Después de tres años.

¡Van a nombrar tres fiscales!

El expresidente de México Enrique Peña Nieto, el 18 de julio de 2016 promulgó el Sistema Nacional Anticorrupción. Carlos Mendoza Davis, gobernador del estado, promulgó el 16 de diciembre del mismo año, el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

.Sin revisar la ley, a la que se le han hecho infinidad de reformas, podemos acotar: de acuerdo con el Boletín Oficial del Estado, hace años que el SEA debería estar totalmente integrado. Primero se incumplió con el nombramiento de la Comisión de Selección, que debería “seleccionar” los cinco integrantes del Comité de Participación Ciudadana. Si se incumplió con la comisión de selección, con más razón con el nombramiento del Comité de Participación Ciudadana que debe estar integrado por cinco miembros.

Ahora sí parece que los diputados van en serio después de casi dos años de silencio y corrupción… porque si no se cumple un mandato establecido en el Boletín Oficial se está practicando la corrupción.

Hace unos días el diputado Esteban Ojeda habló del tema y señaló que presentarán la iniciativa para nombrar al Fiscal general y al Fiscal Anticorrupción. Sea como sea parece que van en serio y ya luego el SEA estará totalmente integrado… ¡Alabado sea! A menos que pase como con la Ley de Movilidad.

En su intervención en el canal oficial “con absoluta seguridad” –según él- hablo de que era una iniciativa responsable ya que se necesitaba el fiscal general y el de anticorrupción. Que eran dos instancias muy importantes –después de casi dos años se dan cuenta-

El ejecutivo nacional nos ha dado muestras de querer centralizar todas las instancias de poder; es público y notorio que los diputados y senadores del Congreso Nacional, son “ojos y oídos” del autoritario poder. Lo de Jaime Bonilla que se autonombra gobernador de cinco años y el nombramiento de Rosario Piedra en la CNDH, son pruebas irrefutables de que López Obrador “va por todas las canicas”

De esta terrorífica evidencia concluimos que los fiscales que se nombren en esta entidad serán “ojos y oídos” del Congreso controlado por los Morenistas, aunque la vox populi dice que con fiscal anticorrupción el maridaje político continuará… ¿O díganme, de qué sirve la Contraloría? ¡para maldita la cosa!

Parece ser que López Obrador va por todo: control de los gobiernos estatales, (el Insabi demuestra que el centralismo va en serio), el Congreso de la Unión, CNDH y la Suprema Corte de Justicia. También va por el Poder Judicial y el INE. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Los Congresos Locales y el de la entidad en particular ni acatan la austeridad republicana, (aguinaldo) y prestaciones millonarias mientras burócratas y demás fuerza de trabajo recibe un aguinaldo de hambre) y todavía el secretario de finanzas dijo “que les desea felicidad y que cuiden su aguinaldo”. Los desmanes del Congreso y ayuntamientos Morenistas practican la corrupción y les viene “guango” la política de austeridad republicana.

¿Para qué hablar entonces de ataque a la corrupción? ¿Para qué el SEA y su fiscal que no se ha nombrado? ¿Cuál debería ser el perfil del fiscal?

Una mujer u hombre que sea enemigo jurado de la corrupción, que cinco años atrás no haya sido miembro de un partido o candidato, que no haya sido funcionario estatal o municipal, que no sea familiar del gobernador y su gabinete, que no haya ejercido cargos de dirección en la iniciativa privada y que no sea directivo de instituciones superiores de educación, que tenga el grado de licenciatura cuando menos.

Y que conste: con fiscal o sin él las autoridades seguirán usando la ley para beneficio del capital y los incondicionales.

Aun así, deben nombrarlo a la brevedad. Debe el ejecutivo y el legislativo dar la relevancia que merece una institución tan importante como debe ser el Sistema Estatal Anticorrupción. No creo que se avienten otro año sin nombrarlo. Alea Jacta Est.- 11-12-19. (la colaboración está actualizada) 07-02-20

¡Comparte!

* * *