Terrenos en Cabo San Lucas

La cara B / Back to the Future

Back to the Future

Si alguien le hubiera contado a usted hace tres años, que el perredista de hueso amarillo Arturo de La Rosa, diputado local en el Congreso de Baja California Sur y Presidente de la Gran Comisión por decisión de su amado Narciso, un día por conversión milagrosa cambiaría de ideología y se iría al PAN; y que además ese partido lo recibiría como dirigente y le perdonaría su pasado, incluyendo lo de ser presunto ladrón, por lo que lo tenía acusado, y que a continuación lo nominaría como su candidato a la Presidencia Municipal de Los Cabos y luego a una diputación federal. Seguro buen lector, que usted le preguntaría a quién esto le contara, que de cual se la fumó.

Si esa misma persona le hubiera añadido el mismo día que el Senador panista Luis Coppola, acérrimo denunciante de todas las pillerías del perredismo en el Estado desde que Leonel Cota llegó a la gubernatura, contrincante por el PAN contra el perredista Narciso, supremo crítico de todas las pillerías del PRD, a los que llamaba “la pelusa”, a los que acusaba de invasores, de ladrones, y hasta de “protectores de narcos”; el que paraba el tránsito en La Paz cuando le abrían los micrófonos en “Panorama Informativo” para que hablara de Narciso, el que les decía hasta de lo que se iban a morir cada vez que tenía oportunidad, al que a los perredistas cerraron el Hotel Los Arcos para “bajárselos”; que ese mero abandonaría las filas del PAN para ser candidato a una diputación bajo las siglas del PRD, agarradito de la mano de Leonel. Seguro que usted se alejaría rápidamente de esa persona temiendo una agresión, pues los locos son capaces de cualquier cosa.

Todo esto me recuerda una escena de la divertida película de “Regreso al Futuro” cuando, al protagonista, que ha viajado desde mil novecientos ochenta y cinco a mil novecientos cincuenta y cinco, el científico le pregunta en ese año cual es el nombre en el futuro del presidente de Estados Unidos, y él contesta que Ronald Reagan. ¿El actor? le dice el científico “y el vicepresidente debe ser el cómico Jerry Lewis”, y se echa a reir.

Nosotros no necesitamos treinta años, nos bastaron menos de tres.

¿Y a quién le debemos este desmadre? Pues creo que además de al clásico oportunismo y a las ambiciones personales de todos los actores que intervienen en la farsa (la tragedia ya pasó, fue Narciso I y se la debemos completita a Leonel, que puso de sucesor al que pensó más pendejo, para manejarlo como marioneta), gran parte del protagonismo se lo tenemos que dar a Felipe Calderón, presidente que pasará a la historia muy cuestionado en todo su sexenio por las intromisiones dentro de su partido, por sus alianzas contra natura con el PRD y por su complejo de legitimidad. Ahí van tres datos:

Primero, la levantada de brazo que le dio Narciso a Calderón en Hermosillo, cuando todo el PRD lo llamaba espurio. Gracias a su traición a la línea del PRD, Narciso fabricó una relación privilegiada con Los Pinos, que pasó a protegerlo, por lo que todas las denuncias de Coppola se estrellaron. Ninguna prosperó.

Segundo, la alianza de facto que armaron el PAN – PRD después de la barrida que el PRI les dió en las elecciones federales del 2009, y en gubernaturas estatales. Un PAN operado desde los Pinos (corrieron a Espino y pusieron a César Nava Alias “El Patylú”) en complicidad con “Los Chuchos” quiso imponer, e impuso “a la mala”, una alianza cuyo fin era ganar el poder a cualquier costo. Ahora tenemos panistas perredistas (BCS), panistas priistas (Sinaola), panistas panaleros (Puebla) y claro, algún panista panista, pero menos. Se llevaron entre las patas las aspiraciones de un montón de gente que ahora resuman rencores por sus heridas.

Tercero, la alianza que Los Pinos armó con una serie de empresarios en detrimento de otros, que ahora quieren pasar factura. Para nadie es un secreto que Carlos Slim no es el empresario de las preferencias de Calderón, y que desde la sombra impulsa candidaturas en la izquierda, con empresarios cercanos a sus intereses. Torruco y Coppola podrían ser un ejemplo.

Bueno, pues a todo este embrollo le pondrán orden los electores el próximo julio, aunque no hace falta ser adivino.

¿Perredistas votando por Coppola? ¿Se imagina usted al Tony Agúndez cruzando el voto a su favor?. Lo que si veo es a panistas haciéndolo.

¿Panistas por Arturo De La Rosa? No veo Sebastián Romo haciendo cola en la casilla para favorecerlo, ni a muchos otros. Lo que si veo son a perredistas, pero de los que han sido golpeados por la actual administración veo pocos.

Tampoco tengo dudas en quienes son los ganones. Hoy la fórmula federal del PRD es encabezada por tres personas, dos de las cuales le levantaron el brazo a Ricardo Barroso en las últimas elecciones a la gubernatura.


* * *


3 Responses to La cara B / Back to the Future

  1. pepesep 02/04/2012 en 8:45 AM

    !!!QUE ASCO ME DAN LOS POLITICOS CORRUPTOS Y AMBICIOSOS!!!!!!

  2. barrabas 02/04/2012 en 12:41 PM

    …..jajajajajajajajajajaja………y el pueblo?…….jajajajajajaja…..

  3. ASALARIADO 02/04/2012 en 5:52 PM

    sin resentimientos, todavia esta en horas de unirse a la formula ganadora. 😉 cada sexenio es la misma frase, ja ja, lo que bueno es que todos en baja sur somos amigos de todos modos

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.