No entendí muy bien a que se refería Andrés Manuel, con esa alusión que hizo del ganso.

Jalarle el pescuezo al ganso

No entendí muy bien a que se refería Andrés Manuel, con esa alusión que hizo del ganso. Lo escuché de rebote y ya saben ustedes que este presidente electo, que es un verdadero mago, en el asunto del manejo de los medios de comunicación masiva, dice cada cosa, ¡que uta mano ¡se necesita un diccionario de modismos tabasqueños para entenderle.

Por lo pronto, Don Peje. ya nos va dando color de como le gusta hacer las, cosas, y, dicho sea de paso, por eso, nada más por eso, comienza a caerme bien. Hace lo puro que le da la gana y le vale, y es una de las razones por lo que tiene tanto éxito, él, y todos los presidentes que se han propuesto volverse irreverentes y mandar al carajo, formas, modos, modales y convencionalismos y de paso, leyes, instituciones, usos y costumbres políticas, utilizadas por siglos por la fauna política mundial. El tabasqueño, le imprime un sello muy personal a todo lo que hace y se ve que se divierte en grande, poniendo de cabeza el sistema, aunque nos vaya en ello, la caída del peso, la estampida en la bolsa de valores y de paso llevarse entre las patas la relación con otros países como fue el caso del escándalo de la supuesta carta del gobierno francés, en relación con el aeropuerto de Santa Lucía. Dijo Macron que ellos no habían avalado la propuesta pejista, que nada más le pasaron a Obrador el teléfono de una empresa francesa de aviación y tan tan.

Esas son las grandes coincidencias, entre muchas otras, que existen entre Obrador y Trump. Yo, como pertenezco al Club de los Mal Pensados, y tomando en cuenta las lecciones que nos ha dejado la historia, sostengo que ningún presidente en México, puede gobernar sin la bendición de Estados Unidos, en mis calenturientas divagaciones, veo que ambos presidentes, tienen acuerdos secretos para meternos en esa aventura de la cuarta transformación, o lo que sea que eso signifique.

 Fue evidente el desprecio que sentía el locochón de Trump por Peñita y su gabinete de serviles y no ha ocultado en ningún momento la simpatía que tiene hacia el hijo prodigo de Macuspana. Si Trump hubiese visto un peligro en Obrador, para la nación del norte, en tres twitazos le hubiera arruinado la candidatura a este último. Para bien o para mal, México, está entrando en una nueva relación con los gringos, y esto del aeropuerto de Texcoco, cuenta, según yo, con la aprobación de Donaldo, digo, Donald. Y ya ven ustedes que tranquilo y sereno anda el nuevo inquilino de Palacio Nacional. Ya hasta se apalabró con los constructores del aeropuerto de Texcoco para que le sigan, pero ahora, en el nuevo proyecto de aeropuerto morenista. Santo descontón que le acaban de dar a la mafia del poder en plena cara. Todos los que apostábamos, me incluyo, faltaba más, uno siempre debe sostener como hombrecito, lo que dice o lo que escribe, que la cancelación del NAICM, provocaría un alud de demandas y una confrontación directa con las grandes empresas constructoras, nos hemos tenido que tragar nuestras palabras, en seco, sin agua. Y de aquí pal real, las cosas serán así. Este señor presidente no se anda con delicadezas a la hora de hacer las cosas, y de que es necio lo es, y en grado superlativo, amén de que no tolera la crítica, ya se ha visto. ¿y eso es bueno o es malo? Pues tiene sus asegures. Por un lado, muchas cosas que estaban mal van a cambiar para mejorar, otras habrán de empeorar, entre ellas los procesos democratizadores, esos que crean mecanismos duraderos y nutren las instituciones. Como hemos visto, la transparencia, la rendición de cuentas y la inclusión, no precisamente son los fuertes del presidente López- que curioso que queriendo denigrarlo, los prianistas le quitaran el Obrador nomás por estar fregando-.

La prueba más palpable de que AMLO, es proyecto de un solo hombre, es que en su equipo no hay un segundo de abordo o un tercero, es él y nada más, punto. Si por alguna razón, llegara a faltar durante su gestión como presidente, ¿qué sería de su gobierno y su partido Morena? Está visto que este proyecto político es como una capirotada, compuesto con tal cantidad de grupos, personajes e interés tan contradictorios entre sí, que es una bomba de tiempo, por poner un ejemplo, dentro del proyecto morenista, está Salinas Pliego, dueño de Los Cardones, junto a las empresas canadienses mineras de oro, pero también están los integrantes de REMA, la Red Mexicana de Afectados por la Minería, archi enemigos de la industria minera tóxica, quienes ya le reclamaron a Obrador sus pretensiones de intensificar la extracción minera en todo el país, como parte estratégica de su proyecto de nación. Se hallan, cobijados bajo una misma bandera, tirios y troyanos.

Ahí tienen ustedes, amigas, amigos, este modelo de nación, de gobierno, de partido o lo que sea que está frente a nuestros ojos nos da para conversar largo y tendido, por lo pronto, si en Morena, le siguen jalando el pescuezo al ganso, se lo pueden arrancar. Está bueno proponer proyectos controvertidos, pero hay que tener cuidado que no sean verdaderas jaladas. En buen plan.

¡Comparte!

* * *