El Congreso Constituyente fue del 25 noviembre de 1974 al 9 de enero 75.

Legislaturas y sus diputados

El Congreso Constituyente fue del 25 noviembre de 1974 al 9 de enero 75. La Primera Legislatura inició el 12 de marzo de 1975 al 30 de marzo del 78. La XV que es la actual, inició el 15 de marzo de 2018 y concluye el 31 de agosto de 2021. Es decir, han transcurrido 14 legislaturas y la actual que apenas inicia su gestión. Han transcurrido 43 años de “estado libre y soberano” y al concluir la actual habrán transcurrido 46 años.

En ese período de tiempo han pasado muchas cosas, pero los diputados han actuado igual desde 1975.

En las primeras ocho partió el Queso el PRI. De la IX a la 12 partió el queso el PRD_PT-Convergencia. Vale recordar que la aplanadora de Leonel Cota (PRD) inició la IX legislatura el 15 de marzo de 1999 y concluyó el 14 de marzo 2002. Leonel y Narciso tuvieron el control de la cámara de diputados desde 1999 al 14 de marzo de 2011, es decir, doce años. En la XIII el PRI obtuvo 6 diputados, el PRS dos, el PAN 7, PRD 4, Convergencia y Panal uno cada partido.

En la 14 partió el queso el PAN y en la actual parte el queso Morena.

En la 13 el PRI ganó seis diputaciones –cuatro de mayoría y dos pluris-, y cuando presentaron su agenda legislativa, y por ser uno de los diputados Juan Alberto Valdivia, asistí creyendo que agendarían problemas torales del pueblo. Dos vece tomé la palabra y solamente medio me contestó Valdivia… pero tampoco hicieron nada.

Durante la hegemonía del PRI el pueblo no fue tomado en cuenta como tampoco fue defendido por el poderoso control de Leonel y Narciso. Tampoco lo defendió el PAN y su aplanadora de la XIV.

Y llegamos al sunami de Andrés Manuel López Obrador que arrastró candidatos que luego fueron diputados, alcaldes y gobernadores. Funcionarios que la mayoría no tenía una militancia de izquierda ni siquiera democrática… llegaron “luchadores sociales” deseosos de saborear el poder. Salieron del montón y allí están los resultados.

El cuestionamiento a gobernadores, diputados y alcaldes siempre los ha habido, pero con Morena nadie pensó que llegaran negando el credo de López Obrador: no robar, no mentir, no traicionar…

En los viejos tiempos del PRI en la entidad, el pueblo se mantuvo en una quietud espantosa. Casi nada cuestionaba. Ahora es distinto.

Recuerdo que en la Décima Legislatura -15 marzo 2002 al 15 marzo 2005. Hubo un fenómeno especial y algunos comentaristas lo consignamos: Leonel Cota Montaño “vendió” el Mogote, los diputados priistas que eran cuatro se manifestaron y muy luego guardaron “su espíritu democrático”. Los dos plurinominales fueron los caballones Mario Vargas Aguiar y Amadeo Murillo Aguilar…a estas alturas los Murillo Aguilar siguen causando estragos. Llegó Benito, luego Amadeo y ahora Rigoberto.

En la legislatura Once algunos diputados acusaron a Rogelio Martínez Santillán por unas cuentas opacas. Dijo que en un sobre amarillo entregaría y daría cuenta del cuestionamiento. Nunca apareció el famoso sobre. Lo premiaron con una dirección del subsistema de educación estatal.

En la legislatura doce Cota Katzenstein y otros de oposición denunciaron a Arturo de la Rosa, por ocho millones que volaron; nunca le hicieron nada, tan así que fue alcalde en Los Cabos y hoy quería repetir: lo arrastró la marea Morenista. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: En la legislatura XIII, del 15 de marzo al 31 agosto 2015, llegaron seis diputados priistas. A los días presentaron su “agenda legislativa” y tampoco hicieron nada por el pueblo. En la XIV, que concluyó en agosto 2018, partieron el queso los panistas con su satélite PRS. Fue la época gloriosa del actual gobernador Carlos Mendoza Davis. En la legislatura ya asomó la cabeza Morena con una diputada. El gobernador no tuvo tiempo de saborear las mieles ya que enseguida lo arrastró Morena.

Y llegamos a la elección del primero de julio de 2018 en la que López Obrador con doce años de campaña destrozó a la oposición en forma por demás vergonzosa.

Y en ese momento el pueblo, que ya había puesto sus esperanzas en Andrés Manuel, ni siquiera revisó las boletas y sufragó por todas las opciones: senadores, diputados federales y locales, gobernadores y ayuntamientos. Y asumieron el cargo muchos más o menos democráticos y una bola de antidemocráticos.

Y allí están parte de los resultados porque en todo el país pasa lo mismo: El Congreso local inició el mismo día de tomar posesión con un tremendo desacuerdo al nombrar al mandamás de la cámara. Por fin eligen a Ramiro Ruiz a quien luego lo pasaron a guillotina. Declararon que se reducirían el sueldo para honrar la “austeridad republicana” No lo hicieron.

Muy luego viene el segundo conflicto: A Rigoberto Murillo le entregan 377 mil pesos para que pague el servicio de una firma. A los meses explota la bomba cuando el que les prestó el servicio cobra por él. Viene el zafarrancho, se dicen corruptos, traidores, alevosos, falsos, Judas, taimados… Por fin Rigoberto saca la cabeza y declara que “pedirá un préstamo al congreso para pagar” ¿Este sujeto merece la confianza de ejecutivo nacional y el voto de los sudcalifornianos?

Apenas pasaba la tormenta de Rigoberto cuando aparece “un resbalón” de Esteban Ojeda Ramírez, que se declara democrático y representante de la disidencia magisterial. Se cuela la información de que beneficia a una cuñada, esposa de su hermano, asignándole la tarea de proveer de artículos electrónicos al congreso. En unos cuantos meses su cuñada se embolsa casi un millón de pesos. ¿También merecerá los votos que el pueblo le otorgó?

Hasta hoy los morenistas del congreso actúan igual que todas las legislaturas anteriores. Pero a estos nadie del congreso los ha cuestionado. Incluso Milena Quiroga no cuestiona a Esteban si no que “está más preocupada por saber de dónde sale la información” Es decir, si no lo supieran los medios de comunicación seguirían escondiendo sus tropelías. ¿y Morena local qué hace? ¿Y qué acción tomó Víctor Castro?

Demuestran no tener dignidad ni decoro. Alea Jacta Est. 14-05-19

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.