Terrenos en Cabo San Lucas

Burla

Era el verano de 1976

Decía don Jesús Reyes Heroles, y con razón, que los diputados federales y locales deberían ser procuradores de Pueblos. Nada más claro. Pero esa expresión no las escuchan a los que pomposamente les llamamos nuestros representantes populares. Y es aquí en nuestro terruño donde más se nota la holganza, indiferencia y desinterés de los hombres y mujeres que nos representan quienes nos cobran a los ciudadanos más de medio millón de pesos mensuales por su trabajo.  Estas actitudes por lo visto no cambiarán en esta legislatura la que para nuestra buena suerte ya va muy avanzada. Lo que si deben revisar los legisladores es el pitorreo que cuál cruel desplante le hacen al elector. Lo digo con pruebas. Hace ocho días llego al primer distrito la diputada Norma Peña acompañada de un séquito de ayudantes. Era el retorno después de ser electa. Tocando puerta por puerta ofrecía unos tomatitos y un melón chino. En un domicilio un ciudadano muy molesto por el abandono de su representante y la indiferencia ante la problemática agresiva sobre todo aniquilamientos, robos en casas y personas. Y una serie de planteamientos más le pidió que en lugar de regalar tomates pachichis procurara acciones concretas para disminuir los robos. La legisladora desplegó una serie de justificaciones y extendió una serie de promesas. Acompañaban a la diputada personal del C4 que pidieron teléfonos y número de las averiguaciones en el Sistema de Justicia Penal. Pura demagogia estilo la Peña y sus achichincles. A ocho días las promesas están ahí. Y la realidad sigue cabalgando en ese Distrito. Robos todos los días. Y crímenes, un día si. Y otro también. Y el engaño latente y la burla presente.

Diablo

Era el verano de 1976. Mi estómago se convulsionó al recibir de golpe ese olor nauseabundo. Olía a sangre. Olía a muerte. Olía a tragedia. Del tufo maldito pase al estupor al ver dentro de un esterilizador clínico a un cadáver boca abajo. Era un joven que no pasaba de los veinte años. Y fue asesinado encerrándolo en ese aparato que se instaló en esa clínica del Imss por la calle 5 de febrero en esta ciudad de La Paz.

Frente a ese escenario dantesco estaba Ramón Elizondo Almeida un policía profesional. Era el director de la Policía Judicial. Le escuché. De su cuerpo salía un extraño resoplido. De pronto habló frente al cadáver; Agarraré a tu asesino. Y lo agarró antes de las 24 horas. Era un sujeto torvo. De mirada cruel. Era un rostro del diablo.

Cuando lo capturó Elizondo, me confió el viejo y experto policía, me dijo. “hay una suerte. Cuando el asesinado esta boca abajo. Siempre cae el asesino.”

Entrevístalo. Me soltó al asesino. Se llamaba Julián y le solté la obligada pregunta ¿Por qué lo mataste? “Porque coqueteó con otro albañil. Lo maté por celos. Era mi novio”.

 Cuando terminó la entrevista. Me dice a modo de despedida. ¿Me podrás conseguir una crema dental y un cepillo?  Después se rio y me enseñó sus dientes filosos.

Vidas Paralelas 

En atención a las necesidades de la zona rural y comprometido con las acciones más apremiantes, el Alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega entregó la construcción de la cancha de usos múltiples, techumbre, gradas y núcleo sanitario para las subdelegaciones de Las Pocitas y Santa Rita, así como  apoyos sociales, pesqueros, ganaderos, pecuarios para estas comunidades y Puerto Chale .Acompañado del Gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis,  Martínez Vega refrendó el compromiso de trabajar coordinadamente con instancias estatales a fin de concretar un mayor número de acciones con el objetivo de beneficiar a la población de las comunidades rurales. En ese sentido especificó que a nivel municipal se realizó la entrega de apoyos por el orden de los 5 millones de pesos en este primer día de gira.

Bien…mil gracias

En un sólo día, pude constatar la calidad humana,  el profesionalismo y la solidaridad que aplican en la clínica 34 del IMSS, en esta ciudad de La Paz, quienes ahí laboran. Esta actitud tienen nombre y apellido y la encabeza el doctor José Luis Urías Corrales y asistido por el joven Jesús Jacob, más un grupo nutrido de médicos y enfermeras. Todos hacen sentir bien a todos los pacientes que ocupan atención médica.

Solo tengo palabras de agradecimiento.

Para la amiga del alma Aracely Estrada Lobato. Un abrazo fuerte…Y con esto me despido. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.