Terrenos en Cabo San Lucas

Sonrisa

Hay hombres que después de partir, siguen ganando batallas

Hay hombres que después de partir, siguen ganando batallas. Matías Amador Moyrón es uno de ellos.

A nueve días de ido, su obra. Su paso por las instituciones de leyes, le ganó mover modorras de la actual legislatura y merecer un homenaje sencillo si. Pero con una dosis emotiva.

Fue al inicio de esta semana en la Sala de sesiones Armando Aguilar Paniagua- ese ilustre chiapaneco, pero sudcalifornianos, de corazón que fue constituyente.

En esta esquina de este edificio sede del poder legislativo. A unos cuantos metros del estacionamiento donde todas las mañanas, llegaba puntual y consuetudinario, el joven diputado Matías. – sin guaruras- cargando un portafolio negro. Y bajaba de su modesta Suburban café.

Sencillez evidente, pero espléndido en la sonrisa, obsequio para todos. Caminaba al segundo piso. Recepción de afecto; El Maruco. El profe Luis Yee Zumaya. Las guapas secretarias. Y en ese entonces un reducido cuerpo de intendentes. Entre ellos jovencitos, iniciando una carrera.

Era la otra familia de Matías. La concordia a flor de piel. A las once la sesión, a los consensos. Y un discenso- un solo diputado de oposición.

Estar aquí. En este lugar y sentir esa presencia y la sonrisa del diputado que a los años construyera una sólida carrera donde se distinguió por la inteligencia, sencillez. Bondad, y honradez, es una experiencia emotiva.

Más cuando veo en primera fila a Rosita Savín, la compañera de su vida. Una mujer que vistió la vida familiar de ese hombre que dejó huella. Aquí están sus hijos. Todos. Y están también sus amigos Antonio Manríquez Guluarte y el gobernador Guillermo Mercado. La sala está llena.

La voz cantante la lleva el diputado Alejandro Blanco, legislador y empresario santeño, que da uno de los discursos más generosos a favor de Matías.

Abrió garganta al decir que el homenajeado “Fue un hombre que amó a su tierra tal vez como pocos, por ello será un hombre que trascenderá en el tiempo y en la historia.” Y secunda:

“Este modesto reconocimiento se lo hace el congreso del Estado a un forjador de la sudcalifornia moderna como lo fue el licenciado Matías Amador. Un hombre que escribió páginas importantes del libro de nuestra historia sudcaliforniana que las presentes y futuras generaciones de mujeres y hombres debemos de conocer plenamente”.  Fue un mensaje con un contenido justo, para un hombre justo.

Concluye la ceremonia. Y un fuerte aplauso rubrica el motivo y la razón. Asistentes destacados como el maestro  Vicente Cardoza López. Y la periodista y ex legisladora Armida Torres Valdez amiga entrañable de Matías.

Afuera pega el calor, la resolana, de esta ciudad de recuerdos. En ese mismo estacionamiento donde llegaba Maty. Esta Antonio Manríquez Guluarte, saludando a sus fans. Y les suelta una expresión que logramos captar ¿Dónde se han metido?

Este fue el homenaje a uno de los hombres grandes que ha tenido esta Sudcalifornia de leyenda.

Cuquita

Un vozarrón y unas manos milagrosas. Eran la distinción de María del Refugio Castro Fabela. Más conocida por todos como doña Cuquita.

Ella ya murió. En marzo del año pasado a sus 79 años de edad.

Fue dona Cuquita la doctora de los pobres. Sus manos milagrosas y sus virtudes para curar con yerbas salvaron miles de vidas en BCS. Y trajo al mundo en partos a cientos. Por esto último también se le conoce como La Abuelita.

A mí me salvo la vida varias veces. La primera, a los cinco años recién traído de Durango. Me piqué el pie con una espina de datilera. Se me infectó. Fiebre. Escalofríos. Miedos. Y no había médicos al alcance. Pero doña Cuquita sí. Frente al pie afectado me soltó el primer grito de muchísimos que le escucharía “Chuyiiitoooo. Te está llevando la tiznada. Pero yo te voy a curar”. Y aquí estoy todavía.

Era guapa. Chaparrita. Ojos grandes. Muy simpática. Y un.poquito de misterio. Yo la quiero mucho. Por muchas cosas. Una de ellas porque fue como hermana de mi madre.

Y por otra que nunca olvidaré. Me pedía prestado a mamá para que cuidara de noche a sus hijas. Todas muy hermosas e imagínense.

Doña Cuquita viajaba a todo el estado. Y en especial a las zonas serranas. Allá salvaba vidas.

Un programa presidencial la incluyó en capacitación para parteras. Le dieron más capacitación en cuestiones médicas. Y las ejerció a plenitud. Murió en marzo del 2013. No fui a despedirla como quería porque no supe hasta hace días que fui a buscarla.

La casa vacía. Ya no estaba aquella mujer que naciera en un pueblito de Durango llamado Las Julias.

Ya no estaba  Ahora vive en mi memoria.

Chuuuuuuuuyyyyiiitoooooo.

Aquí estoy.

Vidas Paralelas 

La industria turística es el principal motor de la economía sudcaliforniana, de ahí la importancia de que el sector se profesionalice y se fortalezca continuamente, señaló el titular de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad (SETUES), Luis Humberto Araiza López, luego de entregar el distintivo “M” a la empresa “Angulos Tours”, en la capital del estado.

El distintivito Moderniza es otorgado por la Secretaría de Turismo federal a las empresas del ramo que incorporaran herramientas operativas, así como buenas prácticas administrativas, con el propósito de elevar su competitividad, productividad y rentabilidad…Y con esto nos despedimos: hagan el bien y sean felices.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.