Los baños de pureza y de champán

El yerno del ex gobernador de Puebla Mario Marín no tiene vergüenza

El yerno del ex gobernador de Puebla Mario Marín no tiene vergüenza. Se las pasa hablando de las irregularidades y raterías cometidas en la SCT (que las hubo, y muy abundantes), anunciando auditorias y haciendo recorridos por las obras realizadas por sus predecesores y dándose baños de pureza ante la prensa, cuando él, como buen delegado, viene a lo mismo, a llenarse los bolsillos a costa de los que si pagamos impuestos.

Suegro y yerno parecen dibujados por la misma plantilla: prepotentes con los de abajo, lamebotas (más bien otra cosa) con los de arriba y mano larga con los de afuera, pero para pedir. En un par de semanas tendremos ya publicada la nueva lista de comisiones impuesta por el nuevo virrey de las transas en SCT, ya nos las están consiguiendo (también la lista de sus socios más cercanos). Si el tesorero Ramírez terminó con jet privado y casa en Coronado (San Diego) agárrense con éste.

Pues resulta que el pasado jueves diecinueve de diciembre voy y me lo encuentro en el Restaurante “La Esquina” en una mesa con ocho amigotes, entre ellos Pedro Solana y Ramón Acosta, bebiendo champán como si fuera agua (yo alcancé a contarle seis botellas antes de irme. Al paso que iban seguro que terminaron con más de diez). Las botellas, que eran de Dom Perignon (lo gritaban fuerte para que se supiera), que no bajan en un restaurante de tres mil pesos cada una.

Esa factura, muestra del derroche y desmesura propia del ignorante que ni sabe lo que come y bebe, saldrá de la bolsa de los que si pagamos impuestos, a los que nos van a clavar un cinco por ciento más de IVA, para que este barbaján se emborrache a gusto y a nuestra costa.

A ver si alguien hace algo. Por lo pronto le voy a hacer un enlace al Secretario de SCT para que sepa la chusma que lo representa en BCS. ¿De verdad como presume, este huei salió palomeado desde Los Pinos?

Apartado de especial lectura reservado al patán Cruz Olivera:

Dom Perignon (No es “El Don Periñón”, ignorante) es una marca de Champaña, producida por Moët & Chandon. Recibió el nombre de Dom Pérignon en honor a Pierre Pérignon, un monje benedictino quien supuestamente fuese el descubridor, de la forma de creación de los vinos espumosos. La primera cosecha de Dom Pérignon fue de 1921 y sólo fue puesta a la venta el 4 de agosto de 1936, después de la Gran Depresión. Dom Pérignon es una vendimia de champagne, lo que significa que sólo se efectúa en los mejores años, y todas las uvas utilizadas para la elaboración del vino fueron cosechadas en el mismo año. Muchos champanes, por el contrario, no son de época, lo que significa que la champaña se fabrica a partir de uvas cosechadas en varios años. Alrededor de 5 millones de botellas se producen en cada cosecha. El champagne es 55% Chardonnay y 45% Pinot Noir, con 7g/l promedio. Según Tom Stevenson, “Todos los vinos necesitan un mínimo de 12 meses para fomentar el envejecimiento del sedoso mousse de la firma Dom Pérignon”. (información tomada de Wikipedia).

Para que por lo menos este bruto sepa lo que pide en los restaurantes.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.