Cuando el maestro Alejandro Mota Vargas, nos regañaba, era duro.

Anita

A diferencia de otras y otros legisladores locales holgazanes, ayer por la mañana la diputada Anita Beltrán Peralta nos informó lo que ha hecho como diputada local. De manera sencilla sin mucho rollo fue dando a conocer todas las actividades realizadas durante esta representación. Y en el primer periodo de sesiones. También definió su postura relacionada a temas candentes en la cámara local como lo es la ley de movilidad presentada hace siete meses por el ejecutivo local. De este documento expresó la necesidad de que sea sometido al proceso parlamentario y se aplique porque urge la solución de añejos problemas en este tema. Y También sin ambages abordó el tema de corruptelas en el Congreso pronunciándose porque ésta se suprima y se haga un manejo transparente de los recursos, que se manejan en esa instancia. En su mensaje político expresó “Agradezco a los representantes de medios de comunicación, que acudieron esta mañana al encuentro en el que doy a conocer mi Primer Informe de Trabajo Legislativo. Así mismo, a los compañeros Diputados que nos acompañaron. Seguiremos trabajando con cercanía y en favor de los sudcalifornianos. La diputada Beltrán Peralta emanada de las filas del Partido Revolucionario Institucional ha demostrado en su paso por este Congreso que sabe desempeñar con entrega la honrosa representación que se le confirió. Es intensa gestora de todos los problemas que le plantean los ciudadanos que llegan en su búsqueda y que los recibe con respeto y con amabilidad. Ojalá y el resto de los integrantes de la legislatura fueran como ella. Lo mismo destacó de su acercamiento con los medios de comunicación a quienes les abre las puertas de par en par de su responsabilidad.

Cachito

Cuando el maestro Alejandro Mota Vargas, nos regañaba, era duro. Enérgico. Nos educaba de a buenas, no de ensayos. Y su sermón, lo concluía con una expresión que nos calara, hondo. Un día me dijo: Chavetas, deje de hacerse el payaso, no se crea un Adonis. En lenguaje sencillo quiso decir, que no me creyera guapo. Nunca lo creí, ni lo creo. Y no sé si ya les platiqué que mi mamá me dijo: apréndete una poesía, para que se la digas a la mujer que te guste, porque estas feíto, hijo. Bueno, eso es algo personal. A donde quiero ir, es al recuerdo de una de las mejores voces que se han dado en La Toba, nuestro París particular. Y se llamó Cacho Herrera. Cachito, para sus más allegados. Y no era, como decía el maestro Mota. Un Adonis, pero destacaba con esa voz. Y con su elegancia y precisión para pichar en el béisbol. Su persona se cotizó entre los mejores beisbolistas del Valle de Santo Domingo. Y lo mismo que su voz. Nadie cantaba como él. Había artistas que llegaban a Insurgentes, que lo escuchaban cantar. Y expresaban “magnífica voz”. Esto que les platico fue a mediados de los setenta. Una vez llegó a la Toba Octavio Norzagaray, el cantante sinaloense. Y Cacho alternó con él cantando “ Las nieves de enero” y se le aplaudió más al nuestro, porque con esa elegancia que le caracterizaba, no solo imitó la voz de ese personaje, sino que le puso más sabor. Más clase, mejor. Una noche, se acostó. Y ya no despertó. Se conmocionó. Y se alejó de nosotros. Su última morada, fue en las cercanías donde está el correo. Para Cacho, nuestro eterno recuerdo. Y sabemos que estás allá, cantándole a Los Ángeles.

Vidas Paralelas

El delegado del IMMS, Homero Davis Castro, acompañado del alcalde de Comondú, Dr. Walter Valenzuela Acosta, médicos y el director de esta clínica subzona No. 2, Dr. José Manuel Sánchez, hizo entrega de una ambulancia para San Juanico y Las Barrancas a gestión del líder cooperativista Florencio Aguilar, anunciando en esta visita una gran inversión para este municipio además de la gran remodelación que se hizo al IMSS en Ciudad Constitución, donde también el alcalde hizo compromiso de apoyar para ampliación del centro de atención médica en estos lugares, finalizando con un recorrido por las modernas y eficientes instalaciones del nosocomio IMSS. Bien por el delegado… Y con esto nos despedimos no olviden: hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!

* * *