Repulsa total a la ausencia del alcalde comundeño Walter Valenzuela de quien poco o nada se sabe.

Reacción

Los grandes problemas de los pueblos tienen siempre un gran porcentaje de solución cuando son abordados por autoridades responsables y serias. Lo hemos visto al paso de los años y lo corroboramos el fin de semana pasada cuando uno de los pueblos más irónicos de esta entidad: Insurgentes padeció un serio problema de inundación. Por ser un bajo valle ese punto geográfico es susceptible de esos daños. Autoridades de siempre han padecido de esos embates por el agua. Pero lo que se dio estos días superó todos los difíciles momentos, desde la fundación misma del poblado. Y ante la magnitud de la tragedia debería ser la respuesta del gobierno. Y a excepción de la autoridad municipal Walter Valenzuela que acompañado de un séquito real anda por otras latitudes, lo demás encabezado por el gobernador Carlos Mendoza hicieron una titánica labor que tuvo como resultado halagador que no hubiera muertes que lamentar. Este esfuerzo compartido con mucha gente y héroes anónimos pasará a la historia como algo trascendente que debe ser ejemplo estatal. Carlos Mendoza y su equipo demostraron de manera fehaciente de que en materia de protección civil vamos de avanzada. En lugar preponderante está el Ejército que se fajó lindo y bonito en esta contingencia. Lo dijo desde el principio la Secretaría de la Defensa Nacional con motivo de las fuertes lluvias provocadas por el paso de la Tormenta Tropical “IVO”, que se registraron el día 23 de agosto de 2019 en Municipio de Comondú, B.C.S., elementos del Ejército Mexicano aplican el Plan DN-III-E en apoyo a la población civil.
Personal militar realiza trabajos de remoción de escombro, desazolve de coladeras, control de tránsito, auxilio de vehículos varados, además de labores de limpieza y retiro de agua y lodo en viviendas afectadas en la colonia Insurgentes, Municipio de Comondú, B.C.S. Asimismo, en vehículos militares se evacuaron a hombres, mujeres y a menores de edad a un albergue administrado por tropas castrenses y autoridades civiles, en donde se les proporciona alojamiento, cobertores, colchonetas, agua embotellada, así como servicio de alimentación.

El mando territorial militar participa de manera coordinada con las autoridades de protección civil estatal, municipal y seguridad pública, para evaluar los daños y continuar con la aplicación del Plan DN-III-E, hasta recuperar la normalidad.
Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional se solidariza con la población de Baja California Sur, refrendando su compromiso y responsabilidad de actuar, para que en caso de desastre, prestar ayuda para el mantenimiento del orden, auxilio de las personas y sus bienes y la reconstrucción de las zonas afectadas.

Prevención

Y como corolario ayer por la tarde el gobernador Carlos Mendoza Davis, informó que como medida de precaución el Gobierno del Estado determinó que en Ciudad Insurgentes, municipio de Comondú, este lunes 26 de agosto se suspenden las clases en los planteles de todos los niveles de enseñanza, toda vez las afectaciones que sufrió la comunidad por las las inundaciones provocadas por las lluvias de tormenta  tropical “Ivo”.
El Mandatario estatal expresó que será el martes 27 de agosto cuando se regrese a las aulas para dar inicio formal al ciclo escolar 2019-2020 en los planteles de nivel básico de esta comunidad. Mencionó que las instalaciones de las escuelas “Guadalupe Montes” y “Plutarco Elías Calles” que fueron habilitadas como refugios temporales serán acondicionadas y realizarán las labores de limpieza y saneamiento correspondiente para que los alumnos regresen a clases con normalidad.
Finalmente, el gobernador reiteró que el resto de las escuelas de la Entidad, conforme al calendario oficial, este lunes 26 de agosto darán inicio al ciclo escolar 2019-2020.

Vidas paralelas

Repulsa total a la ausencia del alcalde comundeño Walter Valenzuela de quien poco o nada se sabe. Unos lo ubican en Cuba. Otros en Europa. En muchos lados menos donde debe estar. El Cabildo tiene la palabra.., La vida es apasionante. Todos los días nos pone a prueba. Y lo que más califica es la acción de compartir. Esa voluntad de solidarizarse con los semejantes. Dar, recibir. Estar presente es un impulso sagrado. Este día reconozco públicamente el detalle humano de Carlos. De mis pocos afectos fue quien tras el deseo de alivio de mi difícil momento de salud, le añadió la voluntad para que me alivie. Ese es un detalle que valoro y que reconozco. Son en las dificultades cuando se pone en relieve qué tipo de sentimientos afloran en el hombre. Para mí hoy: la gratitud. Gracias Carlos….Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *