El valor del esfuerzo de las instituciones se pone en la picota cuando se atraviesan crisis o bonanzas.

Desgarre

El valor del esfuerzo de las instituciones se pone en la picota cuando se atraviesan crisis o bonanzas. Lo digo porque hoy que nuestro país se desgarra en la violencia y dentro de ella la matazón en Veracruz, aquí en la entidad por fortuna estamos viviendo algo diferente. Es notorio y plausible la reducción de la violencia lo que valió que ayer en reportes de ese sector se destacara como una de las entidades más tranquilas. Y para reforzar lo que digo les cuento que la Mesa de Seguridad en Baja California Sur dio a conocer que en el primer trimestre del año 2019 se ha logrado disminuir los índices delictivos de alto impacto en un 88 por ciento, en relación a los años 2017 y 2018 en el mismo periodo.
Al respecto, el secretario General de Gobierno, Álvaro De la Peña Angulo, señaló que de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), BCS destaca en la reducción de índices en este renglón, principalmente en el delito de homicidio.
“Si bien se ha avanzado con paso firme en la recuperación de la tranquilidad de los sudcalifornianos, no debemos bajar la guardia, por el contrario, tenemos que seguir trabajando como lo hemos hecho hasta hoy con total coordinación y voluntad, para obtener los mejores resultados para nuestra sociedad, por lo que vamos a continuar con el compromiso que se hizo por parte de la Mesa de Seguridad con todos los habitantes del estado en esta materia”, aseguró De la Peña Angulo.
Al tiempo que indicó que se redoblarán esfuerzos para que los resultados continúen siendo positivos y sobre todo que la gente perciba y sienta que sus instituciones están trabajando para regresar la seguridad y la justicia como todos en México y en BCS merecen, agregó. De igual manera, este trabajo se refleja en evaluaciones como la realizada por la organización no gubernamental Semáforo Delictivo, donde coloca a la entidad en semáforo verde, así como la recién publicada Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la cual indica la disminución de la percepción de inseguridad por parte de los ciudadanos en La Paz y Los Cabos, puntualizó.
Por último, Álvaro De la Peña, mencionó que se seguirá fortaleciendo la estrategia de seguridad que implementan de manera conjunta las fuerzas armadas y las instituciones de los tres órdenes de gobierno encargadas de velar por la tranquilidad de las familias sudcalifornianas. Bien por esto y esperamos que esta tranquilidad se mantenga.

Plato

El plato vacío; ! Qué asco!
En marzo de 1996. Llegué a Santa Rosalía como a las diez de la noche. Acompañado de ese gran fotógrafo que fue Odón García nos hospedamos en El Hotel el Moro. El motivo de este viaje era una serie de reportajes en el Municipio de Mulegé. Eran para El Sudcaliforniano.
En la víspera habíamos recorrido Guerrero Negro, Vizcaíno, la Costa Pacífico Norte. Y guardamos la joya de la corona : Santa Rosalía. Pero antes estaba la gigantesca zona serrana. Lo más recóndito de la región. Y de todo el estado.
A las seis de pie. Un solo café que nos robamos de la recepción, nos acompañaba en el estómago, E hilo papalote, a la caza de ese mundo raro, interesante y mágico.
A las once ya estábamos en la cordillera, lomo de la California donde ves los dos mares. Territorio de Salerno. Y hábitat de californios que tienen mucho que contar.
Entrevistas, fotos, crónicas. Quedamos extasiados por esos lugares. Y de comer nada. Nos ofrecían puro cafecito.
Mis tripas traían una revolución fratricida. A las cuatro la bajada de esas latitudes.
El rostro descolorido y labios resecos de Odón, me preocupaban. Hasta que me soltó el reclamo. «Usted es el de los viáticos. No sea codo y para la otra traiga que comer.»
Apechugué y lo que hice fue acelerar para llegar más pronto. A las seis cuarenta de la tarde ya estamos muy a gusto sentados en Tercos Pollito en Cachanía.
Lugar repleto. Y de pronto llega el legendario Francisco Manríquez (qepd) que nos entrega el menú. Confieso que nos vio de mala gana por estar todos empolvados.
Veo la lista. Pido una ensalada de vegetales. Una sopa de cebolla. Y una combinación mexicana. Y de postre café y un pay de manzana.
Los ojos del mesero se fueron transformando de asombro pasaron a la ira evidente. Y suelta el trancazo verbal «Qué asco, señor. Todo eso se va a comer».
Me cayó en gracia. Y le reviro. «Por lo pronto. Después del postre. Ya veremos»
Y me embuchaco todo. Dejé los platos limpios. Odon fue más discreto se comió un pollito completo. A la Terkos.
Cuando me trajo la cuenta, donde le deje una generosa propina. Se me quedó viendo con asco. Y otra vez me la repitió: «Qué Bárbaro. No dejó nada. Qué asco.
Esa expresión fue por muchos años nuestro saludo. ¿Verdad Odón?
Hoy estoy comiendo aquí y me acordé de los dos. Y otra vez dejé el plato limpio.

Vidas Paralelas

Ayer se escucharon versiones de que nuestra compañera periodista Alejandra Estrada Obregón se incorpora al gabinete del edil Rubén Muñoz Alvarez. Y sería en el área de
Comunicación Social. Le preguntamos y negó tal posibilidad. Estaremos al pendiente… Profepa reaccionó al acto depredador de la comuna la que por órdenes del alcalde paceño se introdujo máquinas pesadas para hacer tareas de limpieza, sin apegarse ni a las normas oficiales y sin respeto a la ley. Ahora la Profepa se encargará de las sanciones correspondientes. Y ojalá que también de procurar protección de esos humedales que son agredidos de manera frecuente…Y amigos por hoy es todo. Nos leeremos mañana. Reciban un fuerte abrazo. Y no olviden hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *