Terrenos en Cabo San Lucas

CDMX

A dueto mi corazón y vista cantan alabanzas

A dueto mi corazón y vista cantan alabanzas. Y al mismo tiempo mis pies tiemblan. Esto al resentir las turbulencias cuando el avión cruza entre volcanes las puertas imaginarias de la ciudad azteca, México. El corazón de un país mágico, místico. Y de contrastes.

A cinco mil metros de altura se muestra esa sábana multicolor extendida sobre lagos, edificios, calles. Y miles de monumentos que se salen de mis libros de historia y se muestran reales, arrogantes y desafiando al tiempo y los temblores.

El jalón ruidoso del tren de aterrizaje me provoca más emoción. Y al llegar suspiro hondo, profundo evocando las veces que cómo esta tocó y besó la tierra de la ciudad madre.

El taxi con un operador que platica de todo, me lleva al hotel. Y en el trayecto creo ver de pronto al salir de un túnel frente a mí la escena primigenia de los fundadores. Los mexitin. Una representación de un grupo de ellos que ponen fin a su largo viaje dirigidos por Chalchiuhtlatonac. Veo a la serpiente, al águila y escucho los caracoles y los cantos sacros cuajando así el fin y principio del parto de la mexicanidad.

Huelo a tiempos pasados.. Y diviso la casa donde se instaló la primera imprenta de América ubicada en la esquina de las calles Moneda y Licenciado Primo Verdad. Fue construida originalmente por Gerónimo de Aguilar en 1524 y está situado en la orilla exterior de lo que fue el recinto sagrado del Templo Mayor antes de la Conquista de México.

La llegada trajo la luz. Y la difusión de las libertades. Avanza mi taxi por la legendaria calle Reforma.Y veo testigos de grandeza en las sedes centenarias de periódicos: Excélsior, El Universal y otros más que fueron y son voceros de los decires de un pueblo valiente, guerrero y demandante. Otra vez la imaginación se zafa y me regala una imagen. Veo a don Manuel Becerra Acosta senior, con su gabardina, su bastón y su bombín. A don Julio Scherer García, de sumo elegante. Al periodista Manuel Buendía, con su gabardina café y su pistola 45 clavada en la cintura. Los tres diciéndome “ Hey adiós! Los tres están a un lado de esa antigua puerta de Excélsior.

Paso con el corazón en la mano. Y calles adelante cerquita de la estatua de Cristóbal Colón, me espera una habitación cómoda y acogedora.

Antes de la medianoche me levanto a tomar un vaso de agua y recorro la cortina. Veo a esta ciudad que no duerme. Y desde el décimo piso me engullo a placer la imagen imponente, avasallante, que impacta. Es la grandeza transformada en ciudad.

Barbacoa

Me levanto a las siete. Es mi segundo día. Cruzó Reforma voy caminando hacia un café. Una transfusión en Starbucks. Y estoy sentado en una terraza escuchando el ruido y los murmullos que salen de todas partes. Soy uno más de los 29 millones 812 mil 86 visitantes. Y estoy feliz.

Hoy mi hijo Antonio nos invita al Mercado Escandon ubicado en las calles de Comercio y Agricultura. Las manos de doña Lupita nos sirve en el restaurante El Hidalguense, el manjar de Dioses, la mejor barbacoa. El consomé exquisito. Y lo acompañé con un café lechero comprado en un puesto que anuncia que lo hace igual que la Parroquia de Veracruz.

La Cdmx es para caminarla. Cruzar los límites entre el peligro y la emoción. Es mezclarse con sus 20 millones 843 mil habitantes, México es la cuarta ciudad más poblada del mundo.

Para mí fue buena idea pararme enmedio del Zócalo. Abrir los pulmones y gritar “ Viva Mexico” y después sentarme en una banca y observar las danzas autóctonas y escuchar los gemidos de los danzantes.

Es la ciudad el centro de todo en este país. Aquí, en el Zócalo veo los iconos de esos poderes. El gigantesco Palacio Nacional. Y cerca la majestuosa Catedral. Pero también es receptora de la cultura, la economía. Y es la reliquia que atesora las obras magnas de artistas especializados en todo.

Centro de mercaderías desde el Centro Joyero con el artificio que brilla hasta la posibilidad de comprar todo. En esta ciudad se compra y se vende todo. Y donde un trámite con dinero no acepta la negación. No hay imposibles.

Hay librerías de viejos libros. De nuevos no se diga. Tiendas las mejores del mundo. Turibuses que desnudan la metrópoli. Y en las banquetas la mendicidad se arrastra.

Coyoacán de Frida y Diego. Su nido de amor donde está una caguama disecada y la lectura de Diego: los bandidos del Río Frío. Y macro tiendas de artesanías. De nieves ricas y plazas para estarse ahí para siempre.

Capital de pirámides y de Xochimilcos. Del parque Chapultepec con un castillo con vasta historia y una vista esplendorosa. Una semana aquí en el goce continuo de todo. De disfrutar con orgullo un punto, un enclave universal. Una ciudad que abraza. Un lugar que atrapa, que seduce, que pervierte. Y que da. Que se abre de par en par para que tú tomes lo que quieras. Es el bazar, donde se ofrecen: nostalgias, peligros, emociones y placeres vivos.

Es una ciudad que la define en cinco palabras un amigo de vida que dice: Megalópolis, monstruosa, compleja, ciudadana y seductora.

De regreso. Una madrugada gris. Y en mi cuerpo, otra vez la emoción. Abajo, en los fuselajes de mi avión, dejó untado a mis recuerdos un cachito de vida.

Vidas Paralelas

Con la representación del gobernador Carlos Mendoza Davis, el secretario general de gobierno, Álvaro De la Peña Angulo, instaló el Consejo Municipal de Protección Civil de Los Cabos, el cual, al igual que el resto de los consejos municipales, y de acuerdo a la normatividad en la materia, son el primer nivel de respuesta ante una contingencia.

Ante la presencia del encargado del despacho de la presidencia municipal de Los Cabos, Jesús Gómez Montoya, así como autoridades civiles y militares, De la Peña Angulo, reiteró la importancia de continuar redoblando esfuerzos, no sólo entre los tres órdenes de gobierno, sino de la propia sociedad, ya que, dijo, todos debemos participar para prevenir cualquier situación de riesgo. Bien dicho…

En reunión con la estructura electoral de La Paz, el candidato a Senador Pancho Pelayo Covarrubias aseguró que el proyecto de la Coalición Por México al Frente ganará las elecciones el 1 de julio porque es el proyecto de la gente, el que representa el interés de los sudcalifornianos de seguir creciendo, de tener legisladores y autoridades sigan dando resultados a la vista de todos.

Pelayo Covarrubias reconoció a los activistas de La Paz su labor, su entrega incondicional que, recalcó, obliga a los candidatos a arrojar el alma todos los días para hacer que este proyecto se convierta en un orgullo para todos…El candidato del PRI a la presidencia municipal de La Paz, Pepe Hevia, se comprometió a terminar con la vieja y nociva práctica de los políticos, de ir con la gente a pedir el voto y no volver, una vez que obtienen el triunfo.

“Porque me duele la miseria en las colonias y en las comunidades; porque no es justo que mientras algunos derrochan recursos como el agua, a muchos les haga falta, lo mismo en el transporte, luz, drenaje, etcétera”, agregó el aspirante priista.

Durante mi gobierno, si el voto ciudadano así lo decide, regresaré con ustedes, con los ciudadanos, para dar respuesta a sus planteamientos y necesidades, dijo en reunión de candidatos del PRI… Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.


* * *


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.