La conexión Prospera

Desde luego que todos en la entidad conocemos el ADN tricolor de CMD

A estas alturas, solo el insípido de Rigoberto Mares tendría la cara dura para salir a los medios a decir que no es cierto que Carlos Mendoza es el primer priísta del estado, obviamente que por defender lo indefendible gana muy buen dinero como dirigente de Acción Nacional… quizá  La Arenga también pudiera entrar a defender la genuina filiación blanquiazul del gobernador de los 5 kilos, pero bueno, nos referimos a que nadie lo haría de gratis y por mera convicción.

Desde luego que todos en la entidad conocemos el ADN tricolor de CMD, desde luego que todos nos reímos cuando los panistas se ufanan de “su” gobernador; también son por todos conocidas las estrechas relaciones de amistad que existen entre Carlos Mendoza y algunos personajes de la vida   política nacional, tanto de Acción Nacional como del PRI. Uno de ellos, y quizá de los más cercanos, es José Antonio Meade Kuribeña, un burócrata profesional que ha ocupado cargos tanto en las administraciones federales del PAN como del PRI sin conflicto alguno, pues represente los mismos intereses ideológicos  del PRIAN.

Dicen en BCS que hay que ser cochis, pero no tan trompudos, y la verdad es que la enésima visita del ahora Secretario de Desarrollo Social al estado y la desmesura de los vivas y parabienes del gobernador para con la figura de Meade no solamente dan pena ajena, sino que además deja muy mal parados a los pseudopanistas, neopanistas y panistas de corazón. El abierto coqueteo de la figura del gobernador panista a uno de los posibles presidenciables del PRI es un espectáculo que a pesar de lo burdo y evidente que es, nadie se ha atrevido a señalar, ni los serviles panistas, ni la oposición timorata que existe en el estado, mucho menos los columnistas a sueldo. Sin embargo esto es chisme que cada vez se deja escuchar más y más por todas partes; imagínese usted si no será chisme, esto es el equivalente a que el gobernador le esté poniendo los cuernos a su partido y además se pasee con “el otro” sin pudor alguno por todos lados.

Desde luego se entiende la afinidad política de un priísta pintado de azul por otro priísta despintado de azul, sobre todo si los une una gran amistad personal, mal hablaría de Carlos Mendoza que no correspondiera a esa amistad más allá de los colores, porque siendo tan amigos como dicen y demuestran serlo –por lo menos pal face-, seguramente Meade también apuñaló a sus correligionarios priyistas en la elección pasada poniendo sus relaciones, experiencia y lo que pudiera aportar a favor del proyecto de Carlos Mendoza en lugar de apoyar al inútil de Barroso Agramont, por lo que no es de extrañar que ahora Mendoza de la espalda a los pitufines y se vuelva la bichi cada vez que MK – no Michael Kors, sino Meade Kuribeña-, pisa tierras surcalifornianas.

La bisagra que articula esta relación desde luego es la delegación de la Sedesol en la entidad, quien funge como alcahuete de este affaire que rebasa lo estrictamente institucional, es el delegado de Sedesol, ex coordinador de la campaña de EPN en BCS y a la postre primo de nuestro actual gobernador, de las mismas castas de mirreyes que después de estar fuera toda la vida, un día les entró por venir a reclamar sus fueros a esta ínsula Barataria.

De lo poco rescatable que tiene el PRI en la entidad, Juan Alberto Federico Valdivia logró posicionarse en la delegación de Sedesol por fuera de los grupos que dominan al Revolucionario Institucional –Barrosistas, Esthelistas y Croquistas-, sin embargo, tampoco le fue dejada la delegación con manga ancha, pues a pesar de tener que fungir como celestino entre el gobernador del estado y el secretario MK, le designaron a Daniel Mendoza Almada como director administrativo de la delegación, quien fungió como director de bienes inmuebles en territorio nacional cuando Ángel César Mendoza Davis fue director general de bienes inmuebles y recursos materiales en la Secretaría de Relaciones exteriores, siendo secretario del ramo MK. Más estrecha relación entre los Mendoza Davis y Meade no puede haber.

Al parecer los oficios de celestina de Valdivia Alvarado luego luego le ganaron la confianza de los enamorados, pues rápidamente fue que le quitaron la cuña del director administrativo Mendoza Almada,  pasándolo de la delegación de Sedesol a la delegación de Prospera, donde según las últimas declaraciones del anterior delegado –Roberto Chávez-, el padrón de este programa alcanza los 225 mil beneficiarios; un padrón nada despreciable para los tiempos electorales. La conexión está más que clara y el tiro muy cantado, el candidato a la presidencia del gobernador es Meade Kuribeña, a pesar los resultados de las elecciones pasadas donde el PRI se desplomó aparatosamente en la mayoría de los estados; Juan Alberto Valdivia además de ser de las pocas caras con credibilidad al interior del PRI, está fortalecido por sus relación personal con el gobernador y por sus relaciones políticas en el gobierno federal, eso sin considerar que su posición lo obliga a trabajar de la mano con CMD y MK, lo cual desde luego abona para convertirse en una de las principales figuras en la próxima contienda electoral. Quienes saben de política y sobre todo, de alquimias electorales, saben lo que representa tener en sus manos un padrón de beneficiarios de lo que es quizá el programa social más bondadoso, más lo que se acumule en los demás programas que no son nada despreciables, pero ahí está el asunto muy claro, un solo padrón para un solo proyecto político, sin problemas.

Sin duda en este escenario el gran perdedor es Acción Nacional, y en todo caso, Arturo de la Rosa, quien se perfila como la única figura de peso al interior del PAN para disputar la gubernatura y por tanto tiene que asegurar una nueva posición en el 2018; sin embargo habría que ver si le conviene buscar una candidatura al interior de un partido donde el gobernador tiene sus expectativas puestas en un proyecto político de otro partido, y donde seguramente dejará a la deriva a Acción Nacional para poder rendir buenas cuentas al candidato tricolor, aunque tiene otros tres años para dar un giro de timón y volver a los brazos albiazules si su apuesta no cuaja en el 2018.  Mientras tanto, si el candidato el PRI resulta MK, los candidatos de Acción Nacional en 2018 se pueden ir dando por huérfanos.


* * *

3 Responses to La conexión Prospera

  1. la mano izquierda 04/08/2016 en 8:08 AM

    Simitrio.. la paty chapoy de la política sus californiana…

  2. LA CONQUEMEO 05/08/2016 en 11:31 AM

    HUELE A REGRESO DEL PRI???? HUELE A ESTIERCOL

  3. Cony 15/08/2016 en 2:20 PM

    Que bonito te expresas del priista Valdivia, y que preocupado estas por De La Rosa

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.