Terrenos en Cabo San Lucas

¿Cómo ganar dinero mientras estoy desempleada?

¿Desempleada y buscando generar ingresos?

¿Desempleada y buscando generar ingresos? Leamos este post. El hecho de no tener un trabajo fijo en alguna empresa u organización, no significa que no podemos ganar dinero para cubrir nuestros gastos.

En la actualidad hay millones de maneras con las que se puede generar lo necesario para vivir y hasta un poco más. Por ejemplo, podemos recibir pagos por actividades desde casa, por internet o con la publicación de un libro.

El desempleo, por lo general, viene con muchas preguntas y una sensación de frustración que no nos ayudará en nada. Al contrario, veamos las nuevas oportunidades que tenemos de generar dinero y aprovechémoslas al máximo.

A continuación, veremos algunas maneras de seguir recibiendo ingresos aun desempleadas:

  • Transporte de personas

Este es uno de los métodos más comunes y efectivos a los que se recurren en estos casos. El hecho de no tener que dirigirnos todos los días a nuestro antiguo trabajo, mantendrá nuestro automóvil sin mayor actividad. Es hora de aprovecharlo.

En la actualidad, Uber puede ser una gran opción. Con el horario que nos sea más cómodo podemos trabajar llevando personas a sus destinos; al final, a toda hora hay personas queriendo movilizarse.

Asimismo, si no poseemos un coche, de igual manera podemos trabajar en el transporte. Hay una gran cantidad gente que alquila sus vehículos para estas actividades, cobrando un porcentaje de lo ganado al día.

  • Venta de cosas

Vender las cosas que ya no utilizamos, o que nunca le encontramos un sentido en nuestro hogar, puede ser uno de los mejores negocios.

Siempre habrá personas que le encuentren un valor especial a eso que nosotros no vemos tan necesario y por ello hay miles de plataformas en internet donde podemos ofrecer esos objetos.

Cabe resaltar que las cosas no tienen que ser nuevas. Se pueden vender productos usados como ropa, equipos y demás, con un costo menor. Igualmente, estos tienen salida y en ocasiones hasta en menor tiempo que los productos “de paquete”.

  • Cuidado de personas

Para las personas que poseen un trabajo de horario muy estricto o lejos de su hogar, se les complica el cuidado de personas mayores o familiares enfermos, en dado caso de tenerlos.

Por tal, el cuidado a personas se presenta como una fuente de ingresos en medio del desempleo. Comúnmente, se encuentran anuncios buscando cuidador para personas que lo necesiten y allí es donde podemos aparecer nosotras para dar una mano y recibir pago a cambio.

El servicio a domicilio puede ser una actividad que nos dejé mucho más de lo que pensamos, tanto económica como mentalmente. Es una excelente oportunidad.

  • Freelance

Uno de los métodos favoritos a día de hoy. Con el auge de la tecnología y todo lo que ofrece el internet, millones de personas están ejerciendo como freelancers.

Es importante que sepamos que la mayoría de ellas no lo hace por haber quedado desempleados. De hecho, muchas de esas personas han renunciado a sus trabajos para dedicarse de lleno a este mundo.

Acá podemos monetizar nuestro trabajo de manera independiente, trabajando para una o varias compañías que se interesen es nuestros servicios, pudiendo ser estos la redacción, edición y demás.

Las oportunidades en la red sobran, además de que podemos llevar a cabo los distintos trabajos desde la comodidad de nuestro hogar. Ese desempleo quizás nos pudo beneficiar en gran manera.

  • Clases particulares

No es necesario analizar a fondo nuestras habilidades para darnos cuenta de que algo que sabemos, otra persona lo quisiera aprender también.

Si nuestra profesión es profesora, podemos dar cursos de las materias de nuestra especialidad a chicos que las requieran. En otros casos, también podemos servir como tutores a estos sin necesidad de un título.

Asimismo, si sabemos bailar, cantar o lo que sea, muchas personas se verán interesadas. Es hora de monetizar esos dones e instruir a personas que así lo deseen. Esta actividad se caracteriza por el buen pago que hay de por medio.

  • Rentar espacios

Ahora que estamos más tiempo en el hogar, podemos darnos cuenta de que algunos espacios no están siendo utilizados. Es decir, están de sobra.

Un garaje o un cuarto que no se utilice, puede ser esa fuente de ingresos que necesitamos. Hay cientos de estudiantes y trabajadores buscando donde puede alojarse y nuestra casa puede ser ese lugar.

Lo bueno de rentar un espacio es que se recibe un ingreso fijo mensualmente, por lo cual los gastos se pueden clasificar, tal como si tuviéramos nuestro anterior trabajo.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.