La suerte está echada

Bobby García

 Tener un amigo es una gracia, una virtud
Renán Liera, el gran amigo… un gran compañero
 

En un Congreso Nacional del PSUM, nos tomamos una foto. Están. Renán, Bobby García, Rubén León e Ismael Morales. Militamos en el verdadero partido de izquierda.

En un Congreso Nacional del PSUM, nos tomamos una foto. Están. Renán, Bobby García, Rubén León e Ismael Morales. Militamos en el verdadero partido de izquierda.

En 1985 publiqué mi segundo libro: “Y la palabra se llenó de miedo”. En el prólogo que escribió el gran compañero, en una de sus partes apunta: “La expresión literaria, trabajo estético que contiene la esencia material y espiritual del ser humano, se convierte en una función vital, en un factor determinante en las relaciones del hombre con su medio social cuando estremece con su grito la conciencia dormida y rompe con sus contenidos el denso sopor de la existencia diluída; cuando detiene el río y lo eclosiona en aspiración perenne, en furia de combate, en ansias de victoria”. “Bobby García plantea todo esto en ironías crueles y viscerales, y fuertes instancias de lucha social”. “Por Siempre: Renán Liera Villegas”. “Verano del ‘85”. ¡Y vaya que fuimos grandes compañeros!. Una amistad que nunca se rompió como nunca se acallaron sus grandes puntadas y carcajadas. En una marcha del Primero de Mayo, él y Lizardi sostenían una enorme manta. Me miró cuando llegaba. Yo llevaba un pantalón “de moda”, de esos que tienen dos bolsas por los lados. Pega un grito: “Rubén, el Bobby es exagerado para todo… trae bolsas hasta en los ojos”… Y claro, suelta su escandalosa carcajada. En otra ocasión, y después de tres días de farra en Constitución, iba de copiloto con Rubén y yo iba atrás. Pasábamos frente una llantera y un perro empezó a ladrar y le brincaba al carro. Él quitaba el brazo de la puerta y decía: “Este pinche perro me quiere morder”. De repente el perro llora y se va. Qué pasó, le digo. Pinche perro delicado, dice, nomás le escupí la cabeza y salió llorando. Le sacamos la vacilada que como su saliva ya casi era ácido, al caerle al perro le empezó a salir espuma. Que cuando llegó con sus hijos (el perro) no llevaba nada de pelo en la cabeza. ¡Qué te pasó papá!, le gritaron los perritos. “Un pinche troglodita me escupió y miren como me dejó… mejor me hubieran dado con el marro que usan para desponchar”. A una novia de Benito Juárez le decía que era Doctor en Ciencias. Una ocasión, con el frío endemoniado de noviembre, entró a la casa y en un momento salió muy enojado. “Vámonos, pinches viejas nacas”. ¿Qué pasó?, le dijimos. “La pinche suegra me formó a tres chamacos mocosos para que les recetara algo para la gripa…pinche vieja”. Y es que la novia le dijo a su mamá que su novio era doctor. En nuestras parrandas nunca faltaron la guitarra, las vaciladas y carcajadas y una buena botella de tequila. Yo cantaba El Rogón y él cantaba La Negra Noche. El sábado cuando regresé de la funeraria, seguí brindando y cantando en su honor. Un fuerte abrazo para su esposa e hijos, para sus hermanos. En un Congreso Nacional del PSUM, nos tomamos una foto. Están. Renán, Bobby García, Rubén León e Ismael Morales. Militamos en el verdadero partido de izquierda.


* * *


4 Responses to La suerte está echada

  1. Maria la del Barrio 25/06/2010 en 1:44 PM

    No mames, ¿se supone que es un epitafio? Nadamas por haber sido de izquierda y del PSUM se perdona. Una pregunta; ¿Sigues siendo de Izquierda? y si es asi, ¿porque escribes en un diario de la derecha? ¿Sabias que estamos por conseguir la representacion del Partido Comunista de Mexico? ¿Te gustaria sumarte a la lucha por la igualdad, por democracia y justicia social (¡A chinga, ya parezco priista) para todos todo y tambien para nosotros?

  2. sobrino de ismael 25/06/2010 en 4:52 PM

    exelente foto conoci a ruben y porsupuesto a mi tio ismael cuando le dimos el registro al pt…pinches ingratos…
    profe gracias por ser firme siempre en la izquierda ya que en estos momentos no existe la verdadera opocicion como en aquel entonces del psum y un brindis y saludos s mi tio ismael y a renan donde quiera que el arquitecto del universo los tenga.

  3. Fernando 26/06/2010 en 1:04 PM

    Renàn fue mi maestro en el Tecnològico. Que triste es saber de su muerte. Saludos a su familia con cariño y a todos aquellos a los que su nombre los alude, como a mi….

  4. Ricardo 26/06/2010 en 2:31 PM

    Un gran maestro, lo conocí allá por el año de 1983, impartia la clase de lectura y redacción, “Leperatura y redacción” como el mismo le llamaba. Una persona de gran compromiso consigo misma y para los demás, un hombre de sonrisa fácil y que sabía irradiarla a los demás. Grandes recuerdos me quedan con los momentos que compartí con él. Un saludo para su familia, su esposa e hijos con especial cariño y para todos aquellas persona que tuvieron un acercamiento y trato con el profe Renán.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.