Desde noviembre del año pasado a las autoridades se les está ocurriendo hablar sobre el sistema anticorrupción.

Anticorrupción y transparencia. Conversatorio

Desde noviembre del año pasado a las autoridades se les está ocurriendo hablar sobre el sistema anticorrupción. Han entrevistado a los miembros del comité de participación ciudadana integrado por cinco elementos; han entrevistado a Milena Quiroga, pieza importante de Morena en el Congreso del Estado y suspirante por la alcaldía de La Paz. De alguna manera se está hablando de algo que hace más de dos años se debía haber hablado y actuado.

Los últimos días de diciembre convocaron al Conversatorio (término de moda) Anticorrupción y Transparencia. Se dijo que la convocatoria era para la ciudadanía en general. No tengo idea si fue atendida por algunos ciudadanos. Desafortunadamente el “pueblo llano” no participa de este tipo de reuniones. Lo cierto es que las autoridades involucradas sí asistieron –sería el colmo que no lo hicieran- Estaba el Consejero Presidente del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información (Itai) –nombre rimbombante y apantallador del engrane gubernamental que en la práctica no hace nada; los integrantes del Comité de Participación Ciudadana, la diputada Milena Quiroga, Secretaria de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción del Congreso del Estado. En su intervención señaló, entre otros conceptos, que la comisión que encabeza ha buscado abrir a la ciudadanía el acceso a la información y transparencia; que han impulsado reformas que ayuden a ciudadanizar más los procesos.

Pura y llana palabrería.

Por ningún lado se mira que “las reformas” hayan ciudadanizado los procesos y leyes. Basta con señalar –una vez más- que las reformas de las que habla de ninguna manera han llegado a la ciudadanía. No basta con que informen en los foros; falta que en la práctica las declaraciones se transformen en realidad.

Nadie informó el por qué no se ha nombrado al fiscal anticorrupción. Aunque los pocos o muchos ciudadanos no lo hayan preguntado, era obligación “de transparencia” señalar los motivos por el que el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) no ha integrado uno de los engranes más importantes para que se trabaje con normalidad.

¿De quién era obligación tocar el tema? ¿De Conrado Mendoza? ¿De Milena Quiroga? ¿De los pocos asistentes al foro?

Ni una palabra de los miembros del Comité de Participación Ciudadana. ¿Por qué este Comité no tomó la palabra para señalar esta falla? ¿Por qué no informó que ni siquiera tienen oficinas para trabajar y mucho menos un presupuesto decoroso que les permita realizar sus tareas en forma más o menos regular? ¿O el gober con su mirada asusta?

¿De qué se “conversó” entonces? Demagogia pura.

Si nadie abordó el tema de la falta de Fiscal, es obligación del gobernador insistir ante el congreso para que lo nombre a la brevedad ya que se fueron los tres años del congreso panista y ya van casi dos de los morenistas.

¿O serán capaces de clausurar el segundo período del tercer año legislativo sin cumplir esta responsabilidad? Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Mi insistencia obedece a que el SEA como organismo fundamental para evitar la corrupción debe estar integrado en su totalidad. Es tan  grotesco como tener un ayuntamiento sin alcalde. Aun así los responsables duermen el sueño de los injustos.

Y que conste: no creo que con fiscal o no se vaya a eliminar la corrupción. Es como la consigna de López Obrador: no robar, no mentir, no traicionar, y que nadie debe ganar más que él, o cuando dijo que no se cobraría cuotas en las escuelas y se castigaría al que las cobrara… palabras en el viento para los corruptos ¿Verdad Bartlett Díaz? ¿Verdad Jaime Bonilla, de Baja California?

Escuché por la televisión que habían declarado que este año se nombrará al fiscal. No se dijo más y esperé la noticia que aclarara la nota…  nunca se dio.

Alea jacta Est. 06-01-20. Miembro de ESAC.

¡Comparte!

* * *


Responder

Tu e-mail no seá publicado.