Terrenos en Cabo San Lucas

Lectura y sociedad: Un cimiento para el desarrollo

En México, existe un problema de origen educativo y cultural que se conoce de tiempo atrás

En México, existe un problema de origen educativo y cultural que se conoce de tiempo atrás y que a menudo se menciona como tal, pero que aún no se coloca en la agenda pública; al menos no como una prioridad real a ser atendida; me refiero a la lectura, al bajo nivel lector que tiene el país.

La falla, es educativa porque no se fomenta lo suficiente en las escuelas, pero es cultural, porque al no haber sido fomentado en los centros escolares, los individuos crecen con la carencia y, la trasladan al ejercicio de la ciudadanía y a la formación de las familias. El virus se multiplica y propaga.

Ya generalizada, la deficiencia se vuelve estructural y capaz de impactar en todos los ámbitos del desarrollo nacional. Con ello, el tema escala de magnitud y también se convierte en un problema económico y de política pública.

Es viral le decía.La lectura, con cantidad y calidad, resulta formativa de personas con cualidades importantes; por ejemplo: criterio, reflexión, escepticismo, creatividad, capacidad de análisis y aprendizaje por cuenta propia, y demás que pueden adherirse. La lectura, ayuda a pensar, a aprender, a ser, y a conocer. Cuando se logran reunir dichas cualidades en un individuo, no sólo se tratará de una persona destacada, sino de un ciudadano competitivo y generador de valor.

Es en tal punto, donde la lectura; entendida como instrumento educativo y cultural de la sociedad; se puede unir con el desarrollo económico.

Hoy, la ausencia de crecimiento significativo y sostenido, es el principal pendiente en la economía mexicana. La razón, es que no existe un mercado interno suficiente para crear las oportunidades que la población y características exigen. ¿La causa? Falta de competitividad; y con ello de productividad.

Si México desea innovar en su industria y desarrollarla, atraer inversión productiva, crear empleos de calidad, lograr bienestar amplio, tiene que ofrecer una economía competitiva, no hay más. El punto, es que una economía, antes que por empresas, está formada por personas, por los ciudadanos.

Dichos pendientes económico estructurales, reformables todos, ¿Son en verdad un problema, o son una consecuencia? Su escribidor opta por lo segundo, por ser consecuencia de un sistema educativo y cultural de baja calidad, incapaz de formar numerosos ciudadanos cualificados y competitivos.

¿Cómo dar, cómo ofrecer lo que no se tiene? Cierto, la lectura no es todo en educación, pero sí un cimiento indispensable. Mover el sistema educativo no es sencillo, pero en el hogar, en lo cultural de cada quien, sí se puede empezar. Más allá de política y gobierno, sí debemos.

Amable lector, recuerde que aquí le proporcionamos una alternativa de análisis, pero extraer el valor agregado, le corresponde a usted.

Comentarios por favor a: oscar.ahp@gmail.com

Twitter: @oscar_ahp


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.