El Organismo Operador del Agua Potable de Los Cabos es un barco a la deriva.

El OOMSAPAS hace agua y navega sin rumbo fijo

El Organismo Operador del Agua Potable de Los Cabos, es un barco a la deriva, con un capitán incompetente, al que se le amotinó la tripulación y que además pide, que lo echen por la borda.

El Dr. Ramón Antonio Ojeda Mestre, llegó a la dirección de esa importante dependencia, después de haber organizado una serie de foros sobre el agua, a través de la COPARMEX, en Cabo San Lucas, el año pasado.

Asistieron a dichos eventos, organizaciones de la sociedad civil, participaron algunos expertos en el tema, también proveedores de equipo de tratamiento de agua, e incluso se invitó a un representante del organismo operador del agua potable de Cancún, la empresa Agua kan, que tiene un modelo de administración muy exitoso, digno de ser imitado.

Todo esto lo hizo Ojeda Mestre con la finalidad de aparentar ser el mejor calificado para ocupar la dirección del agua potable de Los Cabos, y le salió muy bien; a todos nos engañó

De estos encuentros, surgieron conclusiones que arrojaban bastante luz sobre la grave problemática del agua, en este destino turístico. Se habló ampliamente de la falta de información hacia la ciudadanía por parte de las autoridades de la administración anterior, en relación con tomas clandestinas, irregularidades, favoritismos, corrupción, ineficiencia, fugas de agua, derrames de aguas negras y en fin toda la triste y trágica historia sobre el manejo del recurso hídrico, en esta ciudad.

A más de cuatro meses y veinticinco días, del cambio de administración municipal estos problemas ahí siguen y algunos empeorando. Y de la nueva planta desalinizadora, nadie sabe nada, y eso que se suponía que era una de las grandes soluciones al problema de desabasto del preciado líquido.

 Al reclamo de sus propios trabajadores, este flamante funcionario municipal, suma el de los usuarios. Su ineptitud para el cargo es manifiesta, los derrames de aguas negras por toda la ciudad no solo continúan, en muchos casos hasta se han multiplicado, las fugas de agua potable se atienden tarde y mal, la opacidad sobre el manejo del organismo operador es completa, no hay informes sobre tomas clandestinas, contratos de agua irregulares, y a cómo van las cosas, podemos decir claramente, que hoy estamos peor, en esa dependencia, que en el pasado. El anterior director, de este organismo, René Núñez, cuando menos tenía la decencia y el valor para atender a los usuarios y dar la cara para resolver los problemas, a diferencia del actual, que está ausente totalmente de sus responsabilidades.

En concordancia con su discurso, de frenar el desarrollo para aminorar el ritmo de crecimiento demográfico en este destino turístico, el señor Ojeda, ha estado negando injustificadamente, factibilidades de agua a proyectos de inversión en vivienda. Con ello ha provocado, que algunos desarrolladores hayan decidido retirar sus inversiones de Los Cabos. El daño está hecho.

Este monumental desastre en el organismo del agua potable le está pasando la factura a Armida Castro. Al final del día, ella es la principal responsable de lo que ocurre en cada dependencia de este municipio. La señora reconoció con toda franqueza en su informe de cien días, que de agua no sabía mucho, pero que para eso estaban los técnicos. -ahora sí que estamos atrasados-, pues si con eso se refería al director del organismo operador, él tampoco sabe mucho.

Por Dios santo, ¿entonces en manos de quién estamos?

El OOMSAPAS, necesita un director con otro perfil, un verdadero profesional del ramo.

Para ese puesto se requiere a un ingeniero con conocimientos de administración pública, alguien que entienda de las complejidades técnicas del manejo del agua y que sea a la vez, capaz de administrar el organismo. El actual titular, carece de ambas,- es doctor en derecho, no en administración de empresas o ingeniería- y aunado a su intolerancia y trato despótico, tanto hacia propios como extraños, pues las cosas se complican todavía más.

Como lo hemos señalado en este espacio editorial anteriormente, el director del agua potable de Los Cabos debe ser reasignado a otras áreas donde se le pueda aprovechar mejor. Insistir en dejarle al frente del OOMSAPAS, es un grave error, por el que estamos pagando las consecuencias todos.

Pero recuerden que, en política, los errores se pagan políticamente. En menos de dos años, estaremos de lleno metidos en la feroz competencia electoral y los errores cuestan.

Más de uno ansía la preciada silla de la presidencia municipal cabeña. Y aquí, está plagado de caníbales.

¡Comparte!

* * *


1 comentario en "El OOMSAPAS hace agua y navega sin rumbo fijo"

  1. Que le pongan a Dr Mestre una persona p manejar el personal, los directivos deben dirigir, no manejar directamente los trabajadores. Desde que llego el nuevo gob. hay mas agua en mi colonia lienzo charro, y se esta trabajando p soluciones a largo plazo, aparentemente.

    Responder

Responder

Tu e-mail no seá publicado.