Ramírez Gómez: el caballero de la oscuridad

Sabemos bien que los políticos son gente sin escrúpulos

ramirez

Ahí están las cuentas, esos informes patitos que hacen, esas dichosas comparecencias del congreso del estado son solo cortinas de humo para engañar a la población de que exigen cuentas del ejercicio de gobierno, si de verdad quisieran otra cosa fuera.

Sabemos bien que los políticos son gente sin escrúpulos, acostumbrados a la mentira y el aplauso fácil, de igual manera son muy dados a dárselas de perdonavidas y querer que les lamamos sus apestosos huevos -que fermentan y avinagran en horas y horas de reuniones y desayunos- por unas migajas que nos tiran, por una pinche lámpara que puso el buenopanada de servicios públicos enfrente de la casa ya me andaba pidiendo el voto para ser diputado, y hasta para eso es pendejo, porque yo vivo en el distrito dos y el quiere ser por el cuarto, jajaja pobre cabrón.

El caso es que independientemente de lo que digan, de lo que den a la gente y hagan como funcionarios, la verdad es que siempre nos salen debiendo. Son cientos de millones de pesos que van a parar a sus bolsillos, a sus campañas, a casa de las queridas y hasta de los “sobrinos” o “ahijados” que traen ahí de comparsa. La premisa del poder del pueblo o de la soberanía popular en un régimen democrático solo se vuelve vigente mediante dos hechos: la efectiva rendición de cuentas, y desde luego, el voto efectivo del ciudadano para premiar o castigar, de acuerdo a las cuentas que presente, al partido que gobierna. Todo lo demás, esos análisis sesudos de los maestros de la universidad con grafiquitas y colorcitos de donde votaron así y donde votaron asá, son puras cosas que no sirven para nada, bueno, para justificar lo que cobran como investigadores y publicar en revistuchas para luego entrar al sistema nacional de investigadores y chingarse otra lanita extra. Pero repito, un buen gobierno, que es el fin de todo sistema democrático, se mide en los resultados, y los resultados solo pueden saberse mediante el acceso a la información pública gubernamental.

Por ejemplo, todos vimos como de repente el simpático doctor Ibarra, diputado de San Lucas y encargado de la Comisión de Fiscalización se siente triste y solo y empieza a vociferar que va a meter al bote a Villegas y a Robadelia y a fulano y mengano, ¿y que pasa? Nada, y no solo eso, las cuentas límpidas y diáfanas que los diputados aprueban del gobierno del estado, sin observación alguna, los 21 parejitos se agachan a besarle los pies al orejón de finanzas, son de las más observadas a nivel federal por la Auditoría Superior de la Federación. Existe un derecho que se llama derecho a la información pública, que aunque pocos lo reconozcan así, es uno de los derechos y avances más importantes para cualquier sociedad, en base a ese derecho yo y usted, querido lector, si no fuera tan huevoncillo, podemos a acceder a lo que hace el gobierno con nuestro dinero.

De tal manera si revisamos la página de la ASF, podemos ver porqué los sudcalifornianos, que nos creemos tan chingoncitos, que vamos al otro lado por ropa, que tenemos los mejores índices de educación, tenemos uno de los peores gobiernos del país, y por gobierno me refiero a los tres poderes, porque los tres llevan responsabilidad en el ejercicio del erario, unos por acción y otros por omisión, o porque Ramírez les da sus centavos y sus aipads, sino recuerden quién dijo no a la tenencia, así es, ni uno de los 21.

Así, los sudcalifornianos nos destacamos a nivel nacional por ser de los que menos saben la forma en que su gobierno maneja el dinero de la ciudadanía. Y desde luego, como todos saben, las finanzas del gobierno del estado tienen ya diez años secuestradas por don Ramírez Gómez, el caballero de la oscuridad, no porque tenga algún parecido con Batman o Bruno Díaz, bueno, en la fortuna que maneja quizá, sino más bien diríamos que es el Caballero de la Opacidad. Aquí les dejo un pequeño resumen de las última cuentas mochas que tenemos, esto se refiere nada más a lo que no aparece del gasto federal, de los ingresos propios nadie sabe nada, empezando por el encargado del órgano de fiscalización superior del estado que es parte de la maquinaria que baja ese telón que oculta el manejo de las finanzas públicas del estado.

