5 errores que los emprendedores jóvenes cometen con el dinero

Desarrollar una nueva empresa no es fácil

. Solo una fracción de las startups fundadas cada año sobreviven por cinco años, y una menor porción son dirigidas por emprendedores jóvenes. Los líderes de negocios que tienen experiencia manejando compañías tienden a tener más posibilidades de fundar un startup exitosa que los más novatos – como ocurre con muchos millenials.

Dicho esto, hay algunas ventajas de ser un emprendedor joven o millenial. La generación es conocida por tener ideas innovadoras, decisión y espíritu, factores que pueden contribuir al desarrollo de una compañía exitosa. El truco está en evitar estar entre el 24% de las startup fallidas que se estrellaron por falta de dinero.

Estos son algunos errores que debes evitar, así no te conviertes en otra estadística.

  1. Manejar el flujo de dinero de mala forma.

La cantidad de dinero que entra y sale de una startup necesita ser gestionada extremadamente bien, especialmente desde sus inicios. De acuerdo a la Association of Chartered Certified Accountants, el 82% de los negocios fallan debido a que no prestan atención al flujo de dinero. Desafortunadamente,  muchos millenials no son los más sabios financieramente, haciendo que la gestión del flujo de dinero sea una gran responsabilidad.

Para evitar este error, solo necitas prestar atención a lo que ocurre con tus finanzas. Mira de donde provienen todos los ingresos y cómo se gasta. Construye un sistema – tan simple como un documento Excel – para llevarle seguimiento a todo. Si no lo haces, dejas la puerta abierta a problemas como el desconocimiento de los márgenes de ganancia, no tendrás los registros necesarios para conseguir inversionistas o no te darás cuenta de algún robo.

  1. Recaudar muchos fondos, muy pronto.

Puede ser muy fácil pasar mucho tiempo planeando cómo recaudar fondos de inversionistas y de firmas de capitales de riesgo en los inicios de una startup. Muchos emprendedores jóvenes consideran la cantidad de dinero recaudada al inicio como una medida de éxito. Se concentran mucho en la recaudación de fondos, sin embargo, esto puede ser malo para los negocios.

Gastar todo tu preciado tiempo y energía generando tantos fondos como sea posible puede alejarte de otras tareas más importantes. Por ejemplo, en lugar de desarrollar estrategias sólidas de negocio y planear los aspectos de marketing, los millenials pueden verse atrapados en el juego de la recaudación de fondos.

Ten en mente que con una correcta planeación, tu negocio hará dinero. Si tu negocio genera dinero, puedes manejar tu negocio con un mínimo control. Eso muchas veces es más valioso que dinero en tu bolsillo en sus inicios.

  1. Tratar de controlarlo todo.

Es muy común que los líderes jóvenes de startups traten de controlar todo porque sienten que son los únicos que conocen sus productos, servicios y planes de negocio por dentro y por fuera. Sin embargo, junto con el riesgo de “quemarse”, hacerse cargo de todos los aspectos de tu planeamiento financiero puede perjudicar tu éxito.

Debido a la relativa inexperiencia de muchos millenials emprendedores, es una buena idea tomar consejos en lo que respecta a las estrategias financieras – ya sea que provengan de un contador, un consejero financiero o el dueño de un pequeño negocio a quien se le dan bien las finanzas. Si no lo haces, corres el riesgo de tomar decisiones que podrían “encerrar” tu startup.

Otra opción es contratar a una persona o a un equipo que pueda ayudar. En tanto tengas tu visión clara, la ayuda externa puede salvarte tu cuenta bancaria y tu sanidad.

  1. Contratar a la persona equivocada.

Es importante contratar un equipo que te cubra la espalda y que ocasionalmente te salven de ti mismo, pero contratar un personal pobre puede drenar rápidamente tus finanzas y arruinar tu startup. Se consciente de quien contratas y cualquier debilidad que tenga.

Los costos asociados con la contratación de personas equivocadas son significantes. No solo estas pagando sus salarios, también tienes que pagar capacitación, reclutamiento y otros gastos relacionados. Así, empleados débiles resultan en una pérdida de productividad y en ventas. Si no estas obtenido el retorno de tu inversión entonces, ¿Cuál es el punto?

Con este riesgo, puede ser tentador contratar a personal de bajo coste. No caigas en esta trampa – seguro pagarás por eso a largo plazo, ya que puede que no tengan la experiencia necesaria o no sea confiables, y te termina costando más en el futuro.

  1. Gastar en los lugares incorrectos.

Los millenials son una generación idealista, no hay duda de eso. Si bien puede ser una gran característica para generar ideas innovadoras, puede también ser perjudicial para la practicidad. Por ejemplo, muchos emprendedores jóvenes gastan mucho dinero desarrollando sus nuevos productos o servicios, y no mucho en la parte del marketing.

Si gastas todo tu tiempo y finanzas en tratar de perfeccionar un prototipo sin salir afuera a venderlo, pierdes muchas ventajas como el feedback de los clientes y usuarios. Desperdiciaras tiempo que podrías dedicar a interactuar con tu base de clientes y aprender qué es lo que realmente quieren.

No hay razón para que los jóvenes no tengan éxito en sus startups. Con la decisión y el espíritu de esta generación, la innovación no tiene fin. Al evitar los errores financieros, los emprendedores jóvenes pueden poner sus grandes ideas en acción.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.