Al Rojo Vivo / Paz

Conozco gracias a dios a mucha gente

Conozco gracias a dios a mucha gente. Unos buenos. Otros no tanto. Unos capaces de todo. Pero hasta hoy no conozco alguien que pueda ponerle precio a la libertad. No y creo que nunca lo conozca. De lo que sí puedo dar cuenta es que aquí en La Paz, en menos de una semana  y un pueblo puede diferenciar lo que se siente. Y diferenciar el vivir secuestrado, sojuzgado, atemorizado por los crímenes en cascada y el salir a las calles  con tranquilidad. Esta diferencia es notable. Y es la comprobación que si se  pueden hacer las cosas.  Y lo dijimos ese día en que el Ejército entró al patrullaje de las calles, de que cualquier esfuerzo por pequeño que fuera ya sea de gobiernos o ciudadanos, era importante. Ahora que disfrutamos estos días de paz debemos de comprometernos más. Al saber que si se puede debemos de trabajar más por esa paz que todos merecemos. Ahora viene el trabajo al interior de las corporaciones donde hay marcadas sospechas de contagio. De que la PGR no suelte a los delincuentes y los mande a morir a la calle. Falta que los ciudadanos denunciemos, que cuidemos más a los nuestros poniéndoles marcajes personales en sus convivencia y en sus amistades. Falta mucho para llegar a la otra orilla. Eso lo sé. Pero me queda la esperanza de que la maldad no es para siempre y que tarde o temprano esa paz que se nos ha negado en estos dos últimos años, sea liberada.

Alma

Alma es un nombre ficticio. Pero con un cuerpecito real, y con un sufrimiento cruel. Es una niña de Puerto San Carlos que fue violada por un animal- hombre. Una bestia humana que anda a salto de mata desde hace un mes, cuando abusó de esta menor. Alma estaba sola en casa. Su mamá con marcados signos de no estar bien de sus facultades. Y también con relaciones íntimas con el violador, no se percató de que su hija fue violentada. Diez días en cama la pequeñita destrozada y desangrándose poco a poco. Fue rescatada por una vecina que se la llevó casi por la fuerza a Constitución donde la internaron. Ahí está con temor a todos y a todas. No come. Y sufre y sufre. Investigué lo que pude. Y me queda claro que la niña va recuperándose físicamente. No así del impacto de la violación. Del responsable, diré que ninguna autoridad se ocupó de él. Salió con toda calma e impunidad del puerto. Anda a la espera de que todo se calme y pueda regresar a casa, como si nada hubiera pasado. Y a lo mejor tiene razón. En ese puerto donde la ley no existe. Donde los ciudadanos denuncian todos los días, robos, asesinatos, violaciones no pasa nada. Un pueblo donde la vida de una menor, como Alma es una anécdota más de la bajeza del ser humano. Por eso ese violador regresará y a lo suyo. Pero hay un Dios. El máximo procurador que tiene la última palabra. Y a ese Dios le pido que irradie una mirada en la camita de Alma que ya no quiere vivir.

Augurios

En los inicios del Congreso Seccional del SNTE que en unos minutos iniciará, diré que hay buenos augurios. Y estos brotan de la elección de los delegados que llevarán la batuta. Estos electos por la base en su mayoría reúnen el perfil acorde con las intenciones del dirigente nacional Juan Díaz de la Torre de darle un vuelco a la imagen de esa organización sindical. Y eso es bueno para todos. Y más para el sector de la educación. Ahora el SNTE ha desaperecido del escenario político. Ya no está en el Congreso. En los Cabildos no hay voces magisteriales. Ya no es el maestro el líder en las comunidades. Ahora crece solo se habla de lis líderes magisteriales y sus escándalos con sus actitudes de galanes trasnochados. Y eso no es un buen ejemplo para nadie. Por eso diremos que los delegados que hoy tienen en sus manos la oportunidad de escoger a los mejores.

Vidas Paralelas

 ¿ Ya los primeritos negocios del sexenio? Epa mano. Mano larga no. Todo se sabe. Y no hay mucha discreción en la comarca…Y aquí le dejamos por hoy. Nos reportamos mañana. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.


* * *


Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.