Jackeline Verdugo Meza, es una mujer sudcaliforniana  trascendente

Mujer

Jackeline Verdugo Meza, es una mujer sudcaliforniana  trascendente. Maestra de profesión y a la par promotora infatigable del desarrollo de las comunidades serranas y misionales. La maestra Verdugo llega a la región de los Comondús e inicia una tarea de rescate de las tradiciones, de la cultura, la historia y el aprovechamiento de los recursos con  los que cuentan estos pueblos como lo son frutales y otros más como artesanías. La maestra Verdugo es una mujer emprendedora y hace más de cuatro años levantó con todo el apoyo de su familia. Dos obras trascendentes. La primera un museo de sitio, extraordinario que es el primero que nace en el estado de este tipo. En este se encuentran los vestigios de nuestros antepasados. En este museo destaca el vestido que identifica a la mujer sudcaliforniana – traje de pitaya- y otros objetos que muestran las diferentes etapas de nuestra historia. Un capítulo especial guarda este museo son periódicos únicos entre ellos el número uno del periódico El Sudcaliforniano en la incursión en el fiaríamos. Y el segundo un ejemplar del diario editado por don Rogelio Olachea Arriola que tenía la particularidad de que era hecho a mano. Se encuentran en este lugar muestras de un pasado que no debemos olvidar. La segunda es un hotel llamada Don Mario en honor de su padre. Un lugar donde se atiende con cariño y esmero a todos los que buscan estas riquezas en esos oasis. No puedo dejar de mencionar el rescate de las tradiciones como la elaboración de la panocha de gajo en la molienda de la caña de azúcar de donde se saborea el guarapo. Estos son a grandes rasgos de la obra tangible de una gran mujer sudcaliforniana. Lo comento porque hacen muchas faltas mujeres como la maestra Verdugo que ayuden a detonar pueblos que al igual que los Comondús están a la espera de su oportunidad de trascender.

Discapacidad 

El Instituto Sudcaliforniano para la Inclusión de Personas con Discapacidad (ISIPD), continúa desarrollando diversas actividades en escuelas y parques, con el fin de fortalecer la sensibilización en toda la población sobre el trato digno hacia este sector.

Esta estrategia se inició en escuelas de nivel secundaria, donde se ha trabajado la importancia de conocer, pero sobre todo respetar, los derechos de las personas con discapacidad y así poder contribuir al establecimiento de una cultura tolerante y abierta a la diversidad.

Ya que, a través de diferentes actividades y ejercicios, la ciudadanía puede experimentar cómo es la vida de una persona con discapacidad en un ambiente cotidiano, y de este modo replicar esta fundamental información.

Los interesados en solicitar las pláticas y talleres que imparte de manera gratuita el ISIPD, pueden comunicarse con el Instituto.

Vidas Paralelas 

Me gustaba y me moría de risa, cuando mi santo padre, don Francisco Chávez Villalba, me contaba un chiste-anécdota de un bracero, que viajaba allá por los sesenta en los flamantes Ferrys que instaló por acá el gobierno de la República. Decía mi viejo que el señor le gustaba comer mucho pan, cuando viajaba y siempre dejaba un tiradero de zurrapas, por todos lados. Hasta que un día, por el altavoz del barco, escuchó un mensaje de la cabina, emitido por una voz femenina que decía “ Este barco es suyo, su deber es cuidarlo. “ Y aquel hombre al escuchar esa voz y ese mensaje, expresó; Ah, canijo. Y puso la mano bajo la boca, para que las zurrapitas de pan, ya no cayeran al piso. Y exclamó si es mío, tengo que cuidarlo. Un pasaje que mi padre me lo decía, cada vez que yo se lo pedía. Me gustaba, como a la postre al crecer, al viajar por el país a mis concursos de oratoria, yo también disfruté ese servicio de transbordadores. Unas mareadas a veces. Otras veces sustos y muchas ocasiones aventuras de todo tipo. Pero ahí estaban los barcos, eran nuestros. Lo mismo se dio, con las líneas aéreas. En la bonanza económica de este estado, nos dimos el lujo, de tener hasta DC 10, aquellos de Mexicana y Aeroméxico. ¿Dónde quedó esto? mañana le seguimos con el tema…Y con esto nos despedimos deseando lo mejor de la vida y no olviden hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *