Las cosas se han vuelto muy sencillas: bussines are bussines

Oportunidad de negocios

Desde que los Chicago Boys dominan el mundo, desde que el neoliberalismo campea por el orbe, las cosas se han vuelto muy sencillas: bussines are bussines. Lo que importa es la ganancia, el negocio. ¿El protocolo de Kyoto? Bien gracias. El calentamiento global es una leyenda urbana que a nadie interesa. Resultado de la profundidad del pensamiento de Milton Friedmann, es también que la cultura del narcotráfico ha devenido en fenómeno pop, pasando de lo marginal a lo in, desde que televisa descubrió que los nacos también compran, no hay protagonista de novela que se peine o use zapatos.

Había una contradicción en el modelo económico que por un lado incentivaba el afán de lucro, y por otro limitaba el cabal disfrute de dichas riquezas, es decir, el dinero no podía tener además de su valor intrínseco, el glamour de la valoración fetichista. De tal manera, el narcotráfico empezó a salir del clóset y a transformarse en algo socialmente deseable; azuzado por la necesidad de legitimación del gobierno de la renovación moral, empezó a  gestarse el narcotráfico como efecto mediático, Miguel Ángel Félix Gallardo, culto, bien educado, refinado, será a caso el primer narco-socialité del país. Sin embargo, ese modelo de gángster-dandy, no era lo que el país necesitaba, era un cliché demasiado apegado al estereotipo del mafioso italiano, necesitábamos algo menos sofisticado, más del tercer mundo que diera impulso a otras industrias también. Es con Rafael Caro Quintero, el primer narco-selfmademan, que empieza a delinearse lo que se sería la cultura mediática del narcotraficante como aspiración social. Caro Quintero es también el primer narco-romeo que pone en juego todo por amor, por vivir su loca pasión con Sarita Cosío. De ahí en adelante deviene lo ilícito como plusvalía, y el derecho de quienes trabajan al margen de la ley, de que su esparcimiento no sea cosa marginal, después de una jornada de 8 horas al margen de la ley, lo menos que merecen es disfrutar del fruto de su trabajo en los mismos restaurantes o discotecas que el resto de los ciudadanos.

Resulta entonces que se genera toda una industria y una parafernalia mediática y comercial respecto de esta actividad. Después de la muerte de Chalino Sánchez, se ve que no es negocio tener a los compositores y cantantes en la nómina, por lo que la industria del narco es la primera en recurrir al outsourcing para generar su discografía, su ropa, su calzado y todo lo que hoy en día lo identifica. Las grandes fiestas amenizadas por los principales cantantes del país, los compadrazgos con artistas, deportistas y políticos son la cereza del pastel.

Hoy en día, el narcotráfico tiene su propio universo mercantil, existe todo un aparato que provee de mercancías a esta subcultura, como lo existe para el sector  religioso o deportivo. Es por ello, que viendo que esta actividad es ya socialmente bien vista, que proponemos entrar a este mercado aprovechando el nicho musical, que si bien es cierto está ya patrocinado por los capos, consideramos que es una oportunidad de negocios que está limitada y que no permite las bondades de la libre empresa, de hecho existen ya presiones de las corporaciones internacionales para liberar a este sector. Es por ello que viendo por un lado lo rentable, y enajenable, de este sector del mercado, proponemos que se use el nombre de los capos en desgracia para seguir impulsando la economía del país comercializando a su nombre ciertos productos y servicios que, sin duda alguna, sus fans consumirán. Por ejemplo:

Ya agarraron a fulano
No lo vayan a soltar
porque en su (Ford, Chrysler, Hummer, etc.) no lo podrán alcanzar
fue una noche de carnaval
en el mejor de todos,
el carnaval de La Paz (patrocinio ayuntamiento)
ese día temprano escuchó sonar su celular
no le hizo caso al (Blackberry, I-Phone, Smart Pone)
y se fue a desayunar
al llegar a ( Los Laureles, Vips, Sanborns) le volvieron a marcar
él miró su (Rolex, Omega) y se dispuso a contestar
dio una patada al suelo, con (sus Nike, Adidas) que le gustaba calzar

 De tal suerte, estaremos, además de la compra del disco y los boletos para los bailes, el narco corrido estaría impulsando otros sectores de la economía, y es una excelente oportunidad para el autoempleo, se venden los derechos de la canción, que ya de por sí es un gran negocio, porque una sola composición se vende por triplicado: para grupo duranguense, banda sinaloense y grupo norteño, que todas se tocan al mismo tiempo para los distintos subsegmentos del mercado, y con la venta de la publicidad insertada en la letra de la canción, tenemos una excelente oportunidad de negocio pues es sabido que las empresas invierten mucho en publicidad, recordemos que lo que pudo ser un gran fracaso para una trasnacional tan importante como Versace, al comercializar aquellas camisas de seda de colores encendidos sumamente horribles, logró ser vendida la producción completa redireccionando el producto a este sector del mercado, lo que evitó el quebranto de las finanzas de la marca.

 .D. este modelo de merchandising ya lo tengo registrado, así que si los pedorrillos esos del Instituto Nacional del Emprendedor quieren usar este modelo para capacitar incautos, tienen que pagar derecho de piso, digo, derechos industriales, si no me los chingo. A los del canal 8 si se los doy gratis, porque lo ocupan machín los vatos, o sea, para que pierden el tiempo dando la dirección electrónica del canal, www.irtbcgobnosequémadres.taylor.quehueva,  ni el Google encuentra la chingada página con esa dirección, se traba.

¡Comparte!

* * *