López Obrador inició su mandato el primero de diciembre del año pasado.

Ciertamente es poco tiempo

López Obrador inició su mandato el primero de diciembre del año pasado. Ciertamente es poco porque apenas si cumple medio año.

¿Y por qué tanto descontento a nivel nacional?

En su campaña prometió que se terminaría con la inseguridad nacional y resultó ser el arranque de gobierno más violento de la historia –es que el crimen organizado ya llego a la Ciudad de México-, que terminaría con la corrupción, los soldados volverían a los cuarteles. Y lo más sentido por el pueblo fue: que desde el primero de diciembre bajaría el precio de la gasolina, la electricidad y el gas. Tres cotidianas urgencias del pueblo. Tres realidades que lastiman enormemente el bolsillo de millones y millones de mexicanos.

Tan sólo con la promesa de que bajarían estos energéticos que tienen al pueblo en una existencia raquítica, hubiese bastado para que la ciudadanía se manifestara como se manifestó el domingo primero de julio… el pueblo no necesitaba más para votar por López Obrador. Con los priistas el pueblo ya estaba curado de espantos, pero con el Peje no.

Que conste: con esta promesa el pueblo respaldaría en todo al ejecutivo actual. No necesitaba más.

El pueblo se fue decepcionando ya que tenía mil expectativas en el candidato. La electricidad no ha bajado de precio y la gasolina aumentó y aumenta tal como pasó en esta entidad. El gas cada día está más caro. Y como es la mayoría la que sufre por gasolina, electricidad y gas, esta mayoría fue decepcionándose: la inseguridad es mayor a la del año pasado, la corrupción y los corruptos gozan de cabal salud y este gobierno no llamó a cuentas a ninguno. El pueblo sentía en carne propia la deshonestidad de los tres sexenios anteriores. Es un clamor popular al ver a Peña, Fox y Felipe darse la gran vida y el pueblo igual de jodido. La ciudadanía confiaba en que corruptos de primera pisaran la cárcel. El gobierno de Peña encarceló a varios gobernadores y éste no ha ajustado cuentas con ningún pez grande de los sexenios anteriores. Se habla diario de la lucha contra la corrupción y nadie ha pisado el tambo por esta acción.

Los incondicionales seguidores del actual ejecutivo levantan la voz para decir que le den tiempo porque tiene poco y en 6 meses no puede hacer mucho.

Pero resulta que desde que inició el mandato “pasó a cuchillo” miles de empleados y “por decreto” fueron cesados. Estos miles de familias están inconformes. Luego pasó a cuchillo a las guarderías infantiles y delegaciones federales ¿Y cuántos miles de ciudadanos inconformes calcula usted? Que había una gran corrupción en las guarderías, debe ser cierto, pero si sabían dónde estaba la corrupción, a esas guarderías debía haber pasado a cuchillo. El que se informe que las familias directamente recibirán los apoyos, y que sean abuelos, amigos, hermanos y familiares los que los cuiden es una falacia. Esta fue otra decisión desafortunada que sigue aumentando la inconformidad.

En Tabasco y en la tierra de Zapata decide hacer dos refinerías. Muchísima gente está contra estas acciones. El nieto del caudillo del sur explotó contra López Obrador diciendo que le había perdido la confianza, pero que la termoeléctrica no la dejarán trabajar. En la tierra de Zapata se había comprometido apenas tres años antes, de que la termoeléctrica no se aceptaría y que era una afrenta para la tierra de Zapata.

Y así se ha ido construyendo la inconformidad. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: La economía no crece si no que cada día son menos las expectativas. La construcción del aeropuerto de Texcoco ha inconformado a miles de empresarios. Y recuerdo que en una reunión dijo que lo podía concesionar a la iniciativa privada; que lo construyan y ellos lo trabajaran. El tren Maya es otra realidad que lastima a muchos pueblos originales quienes lanzaron un manifiesto con el nombre de los pueblos inconformes. Las reformas en educación y del trabajo también han levantado una gran inconformidad. Sus secretarios de estado parecen viles aprendices; Olga Sánchez Cordero y Alfonso Durazo, no han podido con la tarea. Redujo drásticamente el presupuesto de muchas instancias del estado tales como la promoción al turismo y en cambio protegió a los “ninis” La política exterior con Marcelito está estancada mientras Donald Trum lanza calificativos contra México y nadie dice nada. Bueno, sí dicen: el presidente dice que no cuestionará la política de Trum sobre el país.

El día del trabajo Napoleón Gómez Urrutia fue orador en la ceremonia e invitó a los trabajadores y sindicatos a la unidad; “no desaprovechar este momento histórico” dijo, y olvida y olvidan que fue prófugo de la justicia por varios años. Lo mismo para Marcelo Ebrard y su línea doce. Lucidos estaríamos de que fuera la Gordillo una de las oradoras el 15, día del maestro.

Por estas y otras decisiones el pueblo se ha ido inconformando. Qué decir de los congresos locales en donde el de BCS se estrena con la pérdida de más de 300 mil pesos y las malas cuentas de Rigoberto Murillo, y también, los enredos de Esteban Ojeda Ramírez que contrata a una cuñada para que sea proveedora del congreso. Se atreve a decir que no hay conflicto de interés porque no es familiar directo, pero es esposa de un hermano. Y qué decir de sus gobernadores.

Por eso la primera marcha en su contra…y a 6 meses de su mandato.

El credo de “no mentir, no robar y no traicionar”, anda muy lejos en sus funcionarios estatales y municipales.

Ciertamente es poco tiempo, pero el pueblo reflexivo no guarda sus arreos, y es que ya pasó medio año…

Y es que el pueblo había entregado su confianza para que el mandatario redujera el precio de gasolina, electricidad y gas. Esta mentira tiene encabronado al pueblo Alea Jacta Est. 09-05-19

¡Comparte!

* * *