Publicidad oficial y Partidos.

Tres momentos de López Obrador

Publicidad oficial del Congreso Local

 Nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador en su campaña –de muchos años- para alcanzar la presidencia de la república dijo algunas veces que los soldados volverían a los cuarteles. (el pueblo vitoreaba)

También ofreció que no aceptaría presiones ni chantajes de nadie; que no negociaría con grupo alguno canonjías de la Ley Federal de Educación. –la famosa reforma educativa, en fin…

Los soldados no volvieron a los cuarteles sino que hoy la SEDENA es el segundo poder después de ejecutivo. Están por todas partes realizando tareas que corresponden a Secretarías de Estado. El argumento del ejecutivo fue de que se necesitaba pacificar el país, eliminar el narcotráfico y la inseguridad, terminar con todo tipo de delincuencia, ejecuciones increíbles, secuestros, etc. Y la realidad es que en 2019 se disparó la delincuencia en todos los aspectos.

Los soldados se replegaron a las fronteras por órdenes del gobernante gringo y hoy la hacen de patrulla fronteriza (Border Patrol) y obvio, la principal tarea de salvaguardar la seguridad de la ciudadanía es un fracaso total –allí están las estadísticas y la información televisiva y diarios no controlados-

El ejército es todólogo: tan pronto es constructor de aeropuerto, comprador y distribuidor de medicinas, funcionarios y cargadores de gasolina, autoridad estatal y municipal, organizadores en desastres, repartidor de despensas, etc, etc.

En la campaña fue enfático en recalcar aquí y allá que la reforma educativa no estaría al mejor postor y que no aceptaría presiones de ningún grupo para entregar la rectoría de la educación. Cuando la CNTE bloqueó carreteras y vías férreas les dijo “no sean rebeldes sin causa” y la realidad allí está. Para la aprobación de las reformas y leyes secundarias la CNTE bloqueó la cámara de diputados y el senado. Al rato todos salieron contentos: se impuso la mayoría morenista. Y se comenta que el ejecutivo concedió mil atribuciones a “a los rebeldes sin causa”

También fue enfático en que la libertad de expresión se ejercería sin censura alguna y no pasaría lo que le pasó a la periodista Carmen Aristegui. Hoy es otra la realidad: A las primeras opiniones en contra de su gobierno mandó publicar la lista de los “periodistas chayoteros” con el insano propósito de hostigarlos “para que se abstuvieran de publicar en su contra. El programa “Tercer Grado” salió del aire –seguramente para alguna negociación- y Loret de Mola fue expulsado. Luego siguió La Parodia con la intención de que “no abusen” de la figura del ejecutivo. Hace días siguió la purga para Sergio Sarmiento. Ya van muchos periodistas asesinados. La prensa libre señala que al ejecutivo no le gusta opinión en contra y los llama Fifís, chayoteros, enemigos del orden, de la mafia del poder. La opinión de analistas e intelectuales es que a López Obrador no le gusta que cuestionen su gobierno. Nada parecido a la libertad de expresión sino todo lo contrario, un régimen autoritario que solo confía en la SEDENA, nadie más.

Cuando inició su gobierno señaló que gastaría la mitad de lo que gastó Peña Nieto en publicidad. Al decirlo se antojó una medida justa y democrática. Peña gastó 50 mil millones de pesos en seis años, es decir que el ejecutivo actual gastará 25 mil millones de pesos en publicidad oficial. Cantidad que se me hace escandalosa en un pueblo con mil carencias.

Para el año 2020 en el presupuesto le autorizan 4 mil 700 millones, que multiplicados por seis años nos da la increíble cantidad de 28 mil 266 millones, más lo que se agregará, cifra insultante para un pueblo urgido de escuelas y maestros, medicinas y médicos, hospitales, reactivar el campo y aliviar el hambre de millones de mexicanos. Los  partidos no hacen malos quesos y se llevarán del presupuesto más de 5 mil millones.

Si usted observa y escucha la tele y la radio encontrará un bombardeo insultante de publicidad oficial, publicitando todo. En los sexenios anteriores salía publicidad de los demás partidos. Hoy sale uno  cada mil años, del PT. Todo lo demás son logros del gobierno actual.

Publicidad oficial que pretende enajenar más al pueblo pobre y desamparado. A menos que me digan que ya no hay pobres y desamparados. Y lo más lamentable: los enajenados allí están, y los chairos también; ¿por qué tanta publicidad? Es escandalosa, incluso más que en los mejores tiempos del PAN y el PRI. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: y en los peores tiempos del PRI y el PAN en la cámara de diputados local se vieron tantas “metidas de pata” como en la actual legislatura en la que sus diputados morenistas, que eran la mayoría, gritaban a los cuatro vientos “que habían llegado para transformar todo”. En parte sí lo han reformado ya que se dividieron en dos fracciones de morenistas. Eso nunca se había visto. Si en el pasado se ventiló las mañas de Rogelio Martínez Santillán que “perdió” un sobre amarillo, y los tarascones de Arturo de la Rosa, ahora se perdieron más de 300 mil, no se bajaron el sueldo y ganan casi igual al presidente y muy luego se ejerció el conflicto de interés.

Acaban de declarar que en publicidad oficial andan “un poco excedidos” en pagos a la prensa, ya que están pagando 300 mil mensuales, que multiplicados por doce nos da la cantidad de 3 millones 600 mil pesos anuales.

¡Viva la austeridad republicana! ¡Viva la publicidad oficial! Alea Jacta Est- 24-09-19- Miembro de ESAC-

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.