Los cartones de Ricardo / Ya no piden, nomás muerden

Héctor Miranda