Cae la tarde: parda, caliente, de murmullos en La Paz, esta ciudad de misterios

Fe; AMLO

Cae la tarde: parda, caliente, de murmullos en La Paz, esta ciudad de misterios. Es el domingo de la espera, el palpitar cíclico donde los guaycuras de hoy eligen a nuevos mandos. Es la fiesta de la gente, en una elección propia, ciudadana.

Ocho de la mañana empiezan a desperdigarse por todo el estado grupos de héroes anónimos, los funcionarios de las 976 casillas, potestades de este evento. La instalación de las mismas registraron anomalías que creo no fueron responsables los ciudadanos, sino de la falta de apoyo de las autoridades.

Pecata minuta que se rebasa cuando el entusiasmo ciudadano se expresa con el río de gente que confluye en las urnas. Estas votaciones son las más copiosas de los últimos años.

Votar es un placer. Se desahoga el alma y se exalta la conciencia. Y se da vista a la reflexión ¿Votar? La pregunta mañanera y la respuesta contundente: Porque creo en mi   país. Porque amo a mi estado. Pienso en el futuro de mi familia. Porque creo en la democracia. Porque tengo fe que habrá un mejor mañana. Por eso voté.

Votar en una comunidad semi urbana, con acento rural como el Centenario es una grata experiencia. Veo rostros alegres, ancianos, jóvenes y adultos hacen fiesta en la elección. Risas, ánimo. Es la casilla 289. Aquí como fue común denominador en todas las casillas la atención al votante, fue de primer nivel. Grotesco seria dudar o negar el esfuerzo ciudadano que se dio, sin límites.

El tiempo pasa. Entre la una y las tres se da un impasse en la recolección de votos. Y este acaba y antes de las seis y es el cierre otra vez las colas. Y el voto, cae y cae.

Las calles de la ciudad entre ellas La Paz siguen vacías. En los hogares las familias charlan, esperan. A todo lo que dan las redes donde se especula, se rumorea se afirma, todavía se descalifica. Y se adelantan resultados.

Las casillas se cierran. Y empieza la fase definitiva del conteo de votos. Las elecciones de hoy empiezan. Más noche, habrá fiesta.

Estos comicios son como los otros de tiempo atrás. Desde aquellos de raíces democráticas los plebiscitarios de Agustín Arriola, son los de renovación de fe. Los de creer en un mejor mañana. ¿ Lo serán? Amlo, tiene la palabra.

Tianguis 

Gente que convive con la gente. Olores, sabores. Y risas. Ruidos. Sonidos. Héroes anónimos. Y artistas inéditos. La acordeón que interpreta el ballenato ¿dónde estás Gabo? Y la tarola que emite ritmos, palpitares de nuestro México que canta, baila. Ríe. Y a veces se burla de la crisis. Tianguis donde hay todo. Desde una camisa de Ralph Lauren a cinco pesos hasta un menudo rojo con patita.

Desfile multicolor, ríos de gente. Mujeres sensuales. Elotes a la esquite. Un libro de Leopoldo Lugones (fantástico) a veinte pesos. Y se vale regatear. Bendiciones de una señora que pide limosna.

La venta de perros Pit bull. Un niño que busca a su madre. Una sartén con chiles rellenos. El estómago se me acelera. Un tianguis muy lejos de mi tierra. Un tianguis donde hay todo. Y lo que es gratis, las sonrisas de los clientes. Y el pilón. Un buenos días. Dicho con amor.

Amo a mi país por estas ínsulas mágicas para las convivencias colectivas.

Vidas Paralelas 

Un día histórico ayer. Acudimos a las elecciones más copiosas de la historia reciente. Salió la gente a demostrar que con su voto puede hacer cosas grandes. Los resultados ya los iremos conociendo poco a poco por lo pronto la preponderancia fue de Morena que se llevó la mayor parte del pastel. Entre esta la presidencia de la República para Andrés Manuel López Obrador. Aquí el único problema fue el retraso en la apertura de las casi mil casillas. Aquí se necesita sin duda hacer mejor la tarea en este asunto que empañó la fiesta de la democracia… En otro tema diremos que la organización Escritores Sudcalifornianos sesionó este pasado fin de semana. Ya bajo el liderazgo de Valentín Castro Burgoin se tomaron acuerdos importantes como lo es el encuentro próximo encuentro de Escritores que en esta ocasión llevará el nombre del prestigiado Raúl Antonio Cota. Valentín arma bien un programa de trabajo que ya está en marcha… Y con esto nos despedimos, deseando lo mejor. No olviden: hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *