El hartazgo ciudadano llega a los partidos políticos.

Hartazgo

El hartazgo ciudadano llega a los partidos políticos. Y esto lleva a la necesidad de buscar otras expresiones políticas a muy corto plazo. Los tiempos cambian. Y las actitudes del ciudadano en relación a sus expresiones políticas también se transforman. Es un constante remolino de pasiones y expresiones que no pasan desapercibidas. Hoy déjenme que les comente que Una de mis principales convicciones es saber que en el estado que vivo, se dan pasos agigantados en la democracia. Y dentro de mis orgullos muy personales es el haber sido testigo fiel de ellos. Desde la niñez y ejerciendo de manera tempranera el oficio más bonito de la humanidad, que es el periodismos di fe de las transformaciones de este terruño al que amo con fervor. Conocí presidentes de la República, gobernadores del entonces territorio, fui a las sesiones del constituyente. Y vi nacer al Estado y el parto de la Constitución. Y lo más importante y que nadie me lo quitara es el haber escuchado el palpitar de muchos Sudcalifornianos por avanzar en el camino de la democracia. Vi emerger alternancias con todo el vigor. Y después las vi rodando en el suelo convertidas en remedos. Y monumentos a la antidemocracia y la tiranía. Mandatos según democráticos pero sostenidos sin ningún rubor por las amantocracias donde los segundos frentes decidían importantes temas del quehacer gubernamental. He conocido también el desplome de gloriosos y hegemónicos partidos políticos. Y ahora en la actualidad palpo con mucha seguridad el desánimo ciudadano en los Partidos políticos. No hay una opinión favorable para estas instituciones que han abusado de la buena fe de la gente. Han sido omisos a la problemática lacerante de la gente. Y solo de manera ostensible han dilapidada los recursos públicos que se les conceden con el mote de prerrogativas. Los pleitos y agandallamientos entre los jerarcas, trascienden y más desilusión provoca. Y los lleva a que se aleje la militancia y ya no los vote. Otro punto negro que siempre son los mismos que están al frente. Y son los mismos que se reparten los espacios que se ponen a disputa en cada elección. Por esto y por muchas cosas más que me quedan en el tintero es ese brote de libertad que conduce a la opción viable de candidatos independientes. Ya hay un marco legal que lo permite, ya hay condiciones para ello. Y quiero comentar que tengo elementos para afirmar que ya se cocina la posibilidad de una gran encuesta a nivel estatal donde de manera concrete se le pregunté al ciudadano su opinión sobre este asunto de las candidaturas independientes. Sin ánimo de adelantas vísperas, creo que surgirán cosas interesantes.

Gurifais

Todos los pueblos tienen sus Macondos. Y en ellos siempre hay un Aureliano Buendía. Me dijo mi padre Francisco, cuando le pregunte si ya había leído el libro de Gabriel García Márquez, donde narra sus memorias, que hacía meses le había regalado. Esa fue la respuesta y aunque no se lo dije, me cimbró el alma y me dio esta idea: rescatar de mi Macondo a un personaje, El Gurifais. Su nombre: Juan de Dios. Nunca supe cómo Llego a La Toba y si aún vive. Y ni le busco ruido al chicharrón, porque ponerle edades y ubicaciones a esta leyenda viviente es una herejía. Sólo me dijeron que se apellidaba Geraldo y que su cuna fue El Secreto. Un rancho a unos cuarenta kilómetros de Insurgentes, hacia el Golfo de California. El Gurifais fue nuestro héroe. A la salida de la escuela decenas de niños le seguíamos en sus correrías. Gordo, pelo chino, moreno, nunca le vi ni zapatos ni camisa. Un cinto de mecates, aseguraba su viejo pantalón. Unos pies y manos que se me figuraban de gigantes. El Gurifaias nunca perdió su origen en su mundo feliz, tampoco permitió contaminación. Hablaba como lo hacía de niño en esos cerros y acantilados de El Secreto. ¿Enamorado? Claro que sí, su grito de guerra, cuando miraba a una muchacha bonita era “Siñorita, siñorita, vámonos haciendo ñudo”. En sus limitaciones pedagógicas, nos orientaba, nos defendía, nos hacía sentir que éramos sus hijos. Su oficio: artista de pueblo, personaje viviente. Y eso era honor. Y valorado en ese entorno, nuestra casa, que por muchos años se convirtió en un mágico escenario con tres pistas, donde todos defendíamos y ejecutamos nuestros papeles. Unos riendo, otros creciendo y muchos, los más, soñando que habría siempre un mejor mañana. Unos, nosotros, mi generación nos fuimos, cuando los vientos soplaron con fuerza, y nos llevamos en las maletas de viaje al Gurifais, al que le dimos un asiento VIP (Very Important People) en nuestras memorias y corazones.

Vidas paralelas

La coordinación de esfuerzos, recursos y voluntades, sin duda alguna, son fundamentales para recuperar y mantener la tranquilidad que caracteriza a Baja California Sur, por lo cual seguiremos privilegiando el trabajo conjunto entre las fuerzas armadas, los tres niveles de gobierno y de la ciudadanía en materia de seguridad pública”, enfatizó el gobernador Carlos Mendoza Davis, al encabezar la sesión de la Mesa de Seguridad en la 40 Zona Militar en Guerrero Negro, municipio de Mulegé.
Acompañado de los titulares de las dependencias federales y estatales que integran esta Mesa de trabajo, así como del alcalde José Felipe Prado Bautista, Mendoza Davis, reafirmó el compromiso que como Estado se tiene para garantizar un ambiente seguro a las familias sudcalifornianas, lo cual en la entidad se ha venido logrando gracias a la participación de todos como sociedad, aseguró.
Asimismo, el mandatario estatal, reconoció una vez más el apoyo de las fuerzas armadas, SEDENA y SEMAR, así como el trabajo que vienen realizando de manera permanente las corporaciones de seguridad y procuración de justicia, para reforzar las tareas de prevención, operatividad e inteligencia, logrando con ello, reducir de manera considerable los delitos de alto impacto, lo cual se traduce en una mejor percepción ciudadanía en este renglón…Buenas noticias en el gremio periodístico. Y lo son porque dos de nuestros compañeros Víctor Octavio García y Alejandro Barañano han recibido ya sus libros. Y están listos para la presentación de los mismos. Desde aquí les mando un saludo afectuoso. Y les deseo el mayor de los éxitos. Animo…Y con esto nos despedimos no olviden hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *