Opinión

Sección de Opinión.

La grilla

La grilla

Para nadie es un secreto el descarado respaldo que le otorga Narciso Agúndez Montaño a Luis Armando Díaz para que éste pueda penetrar en el ánimo de la ciudadanía.

La suerte está echada

La suerte está echada

La semana pasada y la actual han sido el escenario para que los trabajadores burócratas manifiesten su inconformidad por el retraso de sus pagos correspondientes a los bonos estipulados en el contrato colectivo de trabajo.

La grilla

La grilla

Nada bueno podía esperarse de Luis Armando Díaz, quien ha demostrado que es capaz de todo con tal de obtener el poder público en Baja California Sur. Y prueba de ello ha sido la gran mentira que tejió alrededor del Obispo de La Paz, Miguel Angel Alba Díaz.

Blanco y Negro

Blanco y Negro

Si la suerte lo permite tendremos un gobernador chaparrito, curiosito, menudito. Así que la comida regional ya no será caguama… sino el menudo.

El robo de arte está de moda

El robo de arte está de moda

Las amapolas, una de los más famosas obras de del pintor holandés Vincent Van Gogh, ha sido robado el pasado sábado 21 de agosto del Museo Mohamed Mahmud Jalil en El Cairo, Egipto. La pieza posee un valor de 50 millones de dólares.

Directo.. y al grano

Directo.. y al grano

Y pese al desplome social-electoral que observa Luis Armando Díaz, luego de haber utilizado la figura del Obispo de La Paz, Monseñor Miguel Angel Alba Díaz, para elogiarse en los medios locales adjudicándose principios y valores que presume tener, es evidente que Narciso Agúndez Montaño no descansará hasta hacerlo candidato del Partido del Sol Azteca a la gubernatura.

La Grilla

La Grilla

Una vez que el Obispo de La Paz, Miguel Angel Alba Díaz, destacó los principios y valores del precandidato del Partido de la Revolución Democrática a la gubernatura, Luis Armando Díaz, de inmediato algunos dirigentes de partidos políticos e, incluso, la Consejera Presidente del Instituto Estatal Electoral, Ana Ruth García Grande, hicieron ciertos señalamientos al respecto.

Héctor Miranda