Terrenos en Cabo San Lucas

¿Paquete?

Ayer leí esto y me gustó para compartir a mis lectores

Ayer leí esto y me gustó para compartir a mis lectores

¿Voto en paquete o voto diferenciado? Y el comentario es de Octavio Rodríguez Araujo. Dice: Aceptemos, aunque sea sólo como ejercicio teórico, que López Obrador ha cometido desatinos como aliarse con la ultraderecha evangelista y católica (¿Espino, por ejemplo?) o designar como posibles gobernadores a personajes que, además de ser analfabetos funcionales, no tienen ni idea de lo que significa la administración pública, tomar decisiones políticas y hacer lo que corresponde en favor de la población. Aceptemos que mucho de lo que será su gobierno, de triunfar, está por definirse, como ha sido tradición desde por lo menos Echeverría, y que tales definiciones se harán afortunadamente con el concurso de expertos convocados ex profeso. Aceptemos que la pluralidad de su partido y de sus apoyos no morenistas, que es de destacarse como algo positivo en los tiempos que vivimos, está unida por su habilidad como líder y por el hecho de que es altamente probable que llegue a la Presidencia y lo que esto pueda significar para muchos. Aceptemos, finalmente y para no extenderme más, que va a ganar porque ha sabido canalizar en su favor el enorme descontento nacional por el fracaso de los anteriores gobiernos del PAN y del PRI (incluido el de Peña).

Aunque aceptáramos o no todo o parte de lo anterior, lo que es un hecho es que Andrés Manuel es la única oposición que propone cambios que a mi juicio podrían ser esenciales para el país en su conjunto. Y que estos cambios comenzarían por remplazar el régimen político tecnocrático y neoliberal que tanto ha perjudicado a la población mayoritaria al haberse puesto al servicio de una minoría llena de privilegios y que se cree intocable por su poder económico. Los otros candidatos, lamentablemente para ellos, representan la continuidad de lo que hemos vivido en los 30 años anteriores; y la representan por dos razones principales: porque creen estar convencidos de que ha sido buena y porque no han tenido la sensibilidad necesaria para captar lo que millones de mexicanos percibimos como algo que ya es tiempo de cambiar aunque sólo sea por cambiar. Los candidatos del PRI y del PAN, con sus partidos comparsas, no entienden ni han entendido que los más de 200 mil muertos por la guerra contra el narcotráfico han sido consecuencia de políticas equivocadas y de una generalizada corrupción en las diversas esferas del poder donde la impunidad goza de cabal salud y es ocultada por muy diversos mecanismos de complicidad para protegerse entre ellos. Tampoco han entendido que si la gente tiene miedo es por la situación que vive y no por los cambios que ofrece el líder de Morena. Si en el pasado les funcionó a los priístas y panistas recurrir al miedo por los cambios, ahora el miedo es a que las cosas sigan iguales, es decir, sin cambios. Por esto y por las mentiras que dicen sin decoro los otros candidatos es que no sólo no avanzan en las encuestas sino que retroceden o se rezagan.

Es para mí evidente que una mayoría relativa de ciudadanos votará por AMLO, pero quizá no por todos sus candidatos, algunos de ellos escogidos –pienso– por pragmatismo electoral. No es la primera vez que se recurre a personalidades del deporte o de las artes escénicas para obtener votos, y no sólo en México. Se entiende que dicho pragmatismo llevara a seleccionar a personas impresentables pero populares por cualidades muy ajenas a la política, pero no queda claro (a mí no me queda claro) que se hiciera alianza con un partido confesional y de ultraderecha, como es el caso del PES y que, en el mejor de los casos, sólo aportará para diputados federales uno por ciento (que obviamente no lo necesita el puntero). Para quienes sea cuesta arriba dar su voto por Andrés Manuel y al mismo tiempo por otros con los que no habría coincidencia alguna, existe la salvedad del voto diferenciado o incluso el voto nulo si es necesario en ciertos casos extremos.

