La suerte está echada

Bobby García

 La gubernatura y la unidad popular
Luis Armando Díaz y Marcos Covarrubias
Estela Ponce y Tony Manríquez
Y Juan Pueblo?

Los crímenes violentos –como el ocurrido recientemente en Tamaulipas- , son explosivos y cimbran la conciencia social. Pero hay crímenes maquiavélicos, premeditados y alevosos, como el crimen colectivo que comete la administración pública estatal desde el año 2000. Leonel nos robó descaradamente lo material y lo espiritual. Impuso una política de “estás conmigo o eres mi enemigo”. Poco a poco fue asesinando la conciencia social. Impuso los tres más recientes alcaldes de La Paz, diputados y el Poder Judicial. También “inventó” las invasiones de tierra y perfeccionó el método de votos sumisos. Impuso al frívolo en la alcaldía de Los Cabos, la opinión pública y política dijo que sería impuesto como gobernador y no nos equivocamos. Leonel sí se equivocó pecando de “niño” ya que pensó que el frívolo respetaría el “proyecto leonelista”. Después de once años el crimen colectivo continúa en las imposiciones, la opacidad y el robo descarado. Luis Armando y el Pipi “renuncian” y el frívolo declara que: “los cambios responden al compromiso de la administración  por generar las condiciones para que el proceso electoral en el que los sudcalifornianos habremos de elegir a las próximas autoridades ejecutivas y legislativas se desarrollen en términos de justicia, equidad e imparcialidad para todos los contendientes y fuerzas políticas”. Y todavía fortalece su demagogia al decirnos “que la administración estatal no solapará ni promoverá el desvío de recursos humanos, económicos o materiales a favor de candidato o fuerza política alguna”. Si el frívolo se ha caracterizado por su demagogia, narcisismo y mitomanía, con estas declaraciones las oficializa como políticas públicas. ¿Cómo hablar que la próxima contienda electoral se debe desarrollar dentro de la justicia, equidad e imparcialidad?. Si Luis Armando (el salvadoreño y ex presidiario) tiene un año en campaña gastando cínicamente millones y millones de pesos del pueblo en comilonas, prensa, radio y TV. regalos de todo tipo. ¿De cuál justicia, equidad e imparcialidad habla el frívolo? Acaba de renunciar su secre junto con el Pipi oficial mayor. ¿Pretenden engañar que fuera de la administración no usarán recursos públicos? ¿Cómo hablar de que no se solapará el desvío de recursos humanos, económicos o materiales? La campaña del salvadoreño se ha realizado y se seguirá realizando con trabajadores del gobierno, con los dineros y bienes materiales del pueblo. ¿Cómo hablar de una campaña imparcial si desde la elección de 2002 son ELECCIONES DE ESTADO? ¿Si desde hace mucho ya está en práctica la elección de estado para 2011? ¿De qué legalidad e imparcialidad gozaran los candidatos de oposición? ¿Tendrán posibilidades de triunfo Estela Ponce o Manríquez Guluarte, como abanderados del PRI? ¿Luis Coppola tendría mayores posibilidades de triunfo ante esta aplanadora de estado que ya camina desde hace varios años? Todos los partidos ya definieron sus métodos de elección y JUAN PUEBLO ni siquiera por los periódicos se entera porque no tiene dinero para comprar uno. Canal 8 lo ven los incondicionales y Juan Pueblo casi ya no mira Canal Diez. Si una vez más el PRI lanza su candidato(a) sin alianza con la demás oposición EL GOBIERNO DE MALEANTES continuará otros seis años más. Ni Estela, ni Manríquez, ni Coppola, ganarán la gubernatura si no se unifican en una sola candidatura. El salvadoreño o Covarrubias nos seguirán jodiendo en el crimen colectivo más escandaloso de que se tenga memoria. Dice el Adrián que irán a una encuesta y que si no hay acuerdo realizarán consulta abierta. Se hace pendejo porque quiere: en la encuesta ganará el candidato del frívolo y nada más…el que paga manda. El PRI irá por Convención de Delegados:”el que cuida la mata se come el mango”. “La suerte está echada: la unidad opositora o el poder enfermizo del leonenarzi”. Mi correo: atila_gengis@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: No es posible que por “la política política” de “los iluminados”, tiremos a la basura a cuadros de tanta valía como: Antonio Manríquez Guluarte, Estela Ponce Beltrán, Carlos Mendoza y Luis Coppola, que en una candidatura de unidad rodaría la cabeza de los maleantes. Lo mismo en La Paz y Los Cabos: Cota Katzenstein y Ángel Salvador, también serán masticados por la elección de estado…

¡Comparte!

* * *