Ayer me di un regalo que me quería dar desde hace meses

Orgullo

Ayer me di un regalo que me quería dar desde hace meses. Era el de recorrer otra vez mi universidad donde estudié en mi primera juventud. Lo hice y lo gocé al máximo. Y al término me quede extasiado por las transformaciones sufridas desde 1983 en que egresé hasta hoy. Salvo la librería que la veo muy chirría, insuficiente. Por lo demás grandeza es la palabra para definir a mi alma mater. Me agrada que las construcciones no se detienen y que cada año se aceptan más jóvenes. Con más oferta en carreras. Esto no es obra de milagros. Es del trabajo de quienes encabezan los esfuerzos universitarios. Y también del apoyo que han otorgado a la UABCS gobernadores desde Ángel César Mendoza. Hasta el actual Carlos Mendoza Davis. Y gracias a la conducción magistral del Rector Gustavo Rafael Cruz Chávez. Qué bueno que hoy la Universidad de todos los sudcalifornianos haya superado todas las grillas y las maniobras perversas que impedían que se desenvolviera debido  a los conflictos, que llevaban por desgracia a la paralización. Eso ya es parte de un pasado borrascoso que esperamos no retorne nunca jamás. Obvio que el liderazgo de lujo del maestro Cruz Chávez no es eterno. Y la natural sucedió. Esta ya en la puerta y los nombres de quienes pueden relevarlo son el reconocido escritor y académico Dante Salgado. El M.C. Vicente Cardoza López  El Jefe del Departamento de Ciencias Sociales y Jurídicas. Y el doctor José Alfredo Verdugo Sánchez. Una terna de lujo que no tiene desperdicio. En alguno de ellos estará la gran responsabilidad de seguir ese crecimiento de nuestra gran universidad. Que así sea.

La fe

De La Paz, al mundo. Y de este, a Dios. Sí. Viaje a través de la vocación y del amor. De la fraternidad que hace una sencilla mujer. La vi, por primera vez físicamente, sentada de manera cómoda, frente a mí, en un sillón de una casa habitación ubicada por la calle Eusebio Kino, en La Paz. Físicamente, porque su familia, con antelación, ya me la habían descrito ampliamente.

No todas las entrevistas que hice y que hago, son de hombres trascendentes, en rechazo a la equidad de género. No, claro que no. Entrevisté a infinidad de mujeres de gran importancia, como a la hermana Carolina Angulo Larios, que hoy ha trascendido a planos internaciones. Hace veinticinco años, casi cuando inició su interesante peregrinar por el mundo, me dijo. La fe no conoce fronteras. Y tiene razón. Y yo le agregaría, para que esa fe, brote se necesite recibir ese chispazo divino. O el llamado de Dios para servirle.

Ahí, esa alta mujer de facciones finas. Me miraba, con atención. Observaba, pendiente de las preguntas, sonreía. Nunca me imaginé, que ese día de mi vida, el diez de junio de 1988, días antes de que Carolina, hiciera su principal profesión religiosa, tendría frente a mí, a una mujer que impulsada por ese bagaje de vocación, amor, fraternidad, trabajo haya recorrido el mundo. Y se haya entregado a Dios de una manera total. Y que ha representado a México, Costa Rica y Guatemala en los capítulos generales de la Iglesia Católica.

Perteneciente a la Congregación de las Misioneras Combonianas. Carolina, me dijo: Estoy profundamente agradecida con Dios, por haberme regalado, la vocación a la vida religiosa. Y misionera.

Le pregunte ¿Cómo te consideras como mujer?

“Soy una mujer feliz y  enamorada de mi misión. Y mi proyecto de vida. He descubierto la alegría de crecer. Y comprometerme en una comunidad parroquial. Y además por la palabra de dios.

Los orígenes

Carolina comenta sus orígenes: Trabajé  como maestra de una escuela primaria en las cercanías de La Paz donde vivían muchos niños y jóvenes, hijos de migrantes, que llegaban al estado, procedente del sur de México. Sirviendo a esta gente sencilla, como profesora y catequista, experimenté el deseo de dejar todo. Y así, seguir a Jesús. A los 22 años entre al Instituto de las Misioneras Combonianas porque quería ofrecer mi vida en Africa. En Guadalajara, viví los primeros cuatro años de formación. Me enviaron después a una comunidad indígena de Oaxaca. Después a Suiza. Y en España hice mis servicios universitarios. De esos días del encuentro con Carolina. Esta mujer guerrera, pasional, sin miedo. Ha sembrado ternura en Africa, donde llegó por la República Democrática del Congo en 1995, el país se llamaba aún Zaire.

Ese día, frente a una mujer interesante. Y saboreando un rico te de Damiana, con piloncillo. Miré, antes de la despedida a la hermana Carolina, de la que sin duda, en los próximos días escribiré una segunda charla, me quedó muy claro que esa decisión que tomó, la de abandonar, todo, bien valdría la pena. Carolina, a nuestros días ha sido maestra, evangelizadora en Africa, durante la guerra del Congo, animadora, y promotora vocacional, formadora de religiosas africanas. Y ahora superiora provincial de las misioneras Combonianas en México, Costa Rica y Guatemala.

Después del abrazo y apretón de manos, le pregunté, fuera de entrevista (Off the record, como dicen los gringos)  ¿Porqué tan lejos, hermana?; porque la fe no conoce fronteras.

Vidas Paralelas 

David Liles, cineastas locales proyectarán en Cannes Court Métrage su más reciente producción titulada “Byron”, informó el subsecretario de la Secretaría de Turismo, Economía y Sustentabilidad (SETUES), Fernando Ojeda Aguilar.

 En ese sentido, abundó en la importancia de que dos sudcalifornianos tengan presencia en un evento de talla internacional, en donde participan grandes productores y cineastas de diversos países, lo que contribuye a la promoción del Estado y sus destinos.Ojeda Aguilar dijo que el cortometraje que contó con la producción ejecutiva del galardonado Sergio José Gutiérrez de Espora Films, será proyectado el próximo 16 de mayo en el Palais des Festivals a las 17:25 horas durante el festival de cine más importante de Francia. Bien por estos jóvenes… Y con esto nos despedimos deseando lo mejor. Y no olviden; hagan el bien. Y sean Felices.

¡Comparte!

* * *