Andrés Manuel ha convocado a sus seguidores a votar por Juntos Haremos Historia en paquete, e interpreto que se refirió sobre todo para el Congreso de la Unión. Si es así, pienso que en este punto tiene razón. Un Congreso opositor dificultaría sus propósitos de cambio y si de verdad queremos una transformación del régimen político no podemos prescindir del papel que jugarán los diputados y los senadores. Cada uno en su tarea y ámbito, dice la teoría de la división de poderes, pero ésta no niega las ventajas de acuerdos entre el Ejecutivo y el Legislativo. El nuevo régimen político incluiría a los dos poderes como partes sustanciales y si conviven en armonía, mejor. Convivir en armonía no significa subordinación de un poder a otro ni un cheque en blanco al titular del Ejecutivo. Los que crean lo contrario es porque piensan que los diputados y los senadores, como antes, serán borregos y no personas con criterio propio. De lo que se trata no es de repetir la conformación de los poderes de los viejos tiempos del PRI, el sistema de aplanadora, sino de facilitar el debate y la aprobación de las iniciativas que sean conducentes para la buena marcha de la nación. Otra cosa serían los comicios en las entidades federativas donde se elegirán gobernadores y otros cargos. Ahí votar en paquete no será tan fácil para muchos pues, como ya señalé, hay candidatos que no merecen siquiera respeto.

Loreto

Aquí entre nos como dijo la Chuy Roland. Cuando estoy en Loreto me olvido de todo. Al carajo las preocupaciones, las deudas, los pendientes. Me ocupo solo en saborear al mil sus bellezas. No se puede de otra manera, porque Loreto es grande es bello y es otro mundo. Y díganme si ustedes no han sentido lo que yo. Cuando ven esos mágicos contrastes de su majestad la sierra de la Giganta y las aguas cristalinas de un azul inmenso, subyugante. ¿O cuando las tardes se cubren de ese halo misterioso que sale del mar y se va impregnando en la piel?. Es este pueblo misional el remanso de paz de esta Sudcalifornia de leyenda. Llegue a Loreto cuando tenía trece años. Mis hermanas y mi padre tenían un restaurante ambulante. Y lo instalaron a cincuenta kilómetros hacia el norte; para dar de comer a los trabajadores que hacían la carretera. Mi trabajo era servir las bebidas. Eva mi hermanita me pagaba bien y cómplice cerraba los ojos cuando una feria no llegaba a caja. Era un placer estar a media sierra. Unos escenarios que hubieran sido motivo para pintarlos por Velazco. José Chávez Morado o por algunos de los nuestros Merino, Chávez, ¿Arellano? Tal vez. Y de ese campamento a Loreto todos los días. Y los fines de semana al gozo. Mi novia Chabelita inolvidable. Mi amigo de toda la vida Ramón Ángel Porras. El comer las almejas tatemadas y los ricos pescados que sacaba mi hermanito Lalo quien me dejó, nos dejó hace días. En Loreto se vive. Ahí no se improvisan felicidades. Se goza la vida.¿ Se acuerdan de la gran orquesta de los hermanos Arce.? Su Nereidas, su mambo númber five. Perfume de gardenias, paso dobles, chá chá chá. Y las cumbias. El alma se retuerce cuando se evocan aquellos tiempos donde doña Gloria Davis y su Guillermo del alma le dieron vida a ese hotel Misiones y cuando el doctor Enoc Arías Gudiño paseaba por el centro acompañado de su hija Osiris de una belleza extraordinaria. Loreto es también de Cayo Talamantes de don Ramón Porras, del Nego Davis de Estelita y sus perlas del mojón. Y ahí están mis amigos Carlos Maraver, Manuelito Davis Ramírez, Abelardo Verdugo los Cuningham, Carlos Amador y una interminable lista. Es ese oasis el despegue de la educación con el primer maestro: Juan María de Salvatierra. Y es leyenda y misterio ¿No han leído el cuento el buque negro? Es en si todo. Pero hay algo que poseen los loretanos y que pocos pueblos tienen: la unidad. Se unen en lo esencial. Y para bien. Por eso cuando voy a Loreto me dedico a gozar ese todo que me fascina; su gente, sus climas, sus pasteles ¿Sabían ustedes que ahí a un lado de la centenaria misión en una humilde casita se cocina el mejor pastel del mundo? Búsquenlo. Y sigo mi camino, voy de regreso.En unos cuantos minutos estaré en la cuesta de Ligui. Atrás y lo veo por el retrovisor esta Loreto el de mis recuerdos y el de mi hermano Lalo ¿No lo veo ? Y me hace falta. Lo extraño. Y ¿cómo no? si el me enseñó a querer a este pedacito bonito de patria.

Vidas Paralelas

¿Qué encontrará José Antonio Mead en su próxima visita. Creo que muy poco. Hasta ayer se andaban entregando los nombramientos a quienes dizque le echarán la mano. Pura simulación… Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.