Cómo trabajar de forma remota sin dejar de ser eficiente

La tecnología ha hecho que muchas personas no tengan que ir a la oficina todos los días

La tecnología ha hecho que muchas personas no tengan que ir a la oficina todos los días y que, en su lugar, puedan trabajar desde casa.

En algunos casos, esto significa una mezcla de días en la oficina y en casa, mientras que otras personas tienen puestos de trabajo donde casi nunca van a una oficina real. Esto brinda ventajas importantes para el empleado, puesto que ahorra tiempo y dinero del traslado.

No tener que conducir al trabajo o llegar a través del transporte público tiene algunos beneficios reales. Esto significa que si tu día de trabajo termina a las 5:30 p.m., puedes hacer la transición de manera inmediata e invertir el tiempo en la vida personal y/o familiar.

Sin embargo, el trabajo desde casa también tiene sus desventajas. Aquí hay cinco cosas que alguien que trabaja de manera remota puede hacer para acentuar lo positivo y minimizar los aspectos negativos.

  1. Ser visible y responsable

Si trabajas desde casa en una empresa donde otros empleados van a la oficina cada día, habrá resentimiento. Para combatir esto debes estar lo más presente posible.

Esto significa que debes estar fácilmente disponible a través de cualquier sistema de comunicaciones de la oficina que utilices. Ya se trate de correo electrónico, Slack o cualquier otro medio. Responde rápidamente y minimiza el tiempo de retraso creado por alguien que no se encuentra en el escritorio a todas horas.

  1. Comunicar la disponibilidad

Hazle saber al equipo los momentos en los que no vas a estar disponible, para ahorrarles el tiempo cuando necesiten contactarte. Esto sirve especialmente cuando te debes tomar el tiempo para hacer un break o almorzar.

Si alguien te necesita y no tiene forma de localizarte, será visto como un vacío no justificado y puede generar problemas. Por ello, lo mejor es que crees un sistema en el que les permitas al resto del equipo estar enterados de tu disponibilidad.

  1. Tratar el trabajo como el trabajo

Si trabajas en una oficina y te debes ausentar para ir a buscar a tu hijo en la escuela, hacer una compra determinada o cualquier otra cosa, le dices a tu jefe y compañeros de trabajo. Si trabajas de forma remota desde casa, debes hacer lo mismo.

Si te debes tomar un día u horas libres, debes mantenerlos al tanto. Sigue las mismas reglas de comunicación que tenían en la oficina y trasládalas a este nuevo escenario. Recuerda que a pesar de que estés en casa, el trabajo sigue siendo el trabajo, y las relaciones con tu jefe y compañeros debe ser la misma.

  1. Hazle saber a tu familia que tu tiempo de trabajo debe ser respetado

Es común que  algunos miembros de la familia supongan que el estar en casa te libera durante el día, por lo que asumen que pueden contar contigo para buscar a alguien en el aeropuerto, ir a reuniones escolares o cualquier otra cosa que pueda surgir.

Para evitar esta percepción, debes establecer los tiempos de trabajo que deben ser respetados por todos en casa. Informa en tu hogar acerca de las horas que invertirás al trabajo y también en la oficina, para que tanto tu familia como tus compañeros de trabajo estén al tanto de lo que pueden pedirte y cuándo, según el momento del día y el cronograma establecido.

Es tu responsabilidad comunicar que la proximidad no significa disponibilidad durante todo el día. Tu situación puede demostrar flexibilidad por encima a la de un trabajo tradicional, pero muchas veces no es tanto como parece.

  1. Hacer conexiones personales

Como trabajador remoto, a veces es fácil simplemente hacer el trabajo y dejarlo así. Si deseas avanzar en la empresa o simplemente asegurarte de que tus contribuciones no se pasan por alto, es importante forjar conexiones personales.

Esto entra en la categoría de cosas que parece ser más fácil decir que hacer, pero es posible. En muchas empresas, donde todos los empleados trabajan remotamente, la conexión requiere un esfuerzo especial.

Por lo tanto, es importante establecer estos vínculos a través del correo electrónico, conectando en las redes sociales, reuniéndote con el resto del equipo cuando están en la misma zona, y aprovechando la comunicación en casa a través de Slack.

A veces es tan simple como enviar una nota cuando ocurre un hito importante o incluso simplemente charlando sobre deportes, películas y cualquier otro interés que compartes. Ser remoto no tiene por qué significar que estás aislado, pero tienes que trabajar en ello.

Fuente: https://gananci.com/como-encontrar-tiempo/


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.