En el próximo proceso electoral el verdugo del PRI será Isaías González Cuevas

Isaías, el enterrador

Al parecer, hasta el momento, el destino del PRI en el estado parece sellado con la misma marca que ha venido arrastrando desde que perdió el poder en el 99: la división, las traiciones y la soberbia. El PRI en BCS ha estado manejado por una casta de políticos carroñeros que se han dedicado a vivir de los despojos del partido; lo poco que obtiene en los procesos electorales se lo reparten entre los mismos y con eso están conformes. Si surgen nuevas figuras o liderazgos al interior del partido, esos mismos grupos se encargan de destruirlos, desoyen a la militancia que quiere participar y cosechar laureles para el tricolor, no señor, eso no es negocio.

En el próximo proceso electoral el verdugo del PRI será Isaías González Cuevas, el sempiterno líder de la CROC, que sin pudor alguno retiró su propuesta para el Senado de la República cuando Gabriela Cisneros no aplicó para la primera fórmula, obviamente no tiene pensado malgastar recursos económicos y humanos en una empresa a la que él mismo no apuesta, por eso, con la mano en la cintura dejó al garete a Juan  Alberto Valdivia y a su improvisada fórmula al senado, que ni sé quién es, ni como se llama. Empezará ahora el juego de simulaciones, los desayunos, las fotos de la falsa unidad, las falsas adhesiones, todo el ritual del beso de Judas tan bien ensayado por el priísmo. Desde luego que la resistencia del Partido Verde a aliarse con PRI en la elección local tiene su origen en el mismo PRI y en las delirantes aspiraciones del mamarracho que tiene por dirigente el Verde en la entidad, pues Tirado Martínez, el Albertano costeño, sabe muy bien que solo en sus sueños de mirrey de la ampliación Lázaro Cárdenas podría aspirar disputarle la candidatura a la senaduría al PRI en una posible alianza.

La fórmula para designar candidatos sigue siendo la misma, que sean incondicionales a los grupos de poder, la empatía con la militancia y con los ciudadanos no es tenida en cuenta, o sólo en muy raras ocasiones es tomada en cuenta; y las pocas figuras que han presentado algún trabajo para respaldar su aspiración son saboteados y atacados pues representan un peligro para sus intereses particulares. Volvemos al caso del propio ex delegado de Sedesol que no solamente pasó las de Caín para lograr la candidatura en la primera fórmula, y las pasará durante la campaña y la elección con una estructura electoral diseñada para perder, o en el mejor de los casos, como moneda de cambio para lograr intereses  particulares. Y no es que Valdivia sea santo de mi devoción, pero hablando de las cartas del PRI, es obvio que el trabajo que desarrolló en Sedesol a favor del PRI y de la golpeada imagen del gobierno federal tiene mucho más mérito al interior y mayor proyección hacia la población que el que pueda esgrimir Gabriela Cisneros.

Así mismo el adalid de la CROC ni siquiera tuvo empacho en guardar las formas, ni siquiera se molestó en taparle el ojo al macho para retirar a su vástago de la contienda, aún cuando se daba por un hecho que la candidatura a la presidencia municipal le correspondía, por derecho de sangre, no por otra cosa, tampoco en su retoño piensa despilfarrar dinero; tan es así que Pepe Hevia después de haber  buscado con mucho ahínco pero infructuosamente una candidatura por la coalición Morena-PT, cuando ya partía triste y cabizbajo con su morral de dinero para su casa, al ir pasando de pura casualidad por el PRI, encontró que la candidatura a la presidencia municipal estaba vacante, nadie la quería, y pues para qué es el dinero si no para que uno pueda cumplirse sus caprichos, ni tardo ni perezoso pagó piso a los lugartenientes del tricolor y ahora es flamante poseedor de una candidatura apestada, que ningún priísta quiso, que incluso los Isaías González dejaron ir después de tenerla en la bolsa, es obvio, la ven como una causa perdida. Espero que Hevia no haya pagado mucho por ella, y que esté consciente de que no recibirá apoyo alguno de la dirigencia estatal, si no apoyan a los de casa, menos a inquilinos, tendrá que hacer cuentas con el apoyo de los grupos que han respaldado sus aventuras electorales en el pasado y con el de los empresarios cabeños que se han sumado a su causa debido a las diferencias y molestias que tienen para con el gobernador del estado.

Así las cosas, se avecina una contienda divertida.

Salmo responsorial: yomero

¡Comparte!

* * *