Jugada

Una jugada de alta política hizo ayer el alcalde de Comondú

Una jugada de alta política hizo ayer el alcalde de Comondú Francisco Pelayo Covarrubias al designar a Trinidad  Cota Acosta como Tesorero Municipal. Entra en relevo de Guadalupe Ramírez Núñez que se queda como asesor. De hecho Núñez ya se había proclamado como aspirante a suceder al alcalde en el cargo, sin embargo de pronto y misteriosamente se replegó y dimitió al cargo. Este cambio es bien visto por los comundeños porque es conocido el prestigio de Trinidad. En la sesión de Cabildo el alcalde dijo que hay que trabajar con responsabilidad, buscando estar en armonía con la contabilidad, cumpliendo compromisos con los proveedores y base trabajadora,  además de la búsqueda de más recursos para seguir dando resultados, Por su parte  al tomar protesta como Tesorero del Ayuntamiento de Comondú, el Ing. Trinidad Cota Acosta,  agradeció la confianza que le conferían, precisando  que el manejo de recursos será muy eficiente y transparente, tendrán que ser muy equilibrados, ya que no hay dinero que alcance.

Apuntó que el reto es hacer que las cosas se desarrollen de la mejor manera  en beneficio de nuestros ciudadanos.

Su compromiso es trabajar en bien del pueblo y responder a la confianza que le brinda el Presidente Municipal. Muy bien.

Llegada

En los ojos de mi madre María Manuela, aprecié un brillo extraño. Sostenida con ambas manos de la cubierta del Ferry La Paz, desató su mirada. Y la clavó en ese inmenso mar Bermejo. No dijo nada. De su cuerpo quise escuchar un suspiro.

Era el viernes 24 de agosto de 1964.

Atrás de ella estaba mi padre Francisco, cuidándonos. Éramos bastantes. Y llegamos a las puertas del paraíso. La mítica tierra prometida. La California de leyendas.

En el entorno un olor a comidas y el ruido incesante de los gigantescos motores del barco.

Bom, bom, bom. Y el bamboleo del barco. Cuarenta minutos ya íbamos hacia la terminal de autobuses Aguila.

Los escudriñeos de mi madre no cesaban. Todo le llamaba la atención. Agarrado de su cuerpo, escuchaba yo sus susurros. Esos son micheres. Dijo alpacito al ver un racimo de dátiles a punto de madurar.

Los dátiles y el mar fueron lo que mi madre asimiló como lo nuevo y diferente.

Niña en una ciudad como Durango, grande y de rancio abolengo. Adolescente en Santa Bárbara un pequeñito pueblo, nunca vio sus micheres, una palabra que nunca supe donde sacó. Y no conocía el mar como todos sus hijos.

Hoy a las seis de la tarde, en una caminata sabatina por el viejo casco de esta Paz de nostalgias, acompañado de Ely pasamos bajo dos gigantescas palmeras datileras. Racimos naranjas. Tomamos varios dátiles y los comimos.

En mi garganta estaba el sabor de los micheres de mi madre. Y en mi mente el calor de hogar de mis padres que me hace falta. Y en mi corazón está esa vista desde el Ferry la que nunca olvidaré. Sobre todo ese mar que habla y dice: aquí estoy a la espera. Y lo está.

Vidas Paralelas 

Con el objetivo de dar seguimiento al “”Compromiso Nacional por un Turismo Sustentable para el Desarrollo”, se llevó a cabo en el Centro de Atención al Turista (Capta) en Los Cabos, una reunión con representantes de los tres niveles de gobierno, sociedad civil y personal de seguridad, para implementar la estrategia integral de Prevención a la Trata de Personas dentro del sector, así lo dio a conocer el director de Capacitación y Cultura Turística, Luis Enrique Cortés Ávila, quien asistió a este evento en representación del titular del ramo en la entidad, Luis Genaro Ruíz Hernández.

 Y con esto nos despedimos deseando lo mejor que es la vida misma. Y no olviden hagan el bien y sean felices.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.