La verdad es que hay cosas que no se curan.

El reuma

…Y fue Salvador Jalife Cervantes a ver a una echadora de cartas allá por rumbos de Lerdo. La conocía de viejo y sabía que era buena adivinadora. La bruja lo hizo pasar y sentarse en la mesa del comedor, le ofreció café turco para leerle la taza y se sentó enfrente de él. Sacó un viejo mazo de cartas y comenzó a colocarlas lentamente. Mientras lo hacía le fue preguntando a Salvador por su vida, sus mujeres, sus negocios y sus problemas. El diálogo fue más o menos así:

“A ver Salvador, que bronca traes, pues tú no vienes con la frecuencia que deberías. Te veo ojeroso y preocupado: ¿Sigues con las tres viejas?. Seguro, pues te conozco y a todas les montas casa, no aprendes. Algo se te trabó en los negocios, pues tú no me vas a soltar cincuenta pesos por amores. ¿Tengo razón? ”

“Razón tienes, Olga”, contestó Salvador Jalife; “traigo broncas de dinero y no sé cómo resolverlas, pues el asunto es complicado.”

La adivinadora seguía echando cartas, mientras le preguntaba: “¿Y cómo comenzaron los problemas? Tienes buen negocio con buen socio y lana para aventar para arriba, tres viejas no te arruinan a ti. ¿Sigues jugando en Las Vegas?”

“Si, sigo jugando en Las Vegas, pero eso no es problema, gano poco o pierdo poco, nunca pasa de unos dólares”.

“Pues entonces no veo, Salvador…”

“Es que resulta que mi amigo Alfredo Jaik me pidió un millón y medio de pesos por diez días… “

“¿Y se los prestaste?” “Se los presté”.

Con un brusco gesto, la adivinadora empieza a recoger sus cartas con cara de enojo, y le suelta todo junto: “Ahórrate mis cincuenta pesos, Salvador; las cartas resuelven todo, menos dos cosas: ¡No curan ni el reuma ni lo pendejo!.”

Hace aproximadamente 60 días, cuando “México Libre” comenzó a moverse en el Estado de Baja California Sur, un empresario solicitó, y obtuvo, una entrevista en su casa de La Paz, del ex alcalde de Ciudad Constitución, Francisco Pelayo Covarrubias, con el fin de interesarlo en la posibilidad de apoyar la creación del nuevo partido, apadrinado por Felipe Calderón y Margarita Zavala, celebrando la Asamblea del Distrito uno en Ciudad Constitución, plaza en la que se le reconocen apoyos de muchos votantes. El ex alcalde se negó de plano, y expuso sus argumentos:

“Si ya le habló a mi hijo un amigo de Los Cabos. Si, ya sé, pero no me interesa”.

‘Soy amigo personal de Ricardo Anaya y yo no le hago eso; de hecho fui el Presidente Municipal más apoyado durante el tiempo que mi amigo Ricardo estuvo en la Cámara de Diputados”. “No él no me bajó de la primera posición de candidato al Senado. Fue una transa de Arturo De La Rosa”.

“Felipe Calderón, con su iniciativa, desune al PAN”.

“Tengo muchas ofertas de partidos, viejos y nuevos. No me interesan. Yo voy a ganar la interna del PAN a Gobernador el 2021, porque voy a pedir que voten las bases y ahí les gano a todos”.

Ahí quedó. Mandó a la goma a Felipe Calderón y a Margarita Zavala.

Pues hace aproximadamente un día que, el equipo que opera a la dupla Pancho Pelayo Pelayo y Marcos Puppo, han lanzado el borrego en el sentido de que no ser postulados por el PAN, se van a ir a México Libre.

Parece que, ahora que crece la posibilidad de la candidatura por el PAN a la gubernatura del Estado de la Senadora Lupita Saldaña, Pancho Pelayo “se acuerda” de que puede existir “México Libre”.

La verdad es que hay cosas que no se curan.

El reuma, por ejemplo.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.