Abandonar y mentir para culpar…

Dejar en el abandono todo para después repartir culpas

Santa Rosalía, Baja California Sur.- Con extrema arrogancia desdeñaron toda invitación para enterarse de lo que había y lo que faltaba por hacer. Se negaron a todo para después buscar culpables de todo. Se negaron desde aprender a operar las bombas que llenarían  de agua potable la gigantesca pila que se encuentra en el cerro arriba de la Colonia Nueva Santa Rosalía, hasta siquiera ver los avances de la infraestructura deportiva que se les heredaba a los atletas locales y, con la petulancia que los caracteriza, dejaron todo en el olvido.

Dejar en el abandono todo para después repartir culpas, esa fue su estrategia  que, aunque tuvo su trascendencia,  en poco tiempo les empezó a causar problemas.

El estadio de futbol “Antonino Arciniega” tuvo que abrir sus puertas por el movimiento de protesta que se empezaba a gestar en el gremio futbolero. No fue siquiera inaugurado y la falta de un sistemático mantenimiento, está dando al traste con una infraestructura que costó muchos millones de pesos, donde cabe mencionar que, el poco mantenimiento que tiene, es la limpieza general que hacen algunos trabajadores municipales y la liga local de futbol. Si no, esta importante infraestructura deportiva, como las que se encuentran en la Unidad Deportiva, fuera un muladar.

Abandonar para culpar. Esa es la consigna. Retrograda a todas luces.

Más que implacable, la Tormenta Tropical “Lidia” fue generosa con nosotros. Trajo mucha agua para los que la necesitan y, aunque hubo algunos destrozos e inundaciones que no pasaron a mayores, estas consecuencias son –y han sido- provocadas por la mala planeación o falta de manteniendo de la infraestructura que se dañó.

Por ejemplo: los daños que recurrentemente suceden en la heroica Mulegé producto de las inundaciones, la mano del hombre no está presente, con todo y que a esa cuenca le urge un sistema de presas y represos que contengan el agua y le retarden su llegada al mar, para que se propicie el circulo virtuoso de conservar el suelo, que se infiltre el agua para que llegue a los mantos acuíferos y que se refleje en la recuperación del aforo en los pozos agrícolas, en lugar de ocurrir exactamente lo contrario, ya que las avenidas de agua los azolva, les daña su equipamiento y siniestra sus cosechas.

Todo esto sucede en la zona agrícola de la heroica Mulegé cada vez que pasa una tormenta y, con un huracán es mucho peor, ya que el pueblo queda anegado con agua y lodo.

Pero hoy por hoy no existe en el gobierno una visión estadista, sino todo lo contrario, soslayan todo problema y reparten culpas. No sin antes hacer un  recorrido -carnavalesco- por la zona, donde los menos presentes son los afectados, para después hacer un desplante mediático –en FB-, de una presencia que a final de cuentas resulta inútil.

En esta cabecera municipal los daños fueron menores. No pasó del cochinero que siempre se hace y, el ridículo que hizo el gerente del OOMSAPAS, al presumir una obra  -con tubería adecuada (sic)-, que al par de días del paso de la tormenta “Lidia” colapsó, mientras que lo sucedido en el andador costero si es algo que habrá que analizarse.

Newton el año pasado dañó severamente los cimientos –si es que los tiene-, del andador costero, lugar que aparte de ser la entrada Sur de la Ciudad, sirve de esparcimiento y donde se reúnen a hacer ejercicio los cachanos, porque la escollera (conocida aquí como malecón), parece estar cerrada para siempre.

Hace un año pues que esa mole de concreto fue dañada por las aguas que trajo Newton, sin embargo nunca fue rehabilitada. Es más, tal es la omisión –a todo lo que haya hecho un Alcalde anterior-, que seguramente  las autoridades y funcionarios públicos  ni siquiera se percataron del daño irreversible de la obra.

La obra colapsó en una sección y, será una millonada –seguramente-, la que erogará el Ayuntamiento para pagar al constructor de la familia y rehabilitar ese andador.

De nuevo el abandonar para después culpar como parte de una estrategia de gobierno que no tiene nada que ver con las nuevas  tendencias de hacer política y de administrar los bienes públicos. Tal parece que se han quedado en una capsula del tiempo. Un círculo vicioso que solo busca beneficiar a un par de familias y a un ejército de rémoras que viven pegadas y a ciegas a una ubre que los alimenta del erario y de los impuestos de los demás.

Abandonar para culpar. Una estrategia política que jamás debió trascender, pero que nuestra cultura del subsidio le dio ese lugar.

Mosaico Político

“Un piedrón tapó el pozo de visita de la maquinita”… Ni él se la creyó…. Esa fue la mentira que se aventó el Director de OOMSAPAS de Mulegé para justificar una obra que no funcionó…. Y no funcionó porque otros son los orígenes de la falla, los cuales son explicados -a grandes rasgos-, por el profesionista Cutberto Sandoval en el post  de mi perfil de FB, donde publicamos la arrogancia con la que el titular del OOMSAPAS de Mulegé declaró que dicha obra no había fallado con estas lluvias porque habían puesto la tubería “adecuada”($$$$), como si todos los anteriores directores del SAPA fueran unos inútiles y, hasta unos ignorantes… Como siempre culpando a otros, nomás que ahora se fue grande porque culpó a un “piedron” (de risa ¿no?)… Imagínese el piedrón y el viaje que tuvo que hacer desde su origen hasta ese estrecho drenaje para atorarse allí, precisamente allí, donde acababa de terminar una obra de la que por cierto no dijo -de nuevo-, quién la construyó… Me recordó al épico viaje del pez payaso, Nemo, del filme animado “Buscando a Nemo”… Nomás que aquí sería: “Buscando al piedrón”… La verdad que ésta demagogia ramplona no causa otra cosa que hilaridad… Hasta catorce propiedades privadas habrían sido afectadas por la ambición municipal… Dos de ellas ya fueron recuperadas a un alto costo para sus propietarios…Pronto noticias de La gente involucrada en esto… La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.