lee a continuación estas claves para sacarte de dudas

Lo que debes y no debes escuchar cuando estás emprendiendo

Cuando una persona empieza a trabajar por su cuenta en un negocio propio y los demás se enteran, muchas veces se sienten como si automáticamente eso les diera el derecho de decir sus opiniones y que estas deban ser tomadas en cuenta. Yo lo he visto mucho. Paco monta un negocio y ya empiezan en su familia a acusarlo de irresponsable por dejar la estabilidad de su trabajo, algunos amigos le aplauden, otros lo envidian, hay muchas opiniones encontradas.

Entonces Paco toma un libro de emprendedores, porque Paco es inteligente y sabe que entre los hábitos de la gente exitosa se encuentra la lectura como base fundamental de la capacitación. Lo cierto es que en ese libro, para motivarlo, dice que no le preste atención a lo que digan las personas a su alrededor, sino que siga enfocado a su proyecto porque “solo le lanzan piedras al árbol que da fruto”.

El problema viene después cuando Paco tiene dudas acerca de su proyecto y quiere consultar con alguien pero no sabe a quien acudir, además tiene miedo de que le digan que algo de lo que está haciendo no está bien porque él no quiere llenarse de esas energías negativas.

Si alguna vez has sentido esa misma confusión que Paco, que no sabes si prestar o no atención a lo que te dicen con respecto a tu emprendimiento y por eso mantienes un secretismo alrededor de él, lee a continuación estas claves para sacarte de dudas.

No te tomes las opiniones personalmente: como ya he mencionado anteriormente mucha gente va a hablar y es imposible evitarlo, pero sí puedes separarte de esas opiniones para que no te afecten. Recuerda que las personas hablan desde sus experiencias, creencias, perjuicios y personalidad. Esto quiere decir que lo que alguien tenga para decir acerca de ti y de lo que haces dice más de ellos, que de ti.

En estos casos, lo que debes hacer es no prestarle atención a lo que digan, mucho menos cuando no conocen el tema, pero igual opinan. No le des demasiadas vueltas a sus palabras que a veces, aunque no estén conscientes, vienen con veneno incluido.

Escucha a los que hablan objetivamente: a los que sí debes prestarles atención son aquellos que te hablen desde hechos, que tengan la autoridad o el conocimiento para mostrar estadísticas y cifras anteriores. Esto no quiere decir que ellos sean dueños de la verdad, pero es necesario saber profundamente acerca del mercado donde pretendes entrar o donde ya te estás desarrollando. Además, es más fácil predecir el comportamiento futuro echando un vistazo al comportamiento anterior.

Si vas a escuchar la opinión de alguien, es preferible que esta sea una persona objetiva. Por eso es bueno asesorarse con profesionales. No solo para evitar las opiniones pesimistas sin remedio, sino también aquellas tan optimistas que carecen de realismo.

-Escucha a las personas con experiencia positiva en el tema: otras opiniones que sí vale la pena escuchar son las de personas que ya han pasado por el proceso en el que tú te encuentras y han tenido resultados positivos. Hago énfasis en esta palabra porque muchas veces se acercan a nosotros o leemos a gurús de emprendimiento regodeándose en su experiencia, pero si las experiencias han sido negativas ¿Cómo podríamos copiar su fórmula?

Es decir, podemos oírlos para saber cuáles fueron sus errores y evitar cometerlos, pero no seguir su método, porque está probado que no da resultados favorables. Toma en cuenta que los procesos de las personas suelen ser diferentes y así tú sigas los pasos exactamente puedes llegar a otros lugares.

-Aléjate de la gente tóxica: este tipo de personas no atraen más que problemas a tu vida y cuando estás iniciando un nuevo emprendimiento lo que más necesitas es apoyo y que las personas de las que te rodees crean en ti. Normalmente las personas tóxicas tienen un discurso en el que su especialidad es hacer sentir a los otros que no valen nada, tienen maestría en hacerse las víctimas y son excelentes para infligir violencia psicológica.

Al emprender no necesitas ese tipo de negatividad. La recomendación es que seas una persona positiva, según Gananci, esto te llevará al éxito, además de que con tu actitud, atraerás personas que compartan esos mismos valores con quien vale la pena hacer equipo.

¡Comparte!

* * *