¿Qué es el Síndrome de Estocolmo?

Síndrome 

¿Qué es el Síndrome de Estocolmo? Que el secuestrado termine aceptando y solidarizándose con su secuestrador. Así que en el Congreso del Estado ya los diputados empiezan a encontrar que todo ahí está bien ahí. Que es un Congreso donde todo está bien y que su trabajo será continuar las actividades de la anterior legislatura. Al menos así lo creemos porque casi se cumple la primera mitad del mes y todo sigue igual.  Parece que ya se les olvidaron sus ansias por llevar el cambio al Congreso. No han vuelto a acordarse de revisar el cochinero, es más, si asiste a las sesiones, podrá darse cuenta que todo sigue igual. De seguro ya fueron a Finanzas y les enseñaron los recursos a que tienen “derecho”: sueldo, dieta, para apoyo a ciudadanos, boletos de avión, las enormes sumas de gasolina, recurso para asesores, pago por pertenecer a comisiones, gastos de representación. Después de salir de ahí, la conclusión es que los tan cacareados cambios, tendrán que esperar para quienes hagan campaña dentro de casi tres años. Y los actuales, cuando vayan a hacer campaña  para reelegirse seguramente se encontrarán con los mismos reclamos ciudadanos. Por cierto, como muestra de ello, los diputados que forman la cúpula del Congreso ya lograron enchufarse en las comisiones donde está la tajada más grande  de los recursos, donde se parte el pastel, como la de asuntos fiscales y la de administración. Esa actitud no se esperaba había en el populo la ilusión de que algo cambiara. Pero no. Apantalla el medio millón que por piocha que cada mes recibirán los sacrificados legisladores que con ese dinerito se olvidarán de todo el titipuchal de promesas que nos hicieron. Y al menos nos queda el pequeño placer de que nos hacen reír y con ganas cuando aceptan cínicamente de que no pueden reducirse los salarios porque no se los permite la ley ¿Cuál ley? Ja ja ja ja.

Magnum

Don Manuel y su magnum.

Eran los fríos meses de 1983. A los alumnos, maestros y autoridades de ciencias sociales de la UABCS, con el gran rector Ulises Omar  Ceseña Montaño al frente se nos vino una tarea mayúscula; organizar el foro “Centroamérica y el Caribe”. Y lo sacamos adelante si señor!

A la heroica quinta generación a la que pertenezco nos tocó atender a los expositores. Uno de ellos me tocó a mí: Don Manuel Buendía Téllez Girón.

Un personaje de la vida nacional. Alto, flaco, elegante. Un bigote puntiagudo. Parecía un actor del viejo cine mexicano.

Llegó por la mañana en la extinta Mexicana de Aviación.  De sombrero de tela y gabardina. A la cintura su pistola; una magnum. Y a su costado una mujer escultural. Hermosa es poco poco para definirla. De las presentaciones el clásico váaaaaamonos.

Se hospedó en el hotel Los Arcos ( se extraña) y ahí comimos abulón. Se podía en aquellos tiempos.

Un descanso y a las seis al foro. Una disertación magistral. Habló de la CIA, de Somoza, de los sandinistas. De todo. Y todo bien explicado.

Al siguiente día disfrutó La Paz a plenitud.

Al otro día me aceptó un café. Una charla inolvidable. En los postres de manera irreverente le mostré mi columna que publicaba en un diario local. No se si la leyó pero la guardó en su portafolio. Nos levantamos de la mesa agarró sus grandes lentes. Después tomó sus cosas, agarró a esa beldad de la cintura. Y otra vez váaaaamonoooos.

Muy callado, pensativo. Llegamos al aeropuerto. Bajé las maletas. Y en la despedida me dice muy quedito. “Si quieres ser columnista político, sigue este consejo: escribe, escribe, escribe.”

Al tiempo un matón le disparó cobarde y ruin por la espalda  Y al mismo tiempo le apuesto que si lo hubiera agarrado de frente. Otra sería la historia.

Pero no. En este país y en estos tiempos los sicarios matan por atrás.

*Para don Manuel, donde se encuentre.

Vidas Paralelas 

Como parte de la enseñanza de inclusión con equidad y de abatir el rezago educativo, la modalidad de preparatoria abierta en estos primeros tres años de gobierno ha certificado a más de mil alumnos, informó el secretario de Educación Pública (SEP), Héctor Jiménez Márquez.

 En este sentido, funcionario estatal mencionó que en el ciclo 2016-2017 se logró certificar a 210 estudiantes, sin embargo, para el 2017-2018 un total de 700 acreditaron el nivel medio superior, lo que representa un incremento del 330 por ciento, números que deberán superarse en el 2018-2019 en el que se tiene la expectativa de superar los mil certificados, cifra muy superior a la alcanzada en la administración anterior con 256 personas que obtuvieron su certificado de bachillerato.

 El titular de la SEP destacó que actualmente la modalidad de Preparatoria Abierta de la Secretaría de Educación Pública en Baja California Sur atiende una matrícula de dos mil 157 alumnos, entre los cuales se encuentran adolescentes, jóvenes adultos y personas mayores, que por diferentes causas abandonaron sus estudios y que encontraron en este subsistema una oportunidad real para continuar y concluir el bachillerato… Y con esto nos despedimos hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *