La constitución y sus 43

Imposición del IEE

La famosa paridad de género ya ha parido “nuevas Juanitas” para estrenarlas el 2018. Resulta ahora que el Instituto Estatal Electoral –por indicación del ejecutivo- ha lanzado la puntada de que en los ayuntamientos haya tres mujeres en la cabeza de la alcaldía. Los partidos políticos han acatado, en lo general, tal decisión a pesar de que “la paridad” debe ser en iguales, y como el estado está dividido en cinco municipios no puede haber paridad donde no hay pares tal como el caso de esta entidad. Paridad no hay en tres y dos y por lo tanto los partidos políticos bien podían haber esgrimido esta reflexión para lanzar como candidatos a alcalde tres hombres y dos mujeres o viceversa, pero nunca impuestos por una decisión ilógica que raya en feminismo ya que la presidencia del IEE recae en una mujer. Además, la orden “a rajatabla” de que las alcaldías se repartirán entre tres mujeres y dos hombres, nulifica el sentido de autonomía de los partidos que por siempre han decidido sobre las candidaturas.

Cuando “se inventó” la paridad de género para este estado solamente se pensó en los municipios y el congreso, pero nunca ha existido la paridad de género en el gabinete del gobernador ni en funcionarios de segundo nivel en donde los hombres llevan mano de cuatro a uno así como en el poder judicial y sus mandos medios.

Siempre he pensado que el que las mujeres participen como alcaldesas y diputadas no puede ser por decreto sino por el perfil adecuado para ganarse la candidatura.

Ya tenemos la cruda experiencia de lo acontecido en el trienio actual donde el pueblo calificó como Juanitas a las esposas del candidato a alcalde de Mulegé y al de Loreto por el “justiciero” PAN. Salieron los dos de las candidaturas y colocaron sus esposas como candidatas, que ganaron la elección.

Ahora los partidos tendrán que cambiar las estrategias para colocar tres mujeres y los municipios que les asignarán. El experimento pasado (las Juanitas) no rindió los mejores resultados principalmente en Mulegé donde Pedro Osuna, de hecho, es el alcalde. Seguramente las direcciones de los partidos decidirán lanzar tres mujeres en Comondú, Loreto y Mulegé y reservar La Paz y Los Cabos para hombres, aunque en el PAN se escucha que la candidatura de este municipio será para Maritza Muñoz, que de tapadera de Marcos Covarrubias, como contralora, fue premiada con una diputación. Los demás partidos tendrán que dar cursos intensivos a las mujeres que pretendan lanzar.

Y dos partidos presentaron impugnaciones ante el Tribunal Estatal Electoral donde solamente los chicharrones de Joaquín Beltrán –presidente- truenen y los del gobernador. De antemano las impugnaciones no prosperarán… y tendremos tres planillas a los ayuntamientos encabezadas por mujeres. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Por decreto publicado en el Boletín Oficial de la entidad el 15 de enero de 1975, nuestro estado dio vigencia a la constitución. Ya han transcurrido 43 años de aquella “gloriosa epopeya” en que los sudcalifornianos contamos con nuestra carta magna.

¿Y los preceptos enmarcados en la constitución estatal han permitido que vivamos en un ambiente de igualdad y fraternidad? ¿Las leyes de la constitución nos ha hecho más iguales y las leyes se aplican tanto para los ricos, políticos y sus compadres, así como para los pobres y la clase trabajadora? ¿Los tribunales, los ministerios y autoridades de todo tipo, ejercerán la justicia por igual respetando el estado de derecho?

¿Algún ciudadano pobre que se quiere divorciar, o uno al que le chocaron su carro, o le invadieron un terreno, o haya acudido a contraloría, le hayan robado en su casa, le inventen un delito, la hayan cometido fraude, podrá decir que las autoridades actuaron con prontitud, legalidad, respetando el estado de derecho? NO señor, te cansan en mil vueltas y por lo general nunca resuelven a tu favor.

Desde hace 43 años padecemos una jurisprudencia que ahoga a los pobres y convierte a los poderosos, políticos y sus cuatachos, en intocables y dueños de la corrupción.

Y ayer “la política se vistió con sus mejores galas” para conmemorar un año más en que “gozamos de un estado vertical y pujante que asume los retos para una mejor convivencia”

El día de ayer la clase política y sus esbirros acudieron a la alta representación que es el congreso del estado –aunque el recinto tenía muchas butacas vacías- para en aras de la mediocridad hablar de prosperidad cuando hoy más que ayer la pobreza deambula por calles y cruceros, por pueblos y rancherías, en un estado de ingobernabilidad donde el crimen organizado y la corrupción son actores estelares…ni un pelo le hemos arrancado a la inseguridad y la corrupción. Alea Jacta Est.- 16-01-18

¡Comparte!

* * *