Me interesé nuevamente por el sistema de poquiteros y la fecha en que pasaron a formar parte de la energía económica de la minería en Santa Rosalía.

El sistema de “Poquiteros”  ( I )

Con el subtítulo de “Santa Rosalía y su tiempo” he escrito varias colaboraciones (8) desde 2010 en las que trato sobre su historia, costumbres, los lotes, beisbolistas, incendios, mineros, poesía y cuento,  personajes emblemáticos, etc. Incluso publiqué dos novelas, una crónica y un folleto extenso.

Me interesé nuevamente por el sistema de poquiteros y la fecha en que pasaron a formar parte de la energía económica de la minería en Santa Rosalía. Y todo porque regresamos de Mexicali por 1950 y mi padre a los días de haber conseguido una casa, se fue a Nopalera a buscar a mi tío Toño García, que era poquitero, y entró a la mina; por las tardes en los cerros cercanos a Ranchería prospectaba en el nivel 70 hasta que encontró una pequeña veta de metal, buscó un compañero y entre los dos levantaron una pequeña mina. Dejó la chamba con tío Toño, trabajó la mina y pasó a formar en el sistema de poquiteros.

De esa remembranza concluyo que los poquiteros no son de mediados del 50 sino que el sistema viene desde mucho atrás.

Y en la mente recorrí el pueblo y encontré varios poquiteros. Había los que tenían muchos trabajadores y los que tenían uno a tres, es decir pequeñas minitas que “metaleaban” entregando la producción a la empresa. Así trabajó mi padre desde que llegamos de Mexicali.

De los poquiteros que tenían grandes minas y muchos trabajadores recuerdo: Margarito Maldonado, que vivió donde después habitó el profesor Manuel García, en Ranchería un lado de la escuela Antonio F. Delgado; Maldonado tenía hasta camiones para transportar metal. Recuerdo a Olayo (así lo nombraban) que se encargó de la mina del 50. Por esa línea de la montaña estaba el nivel 70 y más allá el 90. Mi padre tuvo minitas en el 70, el 90, la Testera y la Quebrada.

De Ranchería “los pesados” en la minería fueron: Simón Navarro y Andrés Flores que se encargó de la mina de San Guillermo, mina enorme que duró más de 20 años produciendo muchísimas toneladas de un metal negro. Ismael Padilla era el troquero que acarreaba el mineral hasta la fundición. Pasaba por el arroyo de Ranchería no menos de diez veces con el troque lleno de metal.

De Nopalera recuerdo al tío Toño, a Nato Ojeda, a Fidencio Amador y Cuate Rivera. Del centro recuerdo a Felipe Beltrán.

Sub poquiteros –changarreros de la mina, les llamaba- había muchos, tantos que ocupaban a más de 200 mineros libres (sin mina y sin patrón).

Todos, absolutamente todos, tenían una gran relación con la empresa ya que entregaban metal, la empresa determinaba la ley y el precio por tonelada. Los sábados en las casas de los grandes poquiteros se formaban muchos mineros para cobrar la raya. Con los sub poquiteros llegaban no más de 4. Recuerdo también al señor Luis García, sin precisar si era poquitero o tenía algún encargo en la empresa. En el mismo caso estaba el señor Pelleirón, que vivían en Mesa Francia.

Por los 90, en la época de crisis, llegó Recursos no renovables, reactivó algunas minas y “revivió” a varios sub poquiteros: Vuelven a la chamba, Pepe Romero, de Ranchería, Chuy Cota que vivió atrás del estadio, cerca de la casa de los Gradillas, Fidencio Amador y varios más… si los hubiera visto usted; pagaban hasta una lechuga con tarjeta. Recursos no renovables les dio a ganar buen dinero… pero duró muy poco. De esa época son el Proyecto Mercurio y el Apolo, minas enormes con un socavón al que entraban los camiones y “yukles” a cargar el metal que extraían con máquinas y lo cargaban con palas mecánicas. En las minas de los sub poquiteros muchas veces entraban a labores (socavones) agachados. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Los poquiteros no irrumpieron en la minería a mediados del 50 sino que aparecieron mucho antes.

De acuerdo al libro del compañero Juan Manuel Romero Gil, doctor en historia y ciencias sociales, el Gran Sindicato Obrero de Santa Rosalía se funda el 23 de octubre de 1923, primera organización sindical en el noroeste del país: “allí, en pleno corazón del pueblo, en la Calle Seis, número 21 instalaron sus oficinas, colindando con la populosa Calle Ancha”

La huelga minera por malos tratos vida insalubre, sin respetar derechos laborales, estalla el 17 de abril de 1925. (En mi colaboración pasada apunté que el sindicato se había formado “a los pocos meses de 1926. Es un error)

En 1932 se inician los trabajos de San Luciano, mina en la que la empresa cifraba sus expectativas para que reemplazara la minería de  Santa Martha que en 1941 clausura sus trabajos y los mineros son cambiados a San Luciano.

En 1937 se funda el sindicato minero de la Sección 117 y para 1938 surge el sistema de poquiteros. La empresa conserva la fundición y San Luciano y las demás minas las entrega a contratistas independientes que emplean entre diez y 20 hombres. –continuará- Alea Jacta Est. 9-04-19

¡Comparte!

* * *