cuál será la premisa ciudadana para darle de nuevo la oportunidad a un sátrapa o, evitar que el poder, como tal, evite que aquel servidor público comprometido con los ciudadanos logre de nuevo volver a su escaño, o a su Alcaldía?

Lo anterior viene a colación porque desde que inició este año 2017, se empezó también la promoción mediática de quienes viven en el mundo político local. Vemos como amanuenses crónicos se convierten en expertos analistas de gente que, por –el nefasto principio- del derecho de sangre, por asuntos de “negocios” o, por capricho de papá y, hasta de mamá, sin que tenga nada que ver la experiencia o el recorrido en un servicio profesional de carrera que no existe o, lo más aberrante, simplemente porque eres la mujer –o el marido- de un candidato caído, les dan el derecho –y la sabiduría- para poder gobernar un municipio que se está cayendo en pedazos.

Y esta danza de nombres y renombres que se extiende desde helado invierno hasta el verano estival, pasando por el otoño gris y de nuevo el gélido invierno hasta engañar las mentes con dádivas y colmar los sentidos con tanta estridencia y despilfarro de los dineros públicos porque, además, nadie de quienes compiten por el poder, gasta un peso de su bolsa.

En este contexto, los cinco Alcaldes de BCS, por más insistencia mediática que desplieguen, solo uno de ellos podría intentar reelegirse con buenos resultados, mientras que los otro cuatro prácticamente quedarían simplemente reprobados.

Está por demás reclasificar la serie de errores y tropiezos que ha significado el gobierno de Cecilia López González en Mulegé. Un gobierno suplantado por su cónyuge y matizado por el nepotismo, el compadrazgo y el abuso de poder, mientras que en Loreto, sucede exactamente lo mismo.

En Comondú, sus habitantes han podido constatar que a “Panchito” Pelayo la política solo se le da para enriquecerse, porque por lo demás, su trabajo no ha pasado de regalar perros calientes, muy bueno para las fiestas, y montar una arenga por la instalación de paneles solares en el Palacio Municipal como si los comundeños estuvieran negados a vivir bajo el signo de la modernidad y el ahorro de energía.

Un icono de todo este desastre, sin duda, es el Alcalde de la Paz Armando Martínez Vega. Su gobierno que inició prácticamente muerto, solo ha sido escaparate de escándalos y promesas incumplidas. Tan mal le ha ido a Martínez Vega que estuvo a punto de revivir políticamente a la priísta Estela Ponce Beltrán, antes que él, lo peor  que el Ayuntamiento paceño ha tenido como Presidente Municipal.

De ahí que ninguno de estos Alcaldes, mucho menos sus aliados y quienes han gravitado en sus erradas administraciones, tengan la mínima oportunidad de reelección.

De su parte se pueden ver los esfuerzos mediáticos sin ninguna respuesta favorable para re-lanzar sus disminuidas figuras, quizás no para reelegirse porque sería casi imposible, sino más bien  para mitigar el daño que  han provocado al proyecto panista que pretende eternizarse en los poderes municipales.

La reelección debe ser un tema de mucho interés para el gobernador de BCS Carlos Mendoza Davis. Sobre todo porque las elecciones del 2018 será un parteaguas de su gobierno y el que le heredó Marcos Covarrubias Villaseñor.

Un antes y un después donde tendrá que preparar su salida y ninguno de estos cuatro munícipes, y menos quienes han vivido en su entorno, le pueden ofrecer votos… Mucho menos lealtad. De ahí que las baterías mediáticas busquen en la zona más austral de BCS a quien podría ser el fiel de la balanza.

Arturo de la Rosa ha venido a ser por mucho  el Alcalde que mejor ha hecho las cosas en BCS. Con todo y los señalamientos que se le han endosado en materia de seguridad pública, el Alcalde de Los Cabos ha desplegado mucho trabajo social. Su gestión para solucionar de una vez por todas la sed que padece el pueblo cabeño, le da la estatura del estadista que los otros munícipes no han logrado alcanzar.

Si bien Los Cabos vive un clima de inseguridad, esto es producto de una inercia que nadie ha podido parar y, su exacerbación, nada tiene que ver con las acciones y gestiones del actual gobierno municipal.

Mosaico Político

Las sales volvieron a su nivel en Exportadora de Sal de Guerrero Negro… Acéfala todos los días la gerencia de API en Santa Rosalía… Sigue la repartición de bienes municipales entre la “familia feliz”… Desvió de recursos alimenticios  hacia promotores del voto panista en DIF… Coerción de la administración hacia comerciantes –no adictos al poder municipal-, por parte del Ayuntamiento de Mulegé… Sin asistir la ciudadanía a los eventos oficiales del gobernador Mendoza en Mulegé… Hasta la supervivencia de una banda de ladrones necesita de la lealtad recíproca. Antonio Genovesi (1713-1769) Economista italiano.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.