Sobre las alas de la trascendencia.

Trascendente

Sobre las alas de la trascendencia. Así va la gestión de Carlos Mendoza Davis, octavo gobernador constitucional de la entidad, quien en corto plazo de mandato avanzó en la solución de la inseguridad.
Este logro es reconocido por propios y extraños. Y hoy la estrategia utilizada por su gobierno para afrontar este y otros problemas es ventana al exterior. Ayer el gobernador asistió al Centro de Estudios Superiores Navales de la Universidad Naval, de la Secretaría de Marina, Armada de México para  impartir  la conferencia con el tema: “Balance y Prospectiva de la Situación Política, Económica y Social del Estado de Baja California Sur” Ante los postulantes de maestría en seguridad nacional Carlos detalló paso por paso las acciones realizadas por su gobierno para cambiar la realidad de un estado como BCS, donde la inseguridad había asentado sus reales trastocando La Paz. Y por ende afectando la cotidianidad de un pueblo de origen pacífico.
Y con daños a la principal actividad que es el turismo. Afrenta superada, con el esfuerzo de todos y en especial las fuerzas armadas.
Esta conferencia de ayer es continuación de ese diálogo respetuoso que Mendoza Davis ha establecido como puente solidario con la Armada de México.
Mirando hacia atrás hace un año, se dio en La Paz, el encuentro de La Armada, cuando todo el alto mando encabezado por el Secretario, signaron el pacto por La Paz, para combatir la inseguridad.
Por eso a la exposición de ideas el joven gobernador llegó con el bagaje suficiente de argumentos a compartir con el selecto auditorio.
Les dijo: En Baja California Sur, se han consolidado las sinergias entre gobierno, sociedad y sectores productivos para impulsar un desarrollo económico y social sostenido que se refleja en un mejor bienestar de las familias de centros urbanos y comunidades rurales,
En el tema de la seguridad, destacó la suma de esfuerzos de todas las instituciones de gobierno y Fuerzas Armadas para hacerle frente y pasar de 75 homicidios por cada cien mil habitantes en 2017 a 17 en el 2018.
“Además del tema de inseguridad nos aquejaba una circunstancia única, siendo un Estado lleno de potencialidades económicas, no podía salir de un letargo económico; tuvimos en una década un crecimiento promedio del 3%”.Y agregó: “Hoy los indicadores son otros, en 2018 crecimos a un ritmo del 15 por ciento, ocupando los primeros lugares en generación de empleos, contamos con los mejores salarios, tenemos menor pobreza laboral, y sólo el 1.7 de la población vive en pobreza extrema”.
Con orgullo el mandatario resalto “También destacó tres importantes cambios hechos durante su administración, el primero legal, que diera nueva estructura de estado, se reorganizó el gobierno y generó la posibilidad de corregir el gasto, aumentar la productividad y mejorar la recaudación para poder tener mayor inversión. “Si queríamos de verdad romper los paradigmas y hacer las cosas de manera distinta, era importante dar este paso”.

Futuro

Al final con voz fuerte el guía de los Sudcalifornianos expresó “ La seguridad y el crecimiento económico y social, es resultados del trabajo conjunto de sociedad y gobierno, inversión y políticas públicas acertadas”.
Ante un público expectante confió” Pero no era suficiente el cambio legal e institucional, lo más difícil fue hacer un cambio mental, “hacerle creer a la gente que es posible que la media península fuera un Estado líder y poder crecer a una taza más acelerada, que es posible traer inversión, generar empleos y poner a la entidad en el ojo del mundo por variadas circunstancias”, Y añadió “estar abiertos a México y al mundo, ya que el turismo abrió la puerta, con 3.5 millones de turistas el año pasado, crecimos en un año más de 500 mil y este año podemos estar cerrando con más de 4 millones de visitantes.
Esto fue el meollo de la charla de alto nivel, los espectadores los futuros protagonistas de la seguridad nacional quienes escucharon a un gobernador que trasciende. Y que está presto para afrontar los retos del futuro.

Vidas Paralelas

Ma, me gusta para novia la Candelaria. Le dije a mi madrecita chula. Estaba en cuarto año de primaria. Y mi maestro era el profe Cesáreo. María Jiménez me contesta: Apréndete una poesía. Y declámasela. Cuando me la aprendí, llegué al salón y busqué a la queteco. O la susodicha. Para mi suerte buena o mala. Ese día faltó. Pero en clase el maestro Cesáreo nos dijo que las cosas del amor se administran con el cerebro. Ya me descontrolé. Y entonces le hice una carta de amor a Candelaria. Y le hablé de mi cerebro. Y por si las dudas un poco de mi corazón. Nunca contestó. Eso sí cuando la miraba sentía maripositas en mi estómago. Las dudas me siguen. Entonces con qué: ¿con las tripas. Con el cerebro. O con el corazón. ?
Sepa la bola…Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *