En la colaboración del martes apunté datos sobre el surgimiento del sistema de Poquiteros en Santa Rosalía.

El sistema de Poquiteros  (II y última)

En la colaboración del martes apunté datos sobre el surgimiento del sistema de Poquiteros en Santa Rosalía. Esta figura laboral no aparece por los 50 sino que su pasado se remonta a 1938, un año después de que se funda el sindicato de la Sección 117, perteneciente a la energía sindical manejada desde México por el charrismo sindical que logra su apogeo con la dirección del nefasto Napoleón Gómez Sada que hereda la dirección a su hijo Napoleón Gómez Urrutia que por la “magia” ¿o mafia? de Morena ahora es senador.

También apunto que por los 90 llega Recursos no Renovables, que reactivó algunas minas en las que poquiteros de antes son los encargados. Hablo del Proyecto Mercurio y olvidé señalar que por ese rumbo del arroyo de Purgatorio y por el cañón de Santa Martha también se abrieron las minas de Los Sondeos, por los 80, que lograron importancia en la época de Recursos no Renovables.

Vale la pena recordar algunas fechas que marcaron la vida económica de la minería y la suerte de los mineros:

El sindicato Obrero se funda el 23 de octubre de 1923, que aglutina a todos los mineros dispersos en los Grupos (Santa Martha, Purgatorio, Providencia, San Luciano y Santa Rosalía) En cada Grupo había minas importantes. La huelga estalla el 17 de abril de 1925. En 1932 inician los trabajos de San Luciano, Santa Martha deja de funcionar en 1941, los mineros son cambiados a San Luciano que deja de trabajar en 1945. Fue el último asentamiento humano concentrado en los Grupos ya que los demás habían clausurado la minería. Es la fecha de la primera gran liquidación en la que mineros y familias abandonan el lugar dispersándose hacia Baja California, Sonora y La Paz. Las minas del fundo minero de Cachanía siguieron trabajando con el sistema de poquiteros. Esta gran liquidación alcanzó a mi familia ya que mi padre decidió nos fuéramos a Mexicali. Abordamos el Córrigan IV, dimos vuelta por Cabos San Lucas y llegamos hasta Ensenada. No tengo idea si la empresa liquidó a los mineros y si mi padre alcanzó algún dinero. Creo que sí ya que el traslado corrió a cargo de ella.

Cabe hacer énfasis en que el sindicato de la Sección 117 se funda en 1937 y que para 1938 surge el sistema de los poquiteros. Y vale recalcarlo ya que al surgir el sindicato de la Sección 117, único hasta 1985, los mineros quedan desamparados ya que al año siguiente se da el sistema de poquiteros, sistema que permitió que la empresa se desatendiera de las relaciones laborales para con los mineros y fueran los poquiteros los que mantuvieron cierta relación, y digo cierta relación porque de hecho y en la práctica era la empresa la encargada de todo. Cuando un poquitero se “alebrestaba” el metal que entregaba “no tenía ley” ya que la ley del metal se determinaba en los laboratorios de la empresa. A la siguiente semana el poquitero dejaba de inconformarse y su metal volvía a tener ley. Minero que se inconformaba con el patrón era corrido, perdía su antigüedad y al llegar a otra mina iniciaba de cero. Nunca se tipificaron enfermedades profesionales. Si hubiese funcionado el sindicato rojo los mineros hubieran estado protegidos.

Desde el momento en que aparecieron los poquiteros desde ese momento los mineros adquirieron el calificativo de libres, determinando el poquitero las relaciones de trabajo y los derechos laborales.

La Sección 117 para justificar el membrete de “minero” afilia a los de San Guillermo y otras minas grandes, pero no son más de 40, en cambio los mineros libres fueron aproximadamente 300. La 117 estaba formada por los obreros de la empresa que laboraban en talleres, almacenes, la fundición.

Esa fue la lucha que dimos por los 70, para que la empresa los reconociera como sus trabajadores.

Solicité –por varias veces- a la directiva de la 117 me permitiera acudir a una asamblea. No me permitieron, solamente pude hacerlo por única vez en la dirección De Enrique Hirales. Acción que siempre agradecí. En 1985 se clausura la minería y los libres son tirados como trastos viejos. Miles de batallas que no pudimos ganar. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: En el recuento de los “daños” podemos apuntar:

La vida azarosa de la minería en Cachanía tiene tres grandes Hégiras: la de 1945, la de 1954 y la definitiva en 1985.

La empresa minera del boleo, con capital francés, se funda el 7 de julio de 1885 y clausura su actividad el primero de febrero de 1954. Sesenta y nueve años en que se llevaron el cobre y nos dejaron cerros vacíos, pero llenos de cruces de los panteones de Santa Martha, Purgatorio, Lucifer, San Luciano, Providencia, El Yeso, La Chinita, el Montado, Mesa México y Ranchería.

La empresa mexicana, Santa Rosalía S.A, inicia en 1954 y clausura en 1985. Treinta y un años manteniendo el sistema de poquiteros y mineros libres.

El sindicato obrero anarco-sindicalista se funda el 23 de octubre de 1923 y desaparece en 1937 al surgir la figura de la 117.

Los poquiteros irrumpen en 1938 y con ellos los mineros libres.

San Luciano se funda en 1932 y deja de trabajar en 1945, Santa Martha clausura sus trabajos en 1941.

En mayo de 1945 los mineros dejan de pertenecer a la Sección 117.

En 1985 son corridos como animales sin dueño: Si los hubiera visto usted cómo arrastraban sus pasos, de Ranchería al Parque Zaragoza, luego a la plaza central y el regreso a Ranchería. Por fin se sentaron en las bancas del Chorizo a esperar su muerte…muerte que ya los alcanzó.

En el primer decenio del 2000 “se reactiva la minería” y llega una canadiense; se va sin pena ni gloria y vende la concesión a los coreanos.

Los coreanos trabajan igual que los franceses y los mexicanos; desconocen derechos laborales, acosan obreros y trabajadoras, estableciendo un sindicato a modo, de la filial del nefasto y corrupto Napoleón Gómez Urrutia. Alea Jacta Est.- 11-04-19

Los datos duros fueron consultados en el extraordinario tratado del compañero Juan Manuel Romero Gil.

¡Comparte!

* * *