Cabo San Lucas, un destino “hipócrita” no aguantó más

Cochinero en playa El Medano… ¿Quién es culpable?

Tras el paso del fenómeno meteorológico “John” por costas sudcalifornianas y muy en especial por la Delegación de Cabo San Lucas, volvió a quedar al descubierto el “cochinero” que se vive dentro de este destino de playa, y si usted no me cree estimado lector, solo bastaba con darse una vuelta por la Playa de El Médano para poder apreciar los grandes montículos de basura regados por una de las emblemáticas playas de Baja California Sur.

El municipio de Los Cabos, lugar y destino de playa por excelencia del turismo estadounidense; así como estrellas de Hollywood, orgullo de nuestros gobernantes sudcalifornianos y “uno de los dos pulmones económicos” que existen en nuestro país, eso descrito por el propio presidente del País ENRIQUE PEÑA NIETO tiene sus vicios ocultos, y como todo vicio, por supuesto que son demasiado sucios.

Y este análisis estimado lector, no es para menos, ya que solo basta recordar que el pasado 31 de julio se llevó a cabo con “bombo y platillo” el izamiento de manera simbólica de las 21 banderas “Blue Flag”, evento que nos colocaba como un destino de “primer mundo” en cuanto a playas de calidad se refiere, en dicho acontecer, el cual fue celebrado sobre las arenas de la Playa El Chileno; en representación del Gobernador de nuestro estado CARLOS MENDOZA DAVIS, el secretario de Turismo Estatal LUIS HUMBERTO ARAIZA MARQUEZ se “llenó la boca” al decir que como estado nos convertimos en primer lugar Nacional de playas certificadas bajo la bandera “Blue Flag”, con un total de 21, siendo 19 las que pertenecen al municipio de Los Cabos. Aquella vez, el alcalde cabeño ARTURO DE LA ROSA ESCALANTE reconoció el esfuerzo en conjunto de los tres niveles de gobierno, el sector empresarial y el equipo de ZOFEMAT.

Con guayaberas blancas, (al puro estilo y quien pusiera de moda como una vestimenta “oficial” nuestro ex presidente de la República FELIPE CALDERON HINOJOSA) y un pantalón de vestir color negro, todos querían salir en la foto, tanto empresarios, como funcionarios tomando algunos “centímetros” de aquella bandera azul que nos ponía en lo más alto del País en cuanto a playas certificadas, queriendo reafirmar que dicho logro es gracias a todos en conjunto.

Pero, tras las sonrisas, el abrazo y uno que otro “lo logramos” por parte de empresarios y funcionarios de primer nivel; los presentes aquel día no sabían lo que la “madre naturaleza” les tenía preparado tan solo ocho días después con el fenómeno meteorológico “John”. Llegado el día, como Protección Civil, lo tenía previsto, “John” pasó por costas sudcalifornianas, muy cerca de Cabo San Lucas, dejando tras su paso bastante agua, pero sin pérdida de vidas humanas que lamentar. Lo mismo que sucede con cualquier lluvia que sobre pasa el promedio de agua en este destino de playa… alcantarillas colapsadas, arena sobre las principales avenidas, calles totalmente destruidas rumbo a Gastelum, Palmas, Caribe, Tierra y Libertad, etc.

Pero, de entre todo lo que parecía “normal”, algo no siguió el patron de un día “post” huracán; y es que la Playa el Medano recibió toneladas de basura de todo tipo, basura que fue arrastrada por los arroyos y venidas de agua que bajan desde lo mas alto de las colonias de este puerto de ilusión denominado Cabo San Lucas. Ante tal hecho, lo que podría ser la playa mas galardonada de todo el país, en un abrir y cerrar de ojos dejaba al descubierto en el “cochinero” que viven las familias sanluqueñas.

Esa basura sabemos que vino de las colonias, algunos dirán que de los arroyos, otros que de terrenos baldíos, y unos mas que de entre las calles; pero una cosa sí es seguro… esa basura proviene de hogares en invasiones o asentamientos irregulares.

Usted dirá estimado lector, “ahí está, encontramos a los culpables del cochinero que se hizo en la Playa: las familias en invasiones”; pero no, así nos querían hacer creer mediante una campaña mediática en redes sociales, señalando a las familias en área de invasión como “inconscientes” “gente sucia” “sin amor a esta tierra” “gente sin sentido de pertenencia”, etcétera, etcétera, etcétera…pero le pongo en la mesa algunas preguntas ¿Quién trajo a esas familias a trabajar aquí? ¿quién les permitió asentarse en dichos lugares? ¿quién les omitió el pequeño deficit de la recolección de basura? ¿quién les ofreció el trabajo, mas no calidad de vivienda? ¿quién les entrego “material” para construir sus casitas?

El tema de la basura en playa El Médano, va más allá de limpiar en par de días por parte de Zofemat, mas allá de mandar trabajadores hoteleros a apoyar con la recolección de basura y, mucho mas allá de “convocar” a los ciudadanos por redes sociales a limpiar la playa como una muestra de amor a nuestra tierra; el tema del “cochinero” en El Médano es que ya no podemos ocultar la porquería en la que viven las familias de Cabo San Lucas, en su mayoría trabajadores de hotelería, esto por ser un destino turístico.

Cabo San Lucas, un destino “hipócrita” no aguantó más, y dejó al descubierto la basura que está detrás de grandes hoteles, sonrisas amables, uniformes limpios, y un gaffete brillante que dice el nombre de un ciudadano que no tiene certidumbre de la tierra donde vive, como está su familia, o bien, si ya pasó la pipa de agua. Bajo el pretexto de que ante un fenómeno natural no se puede hacer nada (como si la basura viniera desde el Pacífico) o, realizar campañas de concientización para que las familias no tiren la basura en arroyos; se intenta desviar el grave problema que viven las familias de Cabo San Lucas.

Y es que, la preocupación tuvo que ser grande, ya que la Playa El Médano en su totalidad abarca 11 “Blue Flag” de las 19 que existen en Los Cabos (Médano RIU Palace, Médano RIU Santa Fe, Médano Villa La Estancia, Médano Villa del Arco, Médano Villa del Palmar, Médano Club Cascadas de Baja, Médano Pueblo Bonito Los Cabos, Médano Pueblo Bonito Rose, Médano Casa Dorada, Médano ME Cabo y Médano Breathless), y obviamente con un cochinero de tal magnitud, ninguna de las banderitas en color azul hubiesen ondeado, y ante tal hecho ya no seriamos el estado con mayor playas certificadas en el país, orgullo de nuestro secretario de Turismo Estatal LUIS HUMBERTO ARAIZA MARQUEZ, del alcalde cabeño ARTURO DE LA ROSA ESCALANTE y de los mismos empresarios dueños de los hoteles con sus playas certificadas ya antes descritos.

Ahora que sabemos que las familias asentadas en invasiones, si bien generan basura como todos los demás no son las culpables que vivamos en un basurero de destino, nos resta cerrar con la siguiente pregunta…  ¿Quién o quiénes son los responsables que vivamos en un cochinero?

Recuerden que todos estamos sobre un tablero de ajedrez y, sabiendo mover bien nuestras piezas no hay de qué preocuparnos.

Hasta luego y que ¡comience la partida!

caza6back@hotmail.com

¡Comparte!

* * *