Terrenos en Cabo San Lucas

M&M: más que amistad, complicidad

Por fin se dio la confirmación de algo que todos sabíamos

Por fin se dio la confirmación de algo que todos sabíamos, y no porque fuera necesario hacer ninguna deducción muy intrincada para ello, sino porque él mismo, el gobernador del estado, Carlos Mendoza Davis se cansó de presumir a los  cuatro vientos su gran amistad con José Antonio Meade, el candidato bicolor, perdón, tricolor.

Viendo como transcurría la elección sin que la candidatura de Meade tomara fuerza, muchos pensaron que el gobernador había replanteado sus opciones y abandonaría la idea de apoyar al PRI y a su candidato presidencial. Nada más alejado de la realidad, a la maña se entra, pero nunca se sale. Así fue como en una entrevista con el diario nacional Excélsior, Mendoza Davis desdibujó al PAN como partido y como proyecto político viable para la presidencia y dibujó el perfil de Meade como el mejor candidato para acceder a la presidencia de la república.

En una declaración meramente política, llena de hipocresías y medias verdades, el ex priista, llamado  “el Zar de los viáticos”  durante su paso por la delegación del Seguro Social en la entidad, lamentó en tono compungido, en un tono de autocrítica que jamás se le había conocido, y miren que tiene cosas para ejercer esa autocrítica en su administración, sobre el rumbo que ha tomado el PAN, partido que todos sabemos le vale tres kilos de madre y que solo fue el vehículo para llegar a la gubernatura del estado, cuando esthelistas y demás grupos apoderados del PRI local le cerraron las puertas para poder aspirar a algún cargo de elección popular por ese partido, es más, si Marcos Covarrubias hubiera sido gobernador por el PRD, quizá el gobernador que ahora se duele de que el PAN haya perdido el rumbo estuviera haciendo la misma declaración respecto del PRD o de morena que lo hubieran cobijado, pero bueno, le tocó al PAN.

Acerca de las porras que él mismo se  echó para su gobierno, que ni caso tiene tocar, basta decir que se refirió a ese tipo de cifras que los tecnócratas adoran y que reflejan un bienestar y un desarrollo que los ciudadanos nunca percibimos; por lo demás, solo se confirma el gran compromiso que tiene Mendoza con el candidato del PRI y  que desde luego, repercute no solamente en la candidatura presidencial, sino en las demás posiciones federales y locales que se estarán disputando en la próxima elección. Cosa que perjudica a nivel local al PAN y beneficia al PRI.

En poco cambia el escenario nacional esta declaración, aunque no deja de resultar un verdadero cinismo buscar estas declaraciones de adhesión de los gobernadores, porque lo único que revelan es que los gobernantes siguen metiendo las manos en los procesos electorales, coaccionando el voto y la participación de los trabajadores burocráticos, pregúntenle a la secretaría de desarrollo del gobierno del estado si no, significa que se siguen desviando recursos para comprar elecciones, pregúntenle a la SEP si no, y que se siguen usando las instancias de seguridad e impartición de justicia para afectar a los contrincantes. Lo que sí es cierto es que Meade si no rebasó ya, en estos días rebasará a Anaya en las encuestas, pero no porque Meade esté creciendo, sino porque la campaña de Anaya se está desplomando de una manera brutal, es decir, Meade en realidad no lo está alcanzando, porque a estas alturas de la contienda a duras penas alcanza los 20 puntos porcentuales en la intención del voto, en realidad Anaya lo va a alcanzar, pero abajo.

Una de las lecturas que no han querido hacer ni PRI ni PAN, es que hay un claro voto de castigo a sus políticas, a sus candidatos, a su amasiato, de un mes a la fecha promueven el voto útil como si fuera el santo grial que los va a salvar, la realidad es que sean los votos para Anaya o sean los votos para Meade, eso poco importa, no les alcanza, la verdad es que el voto útil resulta ya inútil para ganar la presidencia de la república, puede resultar útil para el reparto de posiciones en el congreso y las prerrogativas que le otorguen a los partidos, pero de ahí en fuera, están jugando con las mismas canicas, pintadas de rojo o de azul, son las mismas.

La declaración de Mendoza Davis es bastante oportuna para dejarnos ver que lo que lo une con Meade, más que amistad, es complicidad, y esto sale colación por el tema que ha sido muy bien acallado en los medios respecto del desvío de  mil 160 millones de pesos del presupuesto del gobierno del estado del 2016, claro, cuando Meade era secretario de hacienda y claro, desvíos que no detectó como los miles de millones de la estafa maestra, los millones de dólares desviados del apoyo a las víctimas de los sismos y los millones de muertos y personas de 100 y hasta 120 años que cobraron casi 12 mil millones de los programas de sedesol, que no los vio ni como secretario de desarrollo ni como secretario de hacienda. Obviamente parte de esos recursos van para las campañas, más lo que se acumule del presupuesto del 2017 y lo que va del 2018, eso lo sabremos hasta que la Auditoría Superior de la Federación dé los resultados de dicha fiscalización, si es que para ese entonces no han corrido todos los auditores que encuentren irregularidades, porque un boquete para financiar de a millón por semana una campaña se nota, ahora imagínense financiar dos, la de los rojos y la de los azules.

Ahora habrá que ver dónde va a ser la operación Judas, con tantos frentes abiertos no parece probable que el gobernador apueste por atacar a los candidatos de Arturo de la Rosa, por el número de votos solo puede apostar por equilibrar los números a favor de su cuatacho en La Paz y Comondú, donde además mataría dos pájaros de un tiro, quedaría bien con su amigo y cómplice, como no queriendo la cosa le echa la mano a su primo para el senado, y de una vez por todas se deshace de los marquistas, que dicho sea de paso, están muertos al interior de PAN desde que Marcos Covarrubias se desbocó apoyando a Calderón y Margarita Zavala.

Lo que no se consigna  en la declaración hecha en la nota de Excélsior, pero que personas muy allegadas al primer círculo de uno de los principales candidatos de morena conocen bien, es el acercamiento de dos de las principales figuras del palacio de cantera, primero enviando mensajes de civilidad política a nombre del gobierno del estado, y después plateando un posible acercamiento entre Mendoza y López Obrador, cuando se les hizo el planteamiento “va a estar aquí”, la respuesta fue “después, aquí no”. No cabe duda, primero están los dientes que los parientes.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.