Una dama. Y lo fue hasta la muerte

Apoyo

Con el objetivo de fortalecer los servicios de rehabilitación para las personas con discapacidad que se ofrecen en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial de la entidad (CREE BCS) y en seguimiento a la remodelación de las instalaciones de dicho lugar, se construirán áreas especializadas para la atención de ciegos y débiles visuales, informó la Presidenta honoraria del Sistema Estatal DIF, Gabriela Velázquez de Mendoza.

 En ese sentido agregó que esta obra propiciará mejores condiciones de manejo para los niveles de independencia y autogestión de las personas con discapacidad, a fin de facilitar su inclusión en la sociedad.

“Para la actual administración, es fundamental que Baja California Sur logre ser un estado totalmente incluyente, por lo que se continúa realizando acciones en favor de este sector; es importante mencionar que este proyecto beneficiará a la población con discapacidad visual, que es la segunda con mayor incidencia en la entidad”, agregó.

 La Presidenta mencionó que se invertirán 20 millones de pesos en la edificación de este sitio, el cual incluirá oftalmología, sistema braille estenografía y estimulación sensorial; además de talleres de cocina y máquina Perkins. De igual manera se construirá un salón ábaco, espacios de atención especial para preescolar, primaria, secundaria y bachillerato y un pasillo de áreas verdes con un total de 437 metros cuadrados.

 De igual manera, Velázquez de Mendoza expresó que la construcción de la Escuela de Rehabilitación contribuye a mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad, pues el objetivo de esta obra es contar con profesionales de salud que se incorporen en el mercado laboral, para ampliar la cobertura de servicios de atención y el acceso a alternativas de terapia física y rehabilitación para este sector de la población.

Dama

Una dama. Y lo fue hasta la muerte. Se moría en la raya, antes que rajarse. Decía con acento peyorativo. “Cuando lo des, no lo frunzas.” Hablo para variar, de mi madre.

Conmigo fue todo. La que me dio el ser. Mi primera maestra. Mi amor eterno. Mi amiga, socia. Una consejera cabal, financiera. Y  cómplice, de pilón.

Por todo esto, me guardaba consideración. Y mucho respeto. Nunca me descobijaba. Y su poder, no me lo aplicaba al cien. Lo máximo eran unos barejonazos. O manguerazos. Ella misma o por ejecutora habilitada (Eva)

A la vez yo correspondía a esos privilegios. Y también no me pasaba de lanza. Fue una gran dama hasta el último segundo que tuvo vida.

Fui a despedirme. Ya no hablaba. Y con su juego de ojos. No solo se despidió, sino que me otorgó el perdón. Y murió.

Confieso que ese perdón, me lo dio casi contra su voluntad. Y como dama que era no me quiso dañar. Me perdonó, pero hubo tres detalles que nunca me pasó.

Hoy para no enfadarlos les comparto el más inocente. Otro día les narró otros dos.

Resulta que fui a visitar a mis padres a San Carlos. Llegué muy feliz, buen viaje. Y contento por encontrarme con mi madre María y mi padre Francisco.

Antes de llegar, bajé a comprar unos refrescos para comer una carnita que les traía de La Paz. Una tienda muy grande. Había de todo. Me surtí. Y al pagar volteo y veo en la pared un listado de clientes. Me llamo la atención. Y proseguí mi camino.

Abrazo a mis viejos. A mis hermanas. Y hermano. Y sobrinos. Empieza la fiesta. Carne asada humeante, unas cervecitas helaaaaadas. Salsas riquísimas. Todo un banquete.

En los postres, me pregunta mi madrecita. “Te veo preocupado, hijo ¿qué pasa?

– Nada. En La Paz, todo bien. Voy al cien en la Uni y en los periódicos. Todo excelente.

¿ Entonces esa cara que traes?

– Pues sí, la verdad. Me dio mucha pena, ver su nombre con letrotas grandes en una lista de malas pagas que tiene la tienda. Quise pagar su deuda y la señora no me dejó. Me dijo Textual. “Es para que le de vergüenza a doña Mary. Que se le quite lo vaquetona”.

No terminé de hilar la última frase, cuando salta de la mesa. Agarra un palo. Y sale a la calle soltando maldiciones. Y atrás de ella voy aclarándole que era una broma. Que no estaba en la lista. Que yo lo inventé. No entendió palabras. Hasta que llegó a la tienda. Se le avienta a la dueña. Y esta cómo puede se zafa de la agresión. Y le grita “Doña María, cheque usted. Está o no está”.

Con su carita compungida, responde. “No, pues no, que ni que”

Y salimos a la calle. Y empezó a llorar de coraje conmigo. Y me suelta un garrotazo en las nalgas.

Y me sentencia. “Esta te la guardo Churrungas, me heriste el amor propio. “¿Me perdonaste a la buena madrecita?

Vidas Paralelas

Así como desde esta columna criticamos personajes públicos o exigimos que se modifiquen actitudes o formas distorsionadas del actuar de gobierno hoy queremos expresar  nuestro regocijo porque una sudcaliforniana de solo 17 años subió al podio delos Juegos Centroamericanos y del Caribe que se realizan en estos días en Barranquilla Colombia. Si  amigas y amigos Gabriela Agúndez talentosa clavadista sudcaliforniana disputó hasta el último clavado de la final de la plataforma de 10 metros la medalla  de oro que finalmente fue ganada por una cubana por una diferencia de 332 a 330 puntos. Esto habla de lo cerca que estuvo de lograr la.medalla de oro. Con esta histórica actuación la adolescente paceña ha pasado a la historia de nuestro deporte y se convierte en la heredera de otra gran sudcaliforniana nuestra paisana Paola Espinoza…Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *