Depilación e identidad en la posmodernidad

Me molesta sobremanera que las mujeres se depilen ahí. También me molesta que se hagan diseños ridículos como un triangulito o una lista, la famosa pista de aterrizaje. Tampoco estoy a favor de aquello sea una maraña inexpugnable. Hay ciertos equilibrios estéticos que se deben de guardar.

Y ante tal reclamo alegan que es por higiene, no veo que tiene que ver, si los pelillos van alrededor de lo que se debe de procurar limpio, porque estoy a favor completamente de la higiene, eso sí. Pero mire usted, creo que al depilar completamente el área referida se pierde algo de identidad, de individualidad, el área desmontada queda así como muy equis, como un páramo yermo que no dice nada de la persona, y eso limita la sensación de intimidad. Es como hacerlo con un producto hecho en serie, como hacerlo con una Barbie, todas se ven igual y en esta época de industrialización donde todo se sistematiza y se homologa, algunos detalles que configuren  la personalidad única que cada persona debiera tener, se agradece, pero no, hasta ahí ha llegado la vocación fascista de nuestra sociedad por eliminar las peculiaridades del individuo.

Por otro lado, además del efecto visual, es muy molesto que traigan ahí la raíz a medio crecer, raspa y es incómodo, y así, medio crecido, contrario a la imagen higiénica que debería de representar, mas bien se ve como un descuido del aseo personal.  Es como cuando uno se está dejando el bigote. Y concediendo, podrá  ser muy higiénico, pero a veces no es muy estético, porque habrán de saber que, como todo, cada parte de nuestro cuerpo tiene sus particularidades que nos identifica como individuos únicos e irrepetibles, salvo que se seas diputado, esos si son todos son iguales, y de igual manera así como uno usa la barba para esconder los cachetes, o el bigote para que se vea tan grande la nariz, así el vello puede servir para lograr ciertos equilibrios estéticos. Digo, porque hay que tener una autoestima muy grande o tener la seguridad de que alguna parte de nuestro cuerpo esta muy bien proporcionada para exponerla así, sin más, a boca de jarro; es como las mujeres que usan el cabello corto como hombre, porque confían en su belleza y en la armonía de sus rasgos. Pues así, tal cual ocurre con esa onda, señora, joven, damita,  es prudente que observen con cuidado y muy objetivamente decidan el tipo de corte, afeite o depilación que les favorezca, si el vello es ralo y claro, se recomienda solo delinearlo bien sobre su propio contorno natural desde el bajo vientre hasta la entrepierna. Si por el contrario, es muy negro y rebelde, hirsuto diría yo, es necesario cortar el largo y mantenerlo dentro del área que cubra su ropa interior, y ahí sí, solamente sobre la parte del pubis, depilando con cera, de ser posible, mas abajito. En fin queridas amigas, como dicen, de la moda, lo que te acomoda, desde luego que también para tomar una decisión al respecto es importante considerar las actividades que realizas y el tipo de ropa que usas, ahí definitivamente hay que elegir la practicidad sobre la estética, lo que no se vale es por flojera o por comodidad agarrar parejo y cortar todo, y más si tienes tremendo ardillón, no amiguita, hay que usar ahí el camuflaje a su favor.

¡Comparte!

* * *