De la cuenta del 2012, es decir, del presupuesto del mismo año, en febrero del 2014, la ASF todavía le estaba requiriendo al gobierno del estado que aclarara 22 observaciones referentes al ejercicio del aquel año, ¿qué le requieren? Que por favorcito entregue las obras que según los informes recibidos ya fueron realizadas y dicho presupuesto ejercido pero que no se ven por ningún lado, que porfa, porfita justifique el pago con sobreprecio de 6 millones de una obra que había sido presupuestada con otro precio y que entregue la documentación donde esta empresa fue penalizada por no respetar el presupuesto signado.

Solicitan que en una chansita que tengan digan donde quedaron 7 milloncejos que no fueron ejercidos en infraestructura educativa y de asistencia social para los que fueron autorizados, que ahí, como no queriendo la cosa le informen a la federación que onda con 123 millones del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y Normal, dos y medio millones del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos, 41 millones de seguridad pública y un sin número de solicitudes para regulen y organicen diversos aspectos de los procedimientos de la administración pública local que den certeza sobre el pago y recibo de mercancías por parte de proveedores, del ejercicio de fondos y de los intereses que se generan entre otras más.

Esto desde luego no se entiende sin la complicidad del órgano de fiscalización del estado, quien debe de llevar las auditorías parciales correspondientes y desde luego la anual, si si si, esa que pasa sin tocar baranda por el congreso del estado, no en balde el órgano de fiscalización superior tiene 151 solicitudes de la federación para que le informe el estado de las cuentas que le corresponden, y desde luego, que ha hecho en consecuencia cuando no se han solventado dichas observaciones, obviamente la columna señala un vergonzoso “sin respuesta”, al igual que las de las observaciones hechas al gobierno del estado.

Ahí están las cuentas, esos informes patitos que hacen, esas dichosas comparecencias del congreso del estado son solo cortinas de humo para engañar a la población de que exigen cuentas del ejercicio de gobierno, si de verdad quisieran otra cosa fuera. Y estamos hablando del billete del 2012, luego daremos con más detalles los ejercicios de otros años y con mayor detalle, cobros indebidos en salud, medicamento que se compró y nunca apareció en inventario, entre otras muchas cosas.

http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/Camara_Diputados/2014/310314/contenido/Entidades/26_ENT_FEDyMPOS.pdf


* * *


2 Responses to Ramírez Gómez: el caballero de la oscuridad

  1. ana r 24/05/2014 en 2:01 PM

    Aquí somos expertos en disipar cualquier acto, sentimiento, hecho. Nos encanta endilgarnos en la sempiterna segunda oportunidad en alas ilusorias como si la vida tuviera el impulso a resolvernos la nuestra encantamiento.

    Me alegra que tú no lo permitas, que seas cuchillito de palo arando irremisible el desierto.

  2. very-naice-cho!!! 27/05/2014 en 9:26 AM

    Osea “ipads”, que nice!!!….por eso los quiero, a la chingada simi, nuestras finanzas deben ser muy buenas para regalarse ipads entre sí, no te creo nadis, nuestro secretario de finanzas no tiene la culpa de que el julio (director del órgano de fiscalización superior del congreso), siendo íntimo compadre de luis armando díaz, haya aprendido muy bien y superado a su “alter master”, es decir, no tiene la culpa el ratero sinverguenza chingador de la condición humana de los sudcalifornianos, el príncipe del trinquete y de la evasión, sino del pueblo que permitió que el gobierno del estado lo hiciera compadre!!!

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.